Miércoles 05.10.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de septiembre de 2022 | Nacionales

Descontrol económico

Por la baja demanda de propiedades, las empresas comienzan a recibir bonos en parte de pago

Las principales inmobiliarias e incluso grandes desarrolladores, ante la ausencia de alternativas por parte del gobierno nacional que augure una recuperación en el corto o mediano plazo, comienzan a buscar una salida a una crisis que pareciera no tener un final a la vista.

Con el mercado inmobiliario sufriendo una baja histórica influenciada por la crisis económica y un proceso inflacionario jamás visto en los últimos treinta años, las empresas comienzan a utilizar herramientas alternativas para huir de la quiebra. En las últimas semanas, la empresa IRSA, una de las más importantes del mercado inmobiliario nacional, anunció que comenzará a tomar bonos en parte de pago, incluso pagándolos hasta un 30 por ciento por encima de su valor.

La propuesta inicial fue la de tomar los bonos al valor nominal, lo que se ubica un 13 por ciento por encima de su valor actual, sin embargo, el poco entusiasmo mostrado por los tenedores disparó una guerra de ofertas en las que se pueden encontrar posibilidades cercanas al 30 por ciento.

“La crisis y la recesión que golpean al país desde hace seis años se intensificó con el gobierno de Alberto Fernández, lo que nos lleva a tomar medidas desesperadas para obtener algo de liquidez que nos permita continuar con las obras”, aseguró a REALPOLITIK uno de los principales desarrolladores de la región.

El plan canje inmobiliario ya comenzó, y apunta a tomar principalmente bonos soberanos como el Bonar 20 y el Bonar 24, que cotizan entre un 9 y un 13 por ciento por debajo de la par. Quien quiera ingresar al programa podrá entregar cualquiera de ellos y a cambio recibir un inmueble. La noticia fue recibida como un intento de alivio incluso en el mercado financiero, que se vio duramente golpeado por la crisis y por el auge de las criptomonedas, lo que vació al mercado de capitales.

“Buscamos recuperar algo de terreno. Las criptomonedas se extendieron tanto que, incluso en este momento de bear market, los inversores pueden cambiarlas por autos, casas o departamentos. El mercado financiero tiene que aggiornarse a las nuevas economías transaccionales”, aseguraron desde la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Ante la ausencia de alternativas presentadas desde el gobierno nacional que permitan vislumbrar una recuperación en el corto o el mediano plazo, tanto inversores como empresas agudizan el sentido de supervivencia en la búsqueda de una solución. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Construcción, Alberto Fernández, Bonar 24

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!