Domingo 07.08.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de julio de 2022 | Opinión

Programa de gobierno

Propuesta para una economía exitosa

Para tener una economía exitosa, a mi entender, habría que resolver antes siete temas importantes. Es decir, habría que fijar reglas de juego respetables y respetadas.

HORACIO DELGUY

por:
José Luis Kelly

Pues bien, llegamos al séptimo punto que es la economía, pero antes presentamos propuestas concretas sobre justicia independiente, restructuración del estado, eliminar los gastos políticos, modificar la educación, modificar el régimen laboral y por último cómo tener seguridad. Ahora entraremos a hablar sólo de aspectos económicos, dando por realizados los anteriores puntos, siempre hablo de que debe ser todo en forma simultánea sí o sí.

Para ver las propuestas anteriores que son la base de una economía exitosa pueden ingresar a www.joseluiskelly.ar.

Propuestas para economía:

1.- Adoptar una moneda de cambio en Argentina que sea estable en los últimos veinte años, con el objeto de lograr una estabilidad que nos permita crecer y desarrollarnos, y evitar la patria financiera que nos carcome nuestros ahorros desde hace más de setenta años.

2.- Honrar las deudas, aunque las mismas fueron contraídas por políticos delincuentes que de cientos de manera se robaron lo prestado. Asimismo, reclamar con los antecedentes internacionales deudas que entiendo que el mundo tiene con la Argentina.

3.- Reclamar ante Cuba y los organismos internacionales que Cuba nos devuelva los 4.500 millones de dólares que a la fecha nos debe, en virtud de un crédito que le otorgó el presidente Ricardo Alfonsín.

4.- Reclamar a la Unión Europea, en virtud de la jurisprudencia de lo reclamado por la Unión Europea a Inglaterra por el Brexit, casi diez veces lo que nosotros debemos de deuda externa, y que esa solicitud sea de reclamo permanente y en todos los foros internacionales, de igual modo que el reclamo sobre las islas Malvinas. 

El país argentino no habla ni reclama por sí solo, sino a través de sus habitantes y como tal tomo la humilde acción de opinar y poner en conocimiento de mis compatriotas argentinos lo siguiente:

Inmigrantes europeos: más de 6 millones.

Años de adopción, con gastos totales: 80 años.

Si calculamos 500 dólares por mes por gastos de adopción, y no pongo más porque como somos sudacas al decir de los europeos, con poco nos arreglamos, podemos decir que:

80 años x 12 meses: 960 meses de adopción por inmigrante.

960 meses x 500 dólares: 480.000 dólares por inmigrante. 480.000 dólares x 6.000.000 de inmigrantes: aproximadamente 2,8 billones de dólares, y para que se entienda el tenor del costo de adopción, nos deben más de diez veces la deuda externa argentina.

Y ojo que todavía me falta calcular los intereses…

Y todo eso en concepto de abandono de persona por la Unión Europea, por uso indiscriminado que hicieron esos 6 millones de inmigrantes del suelo argentino, de los ríos argentinos, del aire argentino y en gran parte por haber contaminado con su gen destructivo a nuestros habitantes. Así estamos.

Creo que el Brexit nos abrió la puerta moral de hacer el presente reclamo, seguramente técnicos, científicos, intelectuales podrán mejorar los conceptos vertidos tanto en forma cualitativa como cuantitativa, sólo me inspira generar el reclamo (el reclamo completo a la Unión Europea puede leerse en www.joseluiskelly.ar, 07 – Economía P.4).

5.- Cuando una provincia o un municipio recibe plata de la nación para una obra, sólo queda en la zona aproximadamente el 25 por ciento del monto enviado. Se debe revertir totalmente esta situación.

Para que se entienda: cuando la nación destina 1 millón de pesos para una obra, como mínimo tiene 30 por ciento de sobreprecios (comenzó con el 10 por ciento y hay obras que se llevaron más del 70 por ciento o más de sobreprecios,) o sea ya tenemos 700 mil, si a ese valor le sacamos IVA e impuestos tenemos otro 25 por ciento, o sea 250 mil, por lo que nos queda útil 450 mil pesos.

Pero si consideramos que el 50 por ciento de la obra es material y el 50 por ciento mano de obra, tanto los materiales como la mano de obra tienen incluidos impuestos que rondan el 50 por ciento, o sea perdemos otros 250 mil pesos, resultando al final que sólo nos queda en la provincia 250 mil pesos del millón que con bombos y platillos entregó la nación y sin chistar aprobaron las provincias.

6.- Descentralización federal de las industrias generando y apoyando creación de parques industriales con facilidades y prioridad en apoyo energético y de servicios esenciales. Darle prioridad a las provincias que no pueden vivir de lo que producen.

7.- Descontar impositivamente toda acción empresarial destinada a capacitar a sus empleados actuales y a tomar.

Está a la vista la tremenda falta de conocimientos que hay hoy día con el objeto de que empleados califiquen a puestos laborales. Pues bien, incentivar a los empresarios para que ellos puedan capacitar a los mejores que encuentren en cada actividad y por espacio de seis meses lograr su inserción en el mercado laboral.

8.- Se deben generar condiciones de estabilidad fiscal e impositivas con el fin de que inversores locales y por ende internacionales tengan reglas claras y duraderas en el tiempo.

9.- Ayudar a las empresas que exportan bajando todo tipo de regulación burocrática, con ayuda comprobable de las embajadas, castigar severamente a las empresas argentinas que no cumplan con los plazos de entrega y de calidad de los productos que exportan. Debemos hacer de Argentina una marca creíble y seria, no como hoy que somos una vergüenza mundial en calidad y plazos.

