Jueves 11.08.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de julio de 2022 | Internacionales

Muy lejos del primer puesto

Alberto Fernández es el segundo presidente con menos aprobación de América Latina

A poco más de dos años del 80 por ciento de imagen positiva obtenida durante la pandemia, el primer mandatario acumula una serie de errores no forzados y muestra una alarmante debilidad que pone en duda su gobernabilidad. El plan A23, definitivamente descartado en Casa Rosada.

Desde aquel 80 por ciento de aprobación que supo ostentar el presidente Alberto Fernández durante las primeras semanas de la cuarentena hasta la preocupante realidad que lo rodea hoy, sólo pasaron algo más de dos años. Sin embargo, las estadísticas muestran que su caída ha sido estrepitosa.

Semanas atrás, se supo que la Casa Rosada abandonaba finalmente el proyecto A23, que consistía en la reelección del actual mandatario. Ajeno al apoyo del pueblo y tropezando con un error detrás del otro, a Alberto Fernández lo dejaron solo. El llamado albertismo, que supo tener a la mitad más uno del gabinete presidencial, se redujo a un puñado de funcionarios de poca monta que apenas sí puede contarse con los dedos de una mano.

En este escenario, el sitio oficial de Dato World, una agencia dedicada al seguimiento electoral a través del mundo y la cobertura de eventos electorales, publicó recientemente un índice de aprobación de los presidentes de América Latina. Entre los primeros tres puestos aparecen Nayib Bukele (El Salvador), Luis Abinader (República Dominicana) y Xiomara Castro (Honduras).

Tomado durante el mes de julio, el presidente Alberto Fernández quedó posicionado anteúltimo, sólo delante del mandatario peruano Pedro Castillo. Actualmente, Fernández tiene una escasa aprobación del 19 por ciento, lo que lo ubica entre los menos agraciados de toda la región.

Lejos de la popularidad que ostentan, por ejemplo, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, con el 48 por ciento, o incluso mandatarios que no se encuentran transitando su mejor momento, como el propio Jair Bolsonaro, que a pesar de su escasa aprobación continúa por encima del 38 por ciento, Alberto Fernández pareciera destinado a un fin de ciclo inevitable.

A base de errores no forzados, como el escándalo de las vacunas VIP o el OlivosGate, Alberto Fernández dejó hace rato de soñar con la posibilidad de una reelección y ahora, su objetivo de máxima pareciera ser uno mucho más humilde: llegar al fin de su mandato. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!