Domingo 07.08.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de agosto de 2022 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

The Americans, una serie que comenzó su rodaje en la zona más peligrosa de Nueva York

Alan Caso, director de fotografía de la serie creada por el guionista Joe Weisberg que se centró en dos agentes de la KGB que se infiltraron en los Estados Unidos.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Quienes tengan acceso a Star+ tienen la posibilidad de acceder a uno de los mejores dramas políticos que se vio en la televisión reciente. En 2013, el guionista Joe Weisberg presentó una particular idea que no tardó en tomar forma y convencer a los ejecutivos de FX que estaban ante un gran proyecto. ¿Cómo habría sido la vida de dos agentes de la KGB que pudieron infiltrarse entre los norteamericanos durante casi seis años, cumpliendo misiones para la Unión Soviética?

Keri Russell y Matthew Rhys se pusieron en la piel de los Jennings, Philip y Elizabeth, un matrimonio conformado por conveniencia en las oficinas de espionaje soviéticas que fueron enviados a los Estados Unidos para realizar diferentes misiones. Fueron seis temporadas y más de 70 capítulos que abarcaron un período de tiempo que se extendió desde comienzos de 1981 hasta finales de 1987. Durante un tiempo, el show estuvo disponible en Netflix, pero con la aparición de Star+ se trasladó a la plataforma de la que dependen los contenidos de FX.

Uno de los responsables de darle forma a la serie fue le director de fotografía Alan Caso, que tenía experiencia en ficciones aclamadas como Six Feet Under, donde también tuvo su único crédito como director. En diálogo con REALPOLITIK, el realizador contó cómo fue ser parte de esta producción a la que le marcó el tono con su trabajo en el piloto.

RP.- ¿Cómo fue ser parte de The Americans?

Fue una de las más... Fue la preparación más larga que hice alguna vez para un piloto. Gavin O'Connor fue el director, un tipo muy talentoso, gran escritor. Hizo muchas películas y fue un sueño trabajar con él. Rodamos en Nueva York y terminé preparando eso por seis semanas. Me llevaron a Nueva York y me tuvieron allí por seis semanas. Fue genial. Luego rodamos por creo que cuatro semanas y media, tal vez cinco. De hecho, me fui los últimos dos días porque teníamos que continuar y yo tenía programado un viaje con mi familia a Europa.

RP.- ¿De qué forma se pensó la estética de la serie?

La estética de la serie fue muy algo que hicimos con mucha atención al detalle... Gavin trabaja mucho con los detalles. Literalmente, fuimos muchas veces a todas las locaciones para debatir exactamente qué íbamos a hacer. Hablamos de cosas y cómo las íbamos a rodar. De nuevo, llevé la estética de mis lentes amplias a las series. Es lo que soy, es lo que amo. Mi idioma. Creo que la razón por la que me contrataron es porque a Gavin le encantó Six Feet Under así que por eso me contrataron. Y eso fue todo.

RP.- ¿Qué recuerda en particular de ese rodaje?

Lo interesante es que mi hijo acababa de terminar su primer año en la universidad y le conseguí un trabajo como asistente de producción en la serie. Estudiaba en Maryland, así que conduje hasta ahí en un fin de semana largo, mientras estaba en Nueva York todavía preparando. No iba a trabajar como asistente de cámaras sino en la producción, no quería hacer cosas vinculadas a las cámaras.

RP.- ¿Cómo le fue a su hijo?

El primer día de trabajo fue una noche... Trabajamos de noche los primeros cuatro días y medio en Bronx, justo junto al estadio de los Yankees. Rodamos en una esquina donde hay edificios de departamentos, bastante feo. Comenzamos a las 7 de la noche, rodando en un callejón, corriendo y cosas así. Mucha gente se acercó a mirar. Como mi hijo trabajaba de asistente, lo ubicaron en una esquina para controlar a la gente. En la primera media hora separó tres peleas, llegó la policía a ayudarlo. Fue un lugar extraño. Eran las dos de la mañana y la gente seguía mirándonos. Nos enteramos, después de finalmente terminar el rodaje de noche... Mi hijo, pobre, estuvo resguardado toda su vida porque lo criamos en Beverly Hills y aquí está en el medio de Nueva York. Es una ciudad dura. Tuvo que lidiar con toda esta gente. Hizo un trabajo tan bueno que el asistente del director realmente lo felicitó. Nos enteramos más tarde que esa esquina es la peor es esquina de todo el país en la que se venden drogas. Nos dijeron los policías al final de la noche. Estuvieron todo el tiempo arrestando gente por drogas en el detrás de escena. Fue una noche salvaje. Así empezó The Americans.

RP.- ¿Por qué no volvió a trabajar en la serie?

No volvieron a llamarme. Creo que querían camarógrafos radicados en Nueva York por cuestiones de presupuesto. Lo hizo la empresa de Steven Spielberg, había hecho tres películas con su productora. Entonces, cuando Gavin manifestó su interés en trabajar conmigo, los productores le dijeron que sí. Así fue como me sumé. Pero una vez que comenzaron a rodar no iban a pasar tanto tiempo de rodaje. Pasaron de 18 días para rodar el piloto a 8 días de rodaje en la serie. Es muy raro que un director de fotografía que filmó un piloto vuelva a ser llamado para el resto de la serie. Aunque eso pasó con Six Feet Under. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Federico Carestía, Alan Caso

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!