10.- Poner los entes estatales que nuclean a científicos al servicio de la producción, para que las empresas sean eficientes, rentables y tengan mano de obra de excelencia. En todo momento se debe mirar el mercado local, pero de igual modo ayudar a la exportación de nuestras materias primas elaboradas.

11.- Disponer grupos de científicos, en acuerdo con ellos, a los efectos de estudiar inventos industriales, que puedan exportar nuestras empresas y ellos recibir un porcentaje de las ventas.

12.- Se debe garantizar que tanto a nivel nacional, provincial y municipal las habilitaciones de comercio o industria sean prácticamente gratis, debiendo el estado facilitar todas sus estructuras para agilizar el trámite, que en condiciones normales no debería durar más de sesenta días.

13.- Disponer que el estado a través de sus laboratorios y facultades fabrique el 5 por ciento de los medicamentos que figuran en el vademécum, en virtud que con ese 5 por ciento abarcaríamos todas las enfermedades simples y de uso masivo. El costo del medicamento a través de las estructuras ya existentes no debe superar el 10 al 15 por ciento del costo de los medicamentos a nivel comercial. Se deberán vender en hospitales y farmacias y estar disponible para toda la clase trabajadora y jubilada del país.

14.- Instalar en cada municipio un mercado regional para abastecer los alimentos básicos con precios de referencia a nivel nacional y con apoyo estatal y particular, siendo el municipio el encargado de generar un transporte publico accesible al mercado de toda la comunidad y de la clase pasiva.

15.- Los presupuestos nacionales, provinciales y municipales, deben ser realizados con datos reales, verificables y de dónde salen los dineros para su cumplimiento. No se debe aprobar ningún presupuesto subjetivo, que no tenga realidad y castigar o expulsar a quienes lo realizan. Está claro que a través del año puede haber cambios en más o menos, pero se deben corregir con sentido real, muy objetivo, pues en los presupuestos está en juego la vida de muchos argentinos.

16.- Restructuración total de la aduana, miles de vicios observamos a diario que perjudican la producción, bajando costos tanto en exportación como en importación, simplificar los trámites burocráticos actuales donde una pequeña empresa usa más tiempo en llenar formularios que en realizar la producción de sus productos. El sistema debe ser tan sencillo que cualquier pyme por pequeña que sea este al alcance de entender los mecanismos aduaneros.

17.- Transformación total de las embajadas y consulados. Aprovechar esas estructuras cuya función más importante debe ser vender productos argentinos y como tal calificarlas. Los trámites online han simplificado en grado sumo las tareas consulares, y centrar en Buenos Aires un centro de monitoreo internacional para consultas consulares.

18.- Coordinación sí o sí, con todos los actores agrícolas, ganaderos, etcétera, productores, establecimiento fabril, supermercados, etcétera, y entre todos priorizando las exportaciones, asegurar el consumo interno de acuerdo con los ingresos de los ciudadanos. Nunca una decisión estatal unipersonal, la responsabilidad es de todos.

19.- Eliminar totalmente las retenciones agrícolas, al mismo tiempo aumentar las ganancias en función de la rentabilidad obtenida, diferenciando sustancialmente entre el que se lleva ganancia al exterior y al que deja la plata en inversión en Argentina. Coordinar con los distintos actores para que cada dos años el 10 por ciento de la producción agrícola sea convertida en manufactura con valor agregado, lo que nos llevará en diez años que el 50 por ciento de los granos sean vendidos al mundo con valor agregado.

20.- Se deben eliminar los pagos por derechos de exportación. Hay países que al contrario premian las exportaciones. Es muy difícil, diría imposible, competir a nivel internacional.

21.- Realizar un plan hídrico nacional, donde intervenga el estado nacional y todas las provincias con el objeto de recuperar tierras improductivas y atenuar efectos de sequía. A tal efecto se debe recuperar el agua dulce que hoy termina en los océanos a través de embalses y sistema de tuberías y bombeo. Debe ser un plan integral y progresivo en función de la rentabilidad a obtener.

22.- En el término de un año, se deberá analizar provincia por provincia, qué impuestos se aplican y qué destino le dan a los mismos. Se deben eliminar todos los impuestos distorsivos que gravan la producción en función de una elite política que ante el primer problema castiga la producción en lugar de mejorar la eficiencia operativa.

23.- Se deberán analizar impuesto por impuesto, su formación, su destino, etcétera, con el objeto de reducir en un 70 por ciento los 163 impuestos que hoy tenemos, e ir a un sistema tributario de no más de cincuenta impuestos. Ideado con el objeto de simplificar la vida de los ciudadanos, de las pymes, generadora del 95 por ciento de los empleos, y de todas las empresas.

24.- Sólo con sentido común, y eliminando todo gasto superfluo e innecesario, entre la reducción de ministerios, la legislatura nacional, las legislaturas provinciales, los subsidios a empresas estatizadas, declarar honoríficos los consejos deliberantes municipales, eliminar las jubilaciones de privilegio y sin justificación de la clase política, llevar al país a cero corrupción, entendemos que ahorraríamos por año aproximadamente 22.000 millones de dólares, lo que además de bajar la inflación por bajar el gasto fiscal, seríamos prestadores al FMI y no como hoy que somos deudores sin mira de pagar por los años venideros.

“Generaron pobreza, que cobren pobreza”.

Más propuestas concretas en www.joseluiskelly.ar.

 

(*) El ingeniero José Luis Kelly es precandidato a presidente de la Nación.


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

José Luis kelly

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!