Jueves 22.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de agosto de 2022 | Nacionales

Encuesta

Más de la mitad de los argentinos cree que el gobierno debe aumentar los salarios por decreto

Se trata de un estudio de opinión pública elaborado por la consultora Analogías, cuyo objetivo fue relevar opiniones políticas sobre la evaluación del gobierno y las expectativas económicas. A pesar de los cambios en el equipo económico, la alta inflación le impide al oficialismo acumular apoyo social.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El relevamiento incluyó 2.714 casos efectivos en las 24 provincias del país, realizados entre el 10 y el 12 de agosto, e incluyó entrevistas telefónicas mediante formato IVR (Interactive Voice Response) fijo y móvil. En primera instancia, la encuestadora midió la imagen de Alberto Fernández, cuyas apreciaciones negativas ascienden a 63,9 por ciento; mientras que las consideraciones positivas se mantuvieron estables en el entorno del 33 por ciento, lo que representa el menor valor de la serie iniciada en diciembre de 2019 cuando asumió la presidencia.

En materia de expectativas, el “optimismo” sobre la evolución de la economía creció 4 puntos respecto de junio para ubicarse en el 28 por ciento de la muestra, mejora que se condice a los cambios en el equipo económico y la presencia de Sergio Massa como ministro de una de las áreas más sensibles del ejecutivo. No obstante, continúan los presagios desaventurados: el 22,4 por ciento respondió que la situación económica en los próximos dos años va a ser “peor” que la actual; en tanto, el 20,3 contestó “igual de mala” y el 19,3 “mucho peor”, y en total los pesimistas contabilizan un 62 por ciento.

Massa, efectivamente, logró remover opiniones en el segmento opositor moderado al gobierno y restablecer un vínculo entre quienes hasta hace meses manifestaban apoyo firme o moderado al oficialismo. De hecho, el nivel de expectativas optimistas es muy similar en los segmentos moderados oficialista y opositor”, opinó la directora de Comunicación de Analogías, Marina Acosta. Y agregó: “Hasta ahí lo que se esperaba de él: amalgama de la base de representación del Frente de Todos y búsqueda de desencantados con opiniones moderadas. Pero a partir de allí impera la fría regla de los resultados”.

De este modo, Acosta analizó el panorama venidero: “La economía creció hasta mitad de año según los valores esperados y, sin duda, ese ritmo decaerá en el segundo semestre. En parte por razones del ciclo económico pero fundamentalmente por el imperio de una crítica inestabilidad monetaria cambiaria”. En este sentido, completó: “Allí está la raíz de la indexación desbordada de los precios que encuentra, hasta junio, salarios en el sector registrado que en promedio no ponderaron mayor deterioro real. La situación es dramática entre los trabajadores que no cuentan con la herramienta de la negociación colectiva como respaldo”.

Asimismo, los encuestados mantienen como prioridad de la política económica el crecimiento de la actividad económica y el consumo (48,9 por ciento); a su vez, el 37,5 propuso “estabilizar el dólar y los precios” y el 13,6 “no sabe”. En materia de ajuste fiscal, las opiniones se dividen en tres partes casi equivalentes entre los que creen que el gobierno debe aplicarlo (35,9), quienes creen que no (30,7) y los que manifiestan “no saber” (33,4).

Por otra parte, una mayoría opinó que la segmentación en la aplicación de los subsidios a las tarifas de los servicios públicos y la energía no generará un importante ahorro fiscal (59,1 por ciento), que es necesaria la fijación de precios máximos (53,1) e implementar con dureza controles a las empresas formadoras de precios (50,2) y que el gobierno debe dictar un aumento general de salarios por medio de una suma fija (58,1). Además, sólo la mitad de los encuestados respondió estar informada sobre los controles sobre las importaciones que anunció la Aduana las últimas semanas y, dentro de ese grupo informado, el acuerdo presentó una clara brecha mayoritaria de 54,5 frente al 36,3 que se mostró en desacuerdo.

En cuanto a los últimos aumentos de precios, casi la mitad (49,2) indicó que el causante es la especulación de las grandes empresas de productos de consumo masivo, aunque el 40,0 sostuvo que este sector incide “poco” o “nada”. En esta línea, el 51,0 consideró que el aumento del dólar paralelo de las semanas pasadas fue por un ataque especulativo. Finalmente, el anuncio del ministerio de Economía sobre que realizará una auditoria de los programas sociales tuvo un apoyo mayoritario en todos los segmentos (68,1 por ciento), pero en forma muy marcada a medida que crece el nivel de instrucción. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!