Domingo 02.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
18 de septiembre de 2022 | Gremiales

Otra vez la UOCRA

Los trabajadores de la UOCRA de San Nicolás, en pie de guerra contra un polémico sindicalista

Numerosos obreros de la construcción continúan reclamando una investigación judicial contra Mario Miguel Almirón, sobre quien pesan acusaciones de aprietes, extorsiones y hasta una denuncia por intento de homicidio sobre su propio chofer.

Las múltiples acusaciones y denuncias que giran en torno a Mario Almirón, secretario Adjunto de la UOCRA de San Nicolás, parecieran incrementarse día a día. Una truculenta historia de aprietes, extorsiones a empresas y comercios, despidos injustificados, amenazas y hasta un intento de homicidio pesa sobre el gremialista quien, hasta el momento, continúa en libertad.

“Ni siquiera es oriundo de San Nicolás”, comentaron a REALPOLITIK trabajadores del gremio. “Vive en una lujosa estancia cerca de Zárate, donde cría caballos. Desde allí lleva adelante sus negociados, sus actos de corrupción, las prácticas de intimidación y las extorsiones”, aseguraron.

Sobre Almirón pesan numerosas y graves acusaciones, que llevan ya un tiempo circulando por San Nicolás. Extorsiones a empresarios de la ciudad, negociados por acuerdos laborales y económicos, trabajadores calificados despedidos para ser reemplazados por alfiles propios y comercios que denunciaron aprietes para colaborar con el gremio.

“Los trabajadores quieren ser escuchados, quieren trabajar sin tener que negociar con Almirón. Esta conducción ha apoyado a Juntos por el Cambio, que llegó al poder casi al mismo tiempo que el propio Almirón”, explicaron.

Quienes también fueron involucrados en los negociados de Almirón fueron los integrantes de la familia Passaglia. Históricos de San Nicolás, en el año 2020 fueron investigados por numerosos delitos, incluyendo enriquecimiento ilícito y lavado de activos, lo que motivo un costoso embargo de bienes por la Justicia. “Junto a los Passaglia, el gremialista Almirón maneja los negociados de la obra pública, los permisos y los finales de obra”, explicaron a REALPOLITIK.

Uno de los casos más paradigmáticos de la persecución que Almirón somete a sus adversarios fue el de Ángel López, un trabajador de la construcción que tuvo que irse a trabajar a Santa Cruz para conseguir empleo. “Acá no me dejaban trabajar, amenazaban a quien me daba un espacio. Lo único que queremos es que se normalice San Nicolás. Mario Almirón maneja esto, de esta forma, hace quince años. Los trabajadores sólo quieren que se termine la corrupción y las mafias”, explicó.

Almirón había sido denunciado por su ex chofer, Cristian Bordón, por tentativa de homicidio. La truculenta historia se inició cuando Almirón le pidió a quien entonces era su mano derecha la creación de un usuario de la red social Facebook con un nombre falso, con el fin de publicar contenido incriminatorio sobre él mismo, para perjudicar y arruinar a otros sujetos del gremio.

Cuando Bordón, presa del miedo, decidió no continuar formando parte de la operación, comenzaron las amenazas. Se presentaban en su domicilio hombres armados, recordándole que “el jefe sabe que tenés familia, pensá en ellos” y que “los accidentes pasan, no te olvides”.

Finalmente, cuando Bordón circulaba por la calle, fue asaltado por dos personas que lo golpearon hasta romperle la mandíbula y hacerle perder el conocimiento. Cuando se despertó, no le faltaba la billetera ni el dinero: sólo se habían llevado su celular, que casualmente tenía información sensible sobre las maniobras de Almirón. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

UOCRA, San Nicolás, Mario Almirón

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!