Jueves 23.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de octubre de 2022 | Nacionales

Otro gasto insólito

Casa Rosada compra cubiertos descartables por más de 9 millones de pesos

Aislado políticamente, abiertamente enfrentado con el kirchnerismo, los movimientos sociales y hasta los dirigentes sindicales de la CGT, el presidente confirmó que no asistirá a ningún evento del 17 de octubre y salió de compras para paliar la ansiedad.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El presidente Alberto Fernández quedó aislado del resto del arco político. Con los movimientos sociales y gremiales abiertamente en su contra y el kirchnerismo buscando centralizar a la CFK, el primer mandatario vio reducido su rol a medidas de cotillón.

Entre ellas, se encuentra una curiosa licitación pública, a través de la cual Fernández saldrá a la compra de cubiertos y utensilios descartables para la Casa Rosada. En total, serán más de 9 millones de pesos, que en medio de una de las crisis más graves desde el retorno de la democracia, el primer mandatario dedicará a tenedores y cuchillos de plástico, bandejas y platitos para los almuerzos en los despachos oficiales. De la licitación participan Antigua San Rogque SRL, Fook Packaging SRL y Servicios para la Higiene SA.

La relación entre el presidente Alberto Fernández y el grueso del peronismo nunca estuvo tan frágil. Tanto, que desde el seno del kirchnerismo confirmaron que se encuentran trazando estrategias para darle centralidad a Cristina Fernández de Kirchner y dejar a un lado al primer mandatario. Además, dejaron tracender que “están estudiando opciones” de cara a las elecciones del 2023. Ninguna de estas, a priori, incluiría al presidente.

La última maniobra de Alberto Fernández dejó perplejos a aquellos que no lo creían capaz de enfrentarse a su vice y tomar decisiones por su cuenta. Todos los recambios de ministros se hicieron sin consultar, ni siquiera avisarle, a Cristina Kirchner.

Los cuestionamientos fueron inmediatos. No sólo se puso en duda la calidad política de las ministras elegidas, dos de ellas de un perfil excesivamente bajo, casi desconocidas y faltas de trayectoria, y la tercera, Victoria Tolosa Paz, que viene de enarbolarse como “la abanderada de la derrota”.

El movimiento piquetero, con Emilio Pérsico a la cabeza, se encargó de blanquear la enemistad con el presidente, asegurando que debe cumplir con todas las promesas en los próximos meses. “Sigue habiendo una deuda enorme del gobierno con la economía popular”, aseguró el líder del Movimiento Evita.

La CGT, que hasta ahora había mantenido una relación pendular con Alberto Fernández, se mostró molesta por el nombramiento de Kelly Olmos al frente del ministerio de Trabajo. El presidente también obvió la opinión de la central de trabajadores, y los dirigentes gremiales aseguraron que “nadie nos consulta ni para nombrar al portero”.

Aislado, el presidente confirmó que no asistirá a ninguno de los actos del 17 de octubre, transformándose así en el primer mandatario referenciado con el peronismo en no asistir a los eventos del día de la Lealtad. El quiebre, a estas alturas, es total.

En este escenario, Alberto Fernández redujo su accionar a medidas de cotillón, decisiones de relleno y que poco y nada tienen que ver con la realidad que lo rodea. Como, por ejemplo, los tenedores descartables. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!