Martes 05.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
24 de mayo de 2022 | Tecnología

Internet y su impacto

¿Pueden funcionar las relaciones a distancia?

En nuestro mundo, cada vez más móvil y conectado, tenemos oportunidades de conocer y aprender de personas de todo el mundo. Y con estas oportunidades vienen más posibilidades de encontrar el amor, a veces a miles de kilómetros de casa.

Las relaciones a distancia solían ser una anomalía, y solían darse más tarde en una pareja establecida. Uno de los miembros tenía que trasladarse por estudios, trabajo o servicio militar, y la relación tenía que adaptarse a este cambio cayendo en múltiples infidelidades con prepagos en Quito por la falta de distancia.

Pero hoy en día también podemos enamorarnos a distancia. Con Internet, es más fácil que nunca establecer relaciones, románticas o de otro tipo, incluso antes de ver a la otra persona "en la vida real”.

¿Qué retos tienen las relaciones a distancia que no tienen las relaciones típicas? ¿Cómo pueden las personas que mantienen este tipo de relaciones asegurar el éxito de su relación? En este artículo analizaremos estas cuestiones.

Desafíos únicos

Aunque todas las relaciones románticas tienen desafíos, los estudios muestran que las relaciones a distancia tienen un conjunto de problemas potenciales que son particulares a la distancia geográfica entre los miembros. Los desafíos pueden incluir:

- Experimentar tensiones financieras relacionadas con los viajes

- Tener emociones más extremas relacionadas con la relación

- Mantener altas expectativas en torno a los encuentros cara a cara, dada la infrecuencia y la brevedad de los mismos

- Negociar los límites entre los amigos locales y la pareja a distancia

- Tener una visión poco realista del estado de la relación

La tensión económica es un factor obvio que toda persona que mantiene una relación a distancia ha experimentado. Tanto si se trata de los elevados costes de combustible que supone conducir cientos de kilómetros, como del tiempo y el compromiso económico que suponen los frecuentes viajes en avión, las parejas que mantienen una relación a distancia deben presupuestar los costes de los viajes del mismo modo que lo harían con otros gastos como la hipoteca, la comida y la ropa.

La negociación de los límites es un elemento más complicado de gestionar. Las personas en relaciones a distancia pueden desarrollar celos hacia los amigos locales de su pareja, a menudo quejándose de que pasan "demasiado tiempo" con ellos.

También existe el riesgo de que su pareja desarrolle una relación íntima o se enamore de otra persona mientras estás lejos. Según el sitio Simple Escorts, un grupo reducido de relaciones a distancia se mantienen gracias a la utilización de servicios sexuales con escorts en Argentina. Es por ello que es necesario establecer límites claros, ser honesto y comprender que las personas necesitan interacciones sociales cara a cara contribuirá en gran medida a desactivar estos posibles problemas.

También es muy fácil descartar o ignorar los crecientes problemas de la relación a causa de la distancia. Lo atribuimos al estrés, a la propia distancia, a que nos echamos de menos, en lugar de al comportamiento real de desvinculación. Es más difícil calibrar si nuestra pareja está realmente comprometida con la relación porque no vemos su comportamiento en el día a día.

Por último, las investigaciones han demostrado que los sentimientos de excitación, celos, amor e ira tienden a ser más extremos en las personas que viven en la distancia. Esto significa que existe la posibilidad de que se tomen decisiones impulsadas por las emociones, de que se produzcan peleas innecesarias y de que se produzcan decepciones punzantes, como ya se ha comentado.

Cómo asegurar el éxito

Las relaciones a distancia tienen retos y dificultades que no surgen en las relaciones geográficamente cercanas, pero eso no significa que no puedan funcionar.

¿De qué depende entonces? Las investigaciones que analizan si la actitud influye en la probabilidad de que una relación a distancia sobreviva muestran que los que tienen una perspectiva positiva obtienen una mayor puntuación en cuanto a la comunicación con su pareja, la satisfacción general y otras áreas que podrían predecir la probabilidad de que una relación sobreviva. Hacer que la pareja se sienta segura, protegida y comprometida es tan importante para las relaciones a distancia como para las relaciones que conviven cerca. 

En cuanto a la comunicación, el vídeo o el teléfono son mejores que los correos electrónicos y los mensajes de texto. Sin embargo, el contacto cara a cara es especialmente importante y marca una gran diferencia.

Por lo demás, se aplican las mismas reglas generales de las relaciones románticas: comunicarse abiertamente, dejar claras las expectativas y necesidades, buscar la intimidad y la confianza, y ser digno de confianza. Es importante cumplir tus promesas y mantener tus compromisos. Si planeas hablar por teléfono una vez al día, por ejemplo, considéralo una parte esencial del mantenimiento de tu relación. No es opcional ni "sólo cuando tengas tiempo". (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Relaciones a distancia

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!