Domingo 07.08.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de julio de 2022 | Nacionales

Caos total

El país paralizado: Laboratorios, droguerías, corralones y comercios suspenden entregas

El caos se apoderó de la plaza en las primeras horas del lunes. La falta de precios de referencia se volcó a los productos y los supermercados limitaron las ventas. Las farmacias anticiparon el desabastecimiento de medicamentos y los proveedores brillaron por su ausencia.

Desde las últimas horas del día de ayer, comercios de numerosos rubros comenzaron a recibir notificaciones de sus proveedores suspendiendo las entregas de productos por falta de precios disponibles. El sector se divide entre los que efectúan subas preventivas y los que cerraron las persianas.

En la ciudad de La Plata, a modo de ejemplo, numerosas farmacias del casco céntrico les comunicaban a sus clientes que, de no cambiar la situación, en pocos días entrarían en desabastecimiento. De acuerdo a los farmacéuticos, los laboratorios y las droguerías anunciaron la suspensión de entregas de medicamentos hasta nuevo aviso. Del mismo modo, se suspendieron preventivamente las promociones que se habían ofrecido por diversos productos.

La preocupación va en aumento, de la mano de la incógnita que atraviesa a los mercados financieros y de una corrida cambiaria que provocó un salto del dólar de los 231 pesos del viernes a los más de 277 del lunes por la mañana.

En este escenario, los comerciantes se agarran de dónde pueden. Numerosos clientes denunciaron que los supermercados de la provincia de Buenos Aires ya están limitando las compras a tres unidades por producto, una medida que suele tomarse en situaciones de desabastecimiento severo.

La mayoría de los corralones del país comenzaron a suspender la entrega de material. Algunos, incluso, ni siquiera abrieron sus puertas en la mañana del lunes. “No tenemos precios. A los que son clientes de confianza les entregamos materiales de absoluta necesidad, con el compromiso de cobrárselos cuando sepamos cuánto valen”, aseguran los propietarios.

Mientras los bancos colgaban de sus sitios webs carteles asegurando que se encontraban colapsados por la “gran cantidad de consultas” y rogaban por algo más de paciencia, los comerciantes y almaceneros de barrio confesaban que “lo mejor que puede pasar, es que vendamos poco, porque seguramente lo que no vendamos hoy mañana va a valer al menos un treinta por ciento más”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!