Jueves 22.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de agosto de 2022 | Nacionales

Esta vez se reunió con embajadores del G7

Sergio Massa continúa en la búsqueda de divisas

Sergio Massa, el cerebro y el corazón en esta nueva etapa del gobierno del Frente de Todos, se reunió con los embajadores del G7 para comunicarles la hoja de ruta que trazó la Argentina para los próximos años y expresarles su convencimiento de que el país está en condiciones de convertirse en un actor internacional determinante.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

En la reunión estuvieron los representantes de Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y la Unión Europea.

El ministerio de Hacienda informó que el G7 fue creado en 1975 y reúne a los principales países industrializados, con mayor peso político-económico a escala mundial y que representan más del 45 por ciento del producto bruto mundial. Asimismo, esos países significan "casi la mitad de las inversiones extranjeras directas y más del 40 por ciento de los aportes al FMI y al Banco Mundial, con un PBI per cápita promedio cercano a los 50 mil dólares”.

El encuentro tuvo como objetivo "agilizar mecanismos de trabajo conjunto que permitan agilizar los negocios entre la Argentina y las principales economías industrializadas del mundo".

En la reunión, celebrada en la embajada alemana, Massa les comunicó "la hoja de ruta que trazó la Argentina para los próximos años", y detalló "las principales medidas anunciadas por el equipo económico para estabilizar la macroeconomía y mejorar el clima de negocios".

Otro objetivo –no menos importante- del encuentro consistió en explicarles a los diplomáticos "las oportunidades de inversión en sectores estratégicos que ofrece la Argentina en el marco del contexto global actual", atravesado por la guerra en Ucrania y una aguda crisis económica internacional.

Massa enfatizó que la Argentina "está en condiciones de convertirse en un actor internacional determinante a partir del aumento de la producción y exportación de energía, proteínas, agroalimentos, minerales críticos y recursos humanos".

E inmediatamente les invitó a "invertir en la economía real argentina", lo que que permitiría  "aumentar la oferta de estos bienes críticos –alimentos, energía y minería-, agregar valor a las exportaciones y abastecer el mercado global".

También se dialogó sobre "los resultados y anuncios de la cumbre de líderes del G7", que tuvo lugar en Múnich a fines de junio, de la que participó el ahora Ministro de Economía argentino en su condición anterior de Presidente de la Cámara de Diputados, formando parte de la  comitiva que acompañó a Alberto Fernández.

En la reunión de este viernes estuvieron presentes los embajadores Marc Stanley (Estados Unidos), Ulrich Sante (Alemania), Reid Douglas Sirrs (Canadá), Claudia Scherer-Effosse (Francia), Fabricio Lucentini (Italia), Takahiro Nakamae (Japón), Kirsty Hayes (Reino Unido) y Amador Sánchez Rico (Unión Europea). El ministro argentino estuvo acompañado por el subsecretario de Asuntos de América Latina de la Cancillería, Gustavo Martínez Pandiani, que lo asesora en temas internacionales.

Mientras que la dirigencia política parece centrar sus preocupaciones en posicionarse para las próximas elecciones, con el juicio de Vialidad como ordenador, el ministro despliega una incansable tarea para tratar de encaminar la desvencijada economía argentina y tratar de captar inversiones para su relanzamiento, con la convicción de que la "Argentina está en condiciones de convertirse en un actor internacional determinante".

En el encuentro, los embajadores del G7 "destacaron el rol que tuvo la Argentina en aquella cumbre” y coincidieron en la necesidad de "avanzar en soluciones coordinadas para garantizar la seguridad alimenticia y energética, la construcción de un nuevo orden financiero más equitativo y la iniciativa impulsada para reducir la brecha de inversión global".

El clima fue cordial y optimista. Sin dudas, la gestión de Massa genera expectativas a nivel internacional. A pesar de que el oficialismo y la oposición actúen como si la crisis argentina fuese un problema ajeno. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!