Sábado 10.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de agosto de 2022 | Opinión

Propuestas

La salud está en terapia intensiva

Argentina fue pionera en salud pública. Con el tiempo fueron apareciendo hospitales privados, clínicas privadas e instituciones sindicales. Todos de alguna manera fueron diezmando a la salud pública, ya sea fomentando el descreimiento de la atención, sacándole recursos económicos y de personal, o por publicidad en otros casos.

HORACIO DELGUY

por:
José Luis Kelly

Asimismo, en los últimos cuarenta años Argentina fue recibiendo inmigrantes de América u otros países que fueron complicando la salud pública en general. Hoy a mi entender se debe realizar un ordenamiento estructural en virtud de los nuevos actores, pues como está hoy el sistema colapsa en cualquier momento y lo peor es que ya colapsó en muchos lugares del país. Los recursos económicos que provee el estado tanto para salud pública o para entes sindicales u otros que dependen del estado deberían ser ordenados en un mismo sentido, con el objeto de que la salud pública retome el camino que tenía hace años.

Propuesta para salud:

1.- Se debe realizar un gran ordenamiento zonal y regional con el objeto de optimizar los recursos de salud.

Cuando los aportes económicos los realiza el estado, los mismos deben estar direccionados para que se usen de la forma más efectiva con el objetivo de tener una salud pública de primera. No puede ser que el estado aporta dinero a instituciones y estas luego compiten con el estado.

2.- Se debe jerarquizar la función de los médicos, enfermeras, personal de servicio, de mantenimiento, etcétera con el objeto de que la atención médica hospitalaria sea de primer nivel.

3.- Todo funcionario tanto a nivel nacional, provincial o municipal cuando lo necesite debe usar los servicios hospitalarios estatales, sin privilegio alguno, aunque tenga obra social privada, con el objeto de que entienda y observe las deficiencias en la gestión.

4.- Al igual que en la educación, el sistema de salud se debe preservar de las distintas políticas y de los gremios, se debe priorizar la eficiencia, la excelencia y la buena atención hacia la comunidad.

5.- Se debe cobrar un arancel a los inmigrantes equivalente a los que nos cobra cada país cuando vamos a su lugar.

A diario nos enteramos y lo viví en carne propia, los costos que tienen hospitales públicos, por ejemplo, Bolivia entre otros, respecto de ciudadanos argentinos. Al parecer a las autoridades políticas poco les importan los problemas que padecen ciudadanos argentinos en otros países, pues no he visto ningún reclamo serio y formal. Por lo que propongo nos pongamos en igualdad de condiciones como nos tratan ellos a nosotros. Debemos ser solidarios y siempre lo fuimos, ahora, solidarios es una cosa, tontos es otra.

6.- Se le debe exigir a cada país con más de 300 mil inmigrantes que construya o nos dé el dinero para construir un hospital cada 100 mil habitantes en compensación por la atención gratuita de sus ciudadanos. Ello debe abarcar desde los últimos inmigrantes americanos hasta los inmigrantes europeos que vinieron escapados de la guerra.

7.- Se debe hacer un plan integral para reparar la totalidad de los hospitales públicos con ciudadanos que reciben planes sociales por desocupación.

Es vergonzoso el estado precario de muchos hospitales públicos y municipales, en un país donde no hay trabajo, por ende, hay mano de obra. No es un problema económico, es un problema de dirigentes políticos que poco les importa la salud de la gente, si total ellos, diría todos, se atienden en obras sociales privadas. Hablan del pueblo, pero les da asco atenderse en hospitales públicos.

8.- Se deben unificar las obras sociales sindicales con los hospitales públicos con el objeto de mejorar la atención de salud de la comunidad y además con sentido social, lograr una igualdad entre todos los trabajadores del país.

9.- Entre los ministerios de Salud nacional, el CONICET, universidades y demás entes científicos, deberán crear un menú muy económico rico en nutrientes, vitaminas, proteínas, etcétera, al alcance de toda la comunidad que lo requiera. Asimismo, este menú deberíamos exportarlo a los países que lo soliciten y así solventar los costos de estudio y producción. Somos los reyes de los alimentos en el mundo y como tal en menos de un año debemos revolucionar el sistema alimentario.

