Viernes 09.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de junio de 2022 | Nacionales

Encuesta

Tras sus dichos sobre la portación de armas y la venta de órganos, cae la imagen de Javier Milei

Se trata del relevamiento mensual que elabora la consultora Zuban Córdoba y Asociados, que muestra un deterioro en las consideraciones del diputado de Avanza Libertad por parte de la opinión pública. Las imágenes del resto de los dirigentes políticos y las preferencias electorales, entre los temas más destacados.

HORACIO DELGUY

por:
Adrián González

Sobre 2 mil casos recabados a nivel nacional mediante un cuestionario online realizado entre el 23 y 31 de mayo, la consultora relevó la aprobación de la gestión presidencial, que tuvo mayor consideración negativa que positiva: 68,5 sobre 31,1 por ciento. Este ítem se viene profundizando desde febrero del presente año cuando la brecha alcanzaba los 25,6 puntos entre los que desaprobaban al gobierno (63,0 por ciento) y los que lo aprobaban (37,4 por ciento).

En cuanto a las imágenes de los principales dirigentes políticos, Alberto Fernández tuvo mayor apreciación negativa que positiva: 71,1 sobre 27,7 por ciento. Inclusive la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner obtuvo mejores números: 64,7 por ciento negativa y 34,8 positiva. Además, en el universo oficialista fueron medidos, entre los más relevantes, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa (70,6 por ciento negativa y 26,7 positiva), el ex jefe de Bloque Máximo Kirchner (67,7 por ciento negativa y 27,2 positiva) y el ministro del Interior Wado de Pedro (50,8 por ciento negativa y 33,7 positiva).

Por el lado opositor, el ex presidente Mauricio Macri obtuvo un diferencial negativo mucho menor al de la mayoría de los integrantes del Frente de Todos, de 18,4 puntos (58,6 por ciento negativa y 40,2 positiva).  En tanto, hay varios referentes con un diferencial positivo, como son los casos del jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta (49,3 por ciento positiva y 47,4 negativa), la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich (53,9 por ciento positiva y 43,5 negativa) y el diputado nacional radical Facundo Manes (42,0 por ciento positiva y 39,4 negativa); en cambio, no sucede lo mismo con su correligionario Gerardo Morales, el gobernador de Jujuy (59,5 por ciento negativa y 23,3 positiva).

EL FENÓMENO MILEI

Por su parte, el diputado nacional de Avanza Libertad Javier Milei disminuyó sus adherentes, con una imagen “buena” del 41,2 por ciento y la “mala” del 51,4. De esta manera, lo analizó el consultor Gustavo Córdoba: “La negatividad sobre el dirigente liberal creció más de 10 puntos en los últimos 30 días, mientras su imagen positiva se redujo de 47 a 41 por ciento”. Y profundizó: “El derrotero discursivo en el que entró en las últimas semanas, importando al debate público argentino issues que tienen poca o nula pregnancia como la discusión sobre la portación de armas o la venta de órganos, probablemente expliquen su pobre performance de este mes”.

“En muchos de nuestros estudios anteriores veníamos advirtiendo que el fenómeno Milei se alimentaba esencialmente de una alquimia que incluía el malestar social generalizado con la política, las expectativas económicas frustradas y un componente no menor de ´voto identitario´, movilizado por posiciones anti-feministas. Hasta hace algunas semanas, lograba articular un discurso público que combinaba exitosamente esas tres fuentes”, contextualizó Córdoba. Aunque, había advertido: “Era una alquimia peligrosa, que podía llegar a desestabilizarse ante la más mínima variación (…) Nuestro último estudio nacional mostró que a Milei le llegó finalmente la hora de sumarse a la casta que tanto critica”.

Igualmente, no lo bajó del ring en su carrera presidencial: “Si logra moderar sus apariciones y volver a hablar sobre los temas que lo hicieron popular, entonces probablemente logre extender su sustentabilidad política”. En esta línea, se explayó: “Sin embargo, Milei no está solo en lo que tiene que ver con el aumento de la negatividad. La mayor parte de la dirigencia sufrió un deterioro en su imagen en este último mes (…) Mientras la política discute en los pasillos del poder, la ciudadanía de a pie mira esas discusiones desde las vidrieras de las redes y los medios, pensando en problemas mucho más llanos y cotidianos, como la inflación, la inseguridad o el retraso salarial”.

“Por eso, no sorprende que un 34 por ciento de la sociedad preferiría que el año que viene la Argentina sea gobernada por un partido o frente que no sea ni el Frente de Todos ni Juntos por el Cambio. El escenario de tercios existe independientemente de si el nuevo tercio es ocupado por alguien o no”, evaluó. Asimismo, realizó un llamado de atención para las dos principales coaliciones: “En nuestro estudio nacional del mes pasado, surgió el dato que un 58 por ciento cree que un próximo gobierno post 2023, debe imponer medidas de shock para estabilizar la economía. Solo un 33 por ciento se inclina por el gradualismo”.

ELECCIONES

Como ya mencionamos, el 34,3 por ciento prefiere que “gobierne un partido político o frente nuevo” tras las elecciones del 2023. Por detrás aparece Juntos por el Cambio (31,2) y “que siga gobernando el peronismo” (30,6); a su vez, un ínfimo 3,9 por ciento respondió que “no sabe”. E interrogados concretamente por el espacio político que votarán se impone Juntos por el Cambio (30,6), escoltado por el Frente de Todos (27,8) y los liberales/ libertarios (20,2); mientras que el 16,2 manifestó que “no sabe”, el 3,0 “otros” y el 1,6 se inclinó por el Frente de Izquierda. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Cristina Fernández de Kirchner, Máximo Kirchner, Alberto Fernández, Facundo Manes, Patricia Bullrich, Wado De Pedro, Mauricio Macri, Sergio Massa

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!