Miércoles 07.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
24 de septiembre de 2022 | Nacionales

A pesar del llamado de la oposición

Patricia Bullrich no cree en el diálogo

Sabido es que la presidenta del Pro no es una persona afecta al diálogo ni a la lógica consensualista de la democracia. Por esta razón, ni siquiera se molestó por condenar el ataque sufrido por la vicepresidenta Cristina Fernández que casi termina en magnicidio.

Conocida por su idea de que todos los argentinos andemos armados hasta los dientes, no sorprendió cuando, una vez más, descalificó la convocatoria al diálogo que formuló el cristinismo más duro. Aunque, cabe aceptar, sus argumentos no parecen muy alejados de la realidad en este caso puntual.

Para Patricia Bullrich, el cristinismo tiene "desesperación por el poder" y definió como "perfectamente posible" que el Frente de Todos intente incluir "algún tipo de cláusula" relacionada con garantizar la “impunidad de la vicepresidenta” en su convocatoria al diálogo.

Según Patricia, la autodefensa que hizo Cristina este viernes en la causa Vialidad "es un escalón más en la escalera que ha recorrido desde el día en que decidió presentarse como vicepresidenta, porque no le daba para ser presidenta, y comenzar una campaña con el único objetivo de que todas sus causas terminasen siendo de carácter político, producto de la ‘persecución política’ y no de su acción de gobierno”.

Para la presidenta del Pro, los principales referentes del cristinismo "no están mostrando fortaleza, sino desesperación por el poder”. "Es posible que ellos quieran, en el diálogo, poner algún tipo de cláusula" para garantizar la “impunidad” de Cristina, afirmó.

También Bullrich hizo un enfático llamado a la unidad de Juntos por el Cambio, porque "la Argentina necesita imperiosamente salir de esta crisis y por eso nosotros tenemos que cuidar mucho que en Juntos por el Cambio lleguemos todos juntos, con toda la potencia y toda la fuerza para corregir esto, porque se nos muere la Argentina”, completó en tono dramático.

Y manifestó su convicción de "que haya muchos candidatos o discusiones no quiere decir que no todos tengamos la consciencia de acompañar a quien gane y estar todos juntos porque hay un reclamo social de un cambio".

Respecto de la alternativa de una suspensión de las PASO para las elecciones del año próximo que fogonean cada vez más actores del gobierno, Bullrich enfatizó: "Vamos a hacer todo lo posible para que no cambien las reglas de juego. Quieren verticalidad en su partido y que nuestra coalición, que es democrática, no tenga forma de resolución de sus conflictos. Serán internas abiertas, será de la forma que sea, pero lo vamos a resolver”.

Y concluyó sosteniendo que lo que debe definirse en Juntos por el Cambio es "quién es el más capaz de todos para esta coyuntura, quién tiene el carácter que este momento histórico necesita”. Pero sobre programas de gobierno, plan económico o eventual participación de los derrotados en la interna en la gestión, en caso de salir vencedores en las elecciones del año próximo, mantuvo un silencio absoluto.

No parece que el diálogo -ni siquiera el interno- sea una de práctica valorada por la presidenta del Pro. Y ni siquiera se molesta por disimularlo u ocultarlo. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

PASO, Patricia Bullrich, CFK

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!