Este menú económico al que me refiero puede tener muchas presentaciones, pero entre otras que estudié cómo se pueden hacer tabletas recubiertas con chocolate u otra cobertura que sea apta y rica con el objeto de que los niños, adolescentes y mayores puedan incorporarla diariamente y con ello tener lo necesario para su salud.

10.- Bajar al 50 por ciento en dos años como mínimo, todos los índices que indican que hay 6 millones menores de 18 años que son muertos civiles pues están excluidos de la educación, la salud y no son apto para trabajos dignos, serios y formales.

En nuestro país, reyes de los alimentos, tenemos:

14 millones de chicos y adolescentes menores de 18 años.

4,2 millones viven en situación de pobreza en los centros urbanos.

1,8 millones viven en situación de indigencia en los centros urbanos.

10 por ciento recién nacidos con bajo peso.

12 por ciento con baja talla moderada y grave en menores de cinco años.

Por lo expuesto debemos formar un INDEC especial a nivel nacional y provincial referido a la pobreza e indigencia, real y creíble que castigue seriamente la mentira de datos. Se debe bajar al 50 por ciento como mínimo los índices actuales.

11.- Sin alimentación se detiene el crecimiento cerebral. Se deberá garantizar que en dos años todo argentino menor de doce años reciba alimentación que lo convierta en un joven civil útil para la educación y lograr un trabajo digno.

12.- Poner en la dirección del hospital a personal médico reconocido con trayectoria en la casa, elegidos por los propios pares. Basta de paracaidistas políticos que se pasan un año sin conocer bien las instalaciones, menos los problemas estructurales y de equipamiento que posee el hospital.

13.- La fabricación por el estado del 5 por ciento de los medicamentos expuestos en el vademécum, expresados en el punto de economía, ayudaría en grado sumo a los niños, a la clase trabajadora y a los jubilados entre otros.

14.- Hay más de veinte laboratorios estatales que pueden brindar un medicamento de primer nivel. Debemos acondicionar los mismos, darle jerarquía, no se necesita mucho pues lo más importante que es el capital humano lo tenemos, podemos entre otros producir, vacunas, antirrábicas, antiparasitarios, antibióticos, corticoides, antisépticos, analgésicos, diuréticos, antihipertensivos, antiinflamatorios, anti anémicos, ansiolíticos, insulina, en las presentaciones que normalmente conocemos, comprimidos, líquidos, inyectables, jarabes, etcétera.

Se estima que el 35 por ciento de los argentinos no accede a los medicamentos porque no puede pagarlos. Se calcula que un medicamento realizado a nivel estatal no supera con costos de personal, drogas y fabricación el 10 a 15 por ciento del valor comercial de hoy en día. No hablo de competir con la industria privada, pero entiendo con datos reales que el costo de los medicamentos dejó de estar al alcance del trabajador, que queda para el resto que vive de changas. Solamente durante la convertibilidad, década del 90, los medicamentos subieron más del 100 por ciento su valor, cuando la moneda estaba 1 a 1, con estabilidad en los precios.

15.- La Organización Mundial de la Salud nos dice que el gasto en medicamentos no debe superar el 10 por ciento del costo en salud. Ahora bien, en Argentina el costo del medicamento supera el 30 por ciento. Debemos en dos años revertir esta situación pues la considero de suma importancia para el bienestar de los argentinos.

Debemos terminar con supuestos congresos y viajes que brindan los laboratorios a los médicos siempre y cuando receten sus productos. Este hecho que roza lo delictivo, es para una republiqueta y no para un país serio, que es lo que debemos ser. Está a la vista la actitud de los laboratorios y de los médicos que la ley de Genéricos que ayudaba en grado sumo a la gente humilde se dejó de ejecutar por los actores precitados.

 

(*) El ingeniero José Luis Kelly es precandidato a presidente de la Nación.


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

José Luis Kelly

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!