Sábado 13.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de septiembre de 2022 | Tecnología

Entrevista REALPOLITIK.FM

Misión Artemis de la NASA: “El objetivo es establecer una base permanente en la Luna”

Pablo de León, científico argentino que trabaja en la NASA, dialogó con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm) sobre la misión de la agencia del gobierno estadounidense, la carrera espacial con China y su trabajo en el desarrollo de trajes espaciales.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Tomás Ferrando

Como parte de la carrera espacial que enfrenta a China y Estados Unidos, la NASA redobla la apuesta y pone sus ojos en la Luna, luego de cincuenta años del último alunizaje realizado en 1972 por el Apolo 17. Para explicar de qué se trata el ambicioso programa de la agencia del gobierno de Estados Unidos, Pablo de León, científico argentino que trabaja en la NASA, señaló: “Desde el final del programa Apolo, en 1972, no se hicieron nuevos vuelos tripulados a nuestro satélite natural y esto viene a ser el reinicio con una idea un poco más avanzada de lo que fue en ese momento”.

“El objetivo de la misión Artemis es el establecimiento de una base permanente en la superficie de nuestro satélite natural y, para eso, se utiliza un cohete experimental que es nuevo, el Space Launch System (SLS)”.

Y agregó: “Si bien utiliza mucha de la tecnología que se usó en el transbordador espacial, en el programa Space Shuttle, era la primera vez que se intentaba lanzar este tipo de cohete, que es bastante complejo: tiene más de 100 metros de altura, un conjunto de motores tomados de la tecnología del transbordador espacial y combustible sólido a los costados”.  

Tras el segundo intento fallido de lanzamiento, comentó: “Hubo una cantidad de problemas como a veces suele pasar con estos cohetes experimentales cuando vuelan la primera vez. Esta prueba iba a ser no tripulada, con una circunnavegación alrededor de la luna que iba a durar aproximadamente 35 días, y ahí se iban a probar los sistemas de transbordo antes de el segundo vuelo, Artemis II, que sí iba a transportar astronautas”. 

“Lamentablemente se atrasó, ahora lo tienen que llevar de nuevo al taller mecánico, que es un edificio de ensamblado vertical en el Centro Espacial Kennedy, un edificio cúbico inmenso que es donde cabe entero uno de estos cohetes para poder detectar el problema de la fuga en uno los tanques de combustibles del tercer motor”, precisó el científico.

Sobre su trabajo en la NASA, explicó: “Mi laburo se basa en el desarrollo de trajes espaciales avanzados para la NASA bajo varios proyectos. Uno en particular, en el que estoy a cargo, es un prototipo de desarrollo de traje espacial que utiliza tecnología de impresión 3D. Estamos utilizando filamentos flexibles de plástico para desarrollar un prototipo de traje espacial nuevo”.

Respecto al retraso en el despegue, detalló: “Eso depende mucho del vector lanzador, o sea el cohete. En las misiones privadas de Space X, de la empresa de Elon Musk, no hay nunca retrasos porque son cohetes muy estándar con los que se hizo más de 100 lanzamientos en forma exitosa, con lo cual ya está muy probado y se conocen todos los problemas y ya le han ido, de a poco, sacado todos los inconvenientes”. 

“Es un cohete que se desarrolla y lanza por primera vez. Entonces cuando vos haces un prototipo de algo nuevo es mucho más delicado, y hay atrasos. Es un sistema extremadamente complicado y cuando hay vidas humanas a bordo hay que asegurar que todo vaya bien”, añadió al referirse al Space Launch System, el cohete más poderoso de la historia de la NASA.

Y citó los casos de las tragedias aeroespaciales de 1986 y 2003. “Recordemos que en el caso del transbordador espacial hubo dos accidentes mortales que le costó la vida a 7 astronautas cada vez, en la misión del Challenger y la misión de Columbia”. 

El científico que reside en Dakota del Norte (Estados Unidos) explicó la importancia que tienen los trajes espaciales: “El espacio es el medio más hostil que conoce el ser humano, hay ausencia de oxígeno, vacío, temperaturas extremas, radiación, un medio ambiente absolutamente mortal y la única manera en que uno puede salir al exterior de la nave espacial es con un traje, que es como una nave espacial en miniatura que tiene que proveerte de oxígeno, de temperatura adecuada, protegerte de la radiación solar y al mismo tiempo ser flexible, cómodo para el astronauta”, indicó. 

“Un traje espacial es una mini nave espacial antropomórfica que se tiene que adaptar a los trabajos que tienen que hacer los astronautas en el espacio”, subrayó. 

GUERRA FRÍA AEROESPACIAL ENTRE ESTADOS UNIDOS Y CHINA 

Ante la consulta de por qué el hombre no ha vuelto a pisar la Luna desde 1972, Pablo de León, expresó que fue por varias razones: “Primero, la misión Apolo tuvo como objetivo ganarle a los soviéticos, llegar a ser los primeros en la Luna, y eso de alguna manera Estados Unidos lo ganó el 20 de julio de 1969 cuando Neil Armstrong y Michael Collins se convirtieron en los primeros humanos en poner pie en la Luna”. 

“Fue una especie de batalla política, o de un sistema de gobierno con respecto al otro. Había dos sistemas en pugna durante la Guerra Fría, con formas muy diferentes de poder ver el progreso de la humanidad. El programa Apolo fue extremadamente costoso para los Estados Unidos en un momento donde había grandes problemas raciales, el problema de la guerra con Vietnam, muchísimos inconvenientes”. Entonces, “el presidente Nixón en ese momento decidió cancelar el programa Apolo por uno mucho más económico que fue el de los transbordadores espaciales que duró poco más de 30 años. La NASA en esos años perdió la capacidad de adentrarse en el espacio profundo”. 

Frente a este escenario, “hubo un realineamiento internacional y de alguna manera, en el plano espacial, China fue logrando diferentes objetivos. De hecho, se convirtió en el segundo país, después de los Estados Unidos, en poder poner un robot en forma exitosa en el planeta Marte, que es una tarea extremadamente difícil debido a la distancia y a los problemas de comunicación entre un planeta y el otro”. 

“Ahora con la estación espacial Tiangong, China hizo una caminata espacial compleja hace unos días; se están mostrando como una potencia en el espacio. También  ha anunciado su interés de establecer bases permanentes en la Luna con objetivos de minería, de explotar los recursos lunares, y ahí hay un movimiento de parte de los Estados Unidos con la recientemente creada Space Force, que creó Trump en su momento. Se está armando una especie de guerra fría en el espacio de la cual China y Estados Unidos son los protagonistas principales”.

Para finalizar, señaló: “La misión Artemis I es no tripulada, Artemis II va a ser tripulada pero simplemente va a circunnavegar, es decir, va a navegar alrededor de la Luna, y va a estar seguida por Artemis III que es una misión del primer alunizaje en 53 años. Una de las características es que no va a ser un hombre, sino una mujer la que va a poner pie en la Luna después de tanto tiempo, seguido por una persona de color mostrando un poco las diferencias que han existido en el cuerpo de astronautas que en los años 60 eran todos hombres y blancos”. 

“Posteriormente la intención es el establecimiento de una base en la Luna que sirva como trampolín para aprender las tecnologías de prueba que nos permita llegar a Marte aproximadamente para el año 2032, eso es en lo que la NASA está trabajando en estos momentos”, concluyó. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


(*) Escuchá RADIO REALPOLITIK FM en www.realpolitik.fm


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!