Domingo 07.08.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de junio de 2022 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.FM

Proponen crear una ley anti fake news para combatirlas: “Se usa la mentira como instrumento político”

El comunicador especialista en infodemia y fake news, Mauro Brissio, dialogó con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm) sobre la iniciativa para regular y sancionar a medios que difundan noticias falsas de forma premeditada. “Generan un daño a la sociedad y atentan contra la democracia”, aseveró.

HORACIO DELGUY

por:
Alejandro Costanzo

El magíster en comunicación y especialista en fake news, Mauro Brissio, lanzó una petición en el sitio Change.org para juntar 35 mil firmas en la búsqueda de una ley anti fake news. Por ende, su solicitud va dirigida al Congreso de la Nación y al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), a quienes les pide que analicen la veracidad de la información difundida mediante normativa previa. En diálogo con REALPOLITIK.FM, el impulsor de la iniciativa contó: “El primer eje del proyecto está orientado a crear un sistema de multas, incluso hasta la quita paulatina de la pauta oficial para aquellos medios que se compruebe que están utilizando la mentira como instrumento político”.

“El segundo eje, y el más importante, está orientado en la búsqueda de una ciudadanía activa porque necesitamos que se los capaciten, que se le dé las herramientas para poder detectar, combatir y denunciar las fake news”, agregó. En esta línea, continuó: “Nosotros conocemos estas categorías, pero hay sectores que las desconocen. Hace poco, según un estudio de la UNESCO, se difundió que solo dos de cada diez jóvenes saben de la existencia de fake news”. 

Entre los tips para reconocer la veracidad o no de las noticias, recomendó: “Ir a la fuente oficial; hacer el esfuerzo por leer el titular y el contenido; además hay que desconfiar de las que te llegan al whatsapp y, por lo tanto, no hay que compartirlas; también es fácil sacar declaraciones de contexto y por eso hay que saberlo”.

En cuanto a las operaciones políticas, analizó: “Te das cuenta cuando actúan en paralelo una comunidad organizada de operadores simultáneamente. Una fake news no aparece por arte de magia, está pensada para generar ese daño, con un objetivo, financiada, y necesita de todo un funcionamiento entre periodistas, conductores, editores, productores, trolls, bots, influencers”.

Sobre este último punto, Brissio se refirió a las dificultades para contrarrestarlo: “El tema no es un problema técnico en torno a cómo identificarlo, sino que es una cuestión jurídica y legal acerca de cuáles pueden ser las regulaciones que pueden hacerse sin que atente contra la libertad de prensa. Acá se entra a un callejón sin salida porque se usa la mentira para generar daño y atentar contra la democracia”. “Cada vez que se avanza en esto, la respuesta de los legisladores es siempre lo mismo: que esto vulnera el derecho a la libertad de pensamiento y expresión que tienen las personas”, profundizó sobre el rol parlamentario. 

No obstante, el especialista aseguró que el terreno de las fake news ya no es tan oculto como tiempo atrás: “Con la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania estas noticias dejaron de ser una teoría y pasaron a la práctica. De hecho, muchos estudios comprobaron que el 95 por ciento de la información que se consumía en las redes sociales sobre el conflicto bélico era falsa”. Y amplió: “La sociedad está más interiorizada con estas categorías, pero no existen normas que sancionen la utilización de la mentira. Segundo, si bien el derecho a la libertad de expresión en su dimensión individual está reconocida en el pacto de San José de Costa Rica, también está el derecho social de recibir información verdadera”. 

“Lo que estoy planteando es que se nos está vulnerando el derecho a la comunicación”, añadió. Asimismo, consultado por la aplicación de la reglamentación, respondió: “Primero hay que separar las opiniones de los discursos de odio porque representa un límite fino que hay que identificarlo; las opiniones misóginas, homofóbicas, discriminatorias y racistas no pueden ser respetadas y más aún con las consecuencias que tienen”.

En tanto, prosiguió: “Hablar en un medio de comunicación de recomendaciones de tratamientos que no fueron aprobados por la ANMAT para paliar el COVID y decir que la vacuna es un veneno, no es garantizar la libertad de expresión sino atentar contra la salud del pueblo”. “La discusión que tenemos que darnos como ciudadanía es quedarnos de brazos cruzados o comenzamos a debatir qué dispositivos puede poner en funcionamiento el estado nacional”, indicó.

Finalmente, hizo mención de estos instrumentos: “Yo tengo mi idea personal con la creación de un consejo, invitando a todas las fuerzas del Congreso, los observatorios, las universidades y los amplios sectores de la sociedad civil. Tienen que debatir cómo y qué temas deben regularse, porque si no lo hacen va a terminar naturalizándose la mentira”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

(*) Escuchá RADIO REALPOLITIK FM en www.realpolitik.fm


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

UNESCO, Fake news, Mauro Brissio

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!