Martes 06.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de noviembre de 2022 | Provincia

Fernando Espinoza, ninguneado

La Cámpora se enfrentó a las piñas con militantes del PJ en el congreso de Mar del Plata

Minutos antes del discurso de Máximo Kirchner, el secretario General de la agrupación, Diego García, dio la orden de dejar a los militantes peronistas afuera. Curioso giro de La Cámpora, que años atrás prohibió las imágenes de Perón y Evita, y hasta intentó clausurar el PJ.

En horas de la tarde del sábado, el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires llevó adelante su tradicional congreso en la ciudad balnearia de Mar del Plata. No eran pocos los que esperaban con ansiedad el armado del mismo y, especialmente, las palabras que su titular, Máximo Kirchner, le dedicaría al presidente Alberto Fernández.

En efecto, con el enfrentamiento entre el presidente y la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner confirmado ante la vista de todos, Máximo decidió criticar con dureza al primer mandatario: “Nunca más nos puede pasar lo mismo. Que aquellos que se valen de construcciones colectivas, una vez que esa construcción los lleva a un lugar importante, inicien una aventura personal”, advirtió, en una clara referencia a Alberto Fernández.

Mientras el hijo de CFK preparaba su discurso, en la calle que rodea al club Once Unidos, donde se llevó adelante el congreso, se desataba una batalla campal entre militantes del Partido Justicialista, personal de seguridad y empleados de La Cámpora.

Las pruebas presentadas en video fueron inapelables. A pesar de que numerosos dirigentes peronistas, entre ellos el ex presidente del mismo congreso, Fernando Espinoza, se acercaron con numerosos militantes al lugar, sólo se dio prioridad a los militantes de La Cámpora. "La verdad que a Espinoza lo mearon, fue un papelón", contó uno de los presentes.

La orden bajó desde la conducción y fue clara: los mejores espacios y el uso de las banderas sería exclusivo de La Cámpora, dejando de lado a los militantes históricos del partido. “Esta gente se olvida que aparecieron en el 2006, mientras nosotros militamos desde la década del 70”, aseguraron militantes peronistas que se acercaron desde La Matanza.

En las imágenes se observa cómo sólo las banderas de La Cámpora pasaban por encima de la gente y eran ingresadas al lugar, mientras el resto de los militantes peronistas eran aplastados por un conjunto de vallas. “Nadie puede pasar hasta que no se acomoden los chicos de La Cámpora”, avisó una agente de seguridad. “Si hubieran venido más temprano, capaz que pasaban”, aseguró, sonriendo.

Ante los insultos generalizados, el secretario General de La Cámpora en Mar del Plata, Diego García, organizaba las banderas y promovía que el resto de los peronistas queden del otro lado de la valla de seguridad. La policía, mientras tanto, seguía empujando