Viernes 24.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de junio de 2022 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Brian Trenchard-Smith, el ídolo de Tarantino y quien salvó la carrera de Nicole Kidman

El director australiano de 76 años tuvo una carrera de perfil bastante bajo pero que marcó el destino de grandes estrellas de Hollywood. En diálogo con REALPOLITIK contó cómo fue su relación con estos íconos del cine.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Aunque nunca compartieron un rodaje, hay algo que une las carreras de Nicole Kidman y Quentin Tarantino. Dos de las estrellas más importantes de Hollywood tienen sus vidas atravesadas por las de un realizador australiano de perfil bajo, que los marcó a lo largo de sus trayectorias y sin el cual no serían lo mismo. Hablamos de Bryan Trenchard-Smith, el realizador detrás de un gran film de culto titulado Los Bicivoladores, que se lanzó a comienzos de la década del 80.

Es, justamente, esta producción de la que hay que comenzar hablando ya que, gracias a esta película protagonizada por jóvenes adolescentes de gran talento con sus bicicletas, comenzó la carrera de Nicole Kidman. En este film de 1983, la actriz australiana ganadora del Oscar por The Hours interpretó a Judy, una de las tres protagonistas de la película en la que los adolescentes de una ciudad australiana derrumbaban a la mafia del lugar. Fue la historia gracias a la que Kidman saltó a la fama y sin la que no podría haber tenido la carrera que luego tuvo.

Pero antes de esta película, Trenchard-Smith realizó otras producciones (todavía más de culto que Los Bicivoladores), que entre sus fanáticos tuvieron nada más y nada menos que a Quentin Tarantino. El director de Pulp Fiction llegó incluso a decir que este realizador era uno de sus ídolos. En una entrevista con realpolitik, Bryan Trenchard-Smith contó cómo fue su vínculo con ambas figuras de la industria del cine.

RP.- ¿Cómo conoció a Quentin Tarantino?

Estaba promocionando Kill Bill Volumen 1 y dio una entrevista, en donde una de las preguntas fue "¿quién era su director favorito?" y me nombró a mí. La primera vez que lo vi, me lo presentaron en una fiesta. Le dije: "No me conocés, soy Brian Trenchard-Smith", y me dijo: "Sí te conozco, hiciste Turkey Shoot. Eso fue increíble. ¿Qué hay de la escena en la que matan a golpes a la mujer en la prisión... O sea, ¡wow! Eso fue increíble, ¿en qué estabas pensando? ¡Fue genial!". De hecho, de eso se trata, así que conversamos un rato.

RP.- ¿Sigue en contacto con él?

Me ha invitado a proyecciones de sus películas desde ese momento, como Bastardos sin gloria, que analicé en Trailers from Hell. Fue una de las 55 exposiciones sobre cine que hice en el sitio de Joe Dante. Hice otra sobre Django sin cadenas. He elogiado el trabajo de Quentin y él fue lo suficientemente amable como para elogiar el mío.

RP.- ¿Cómo fue la contratación de Nicole Kidman para Los Bicivoladores?

Hicimos muchas audiciones y ella me pareció totalmente fantástica y magnética. Mis productores pensaron: "Bueno, es más alta que los dos protagonistas que ya contratamos, no podés tener a una chica más alta que los chicos, eso nunca se hizo". Sin dudas, Nicole era unos centímetros más alta, así que les dije: "Pero mírenla. Esa belleza impactante de pelo rojo, piernas largas. Brilla una confianza natural de su cara". Me salí con la mía y fue muy claro desde el comienzo que la cámara la amaba.

RP.- ¿Cambió algo del libreto después de contratarla?

Me pareció que el guion tenía al personaje de Nicole Kidman como la chica secundaria, detrás de los dos chicos. Y decidí: "Bueno, pero dejame ponerla al frente y los dos chicos pueden entrar detrás de ella en la toma de los tres". A fin de cuentas, a quién te gustaría ver más en un primer plano. Así que le di más cosas para hacer.

RP.- ¿Qué fue lo que vio en Nicole Kidman?

Al final de la película... Fue la segunda que rodó, las dos se estrenaron al mismo tiempo, en la Navidad de 1983. Al final del rodaje, pude conocer a sus padres y me dijeron: "Este tema de la actuación... Tiene 15 y va a cumplir 16 a fin de año. Le está ocupando mucho tiempo, nos preocupa si debería pensar en qué carrera debería tener. ¿Crees que tiene futuro en la actuación?". Normalmente, virtualmente el 99 por ciento de las veces que un padre me pregunta, los desaliento. Porque la actuación es una profesión podrida. Muchos quieren hacerla pero muy pocos viven de esto. Es una trampa que absorbe tu capacidad de producir dinero en tus 20 y tus 30. Por lo general, desaliento a los padres. Señalo los costados oscuros de la profesión. Pero en el caso de Nicole, dije: "Creo que ella tiene futuro. Creo que tiene mucho talento, mucha energía y determinación. Creo que debe seguir haciéndolo. Y les doy una predicción: Creo que algún día va a ser una estrella". 

La respuesta de todos hacia la actuación de Nicole fue fantástica. La llevé a cenar con un periodista muy importante de la industria, Matt White, mi predicción era que iba a actuar en cada década de su vida y que iba a ser la versión australiana de Katharine Hepburn. Tiene la habilidad para encontrar la verdad de la escena y reflejarla con honestidad en su actuación y sus expresiones faciales. No todos tienen ese talento. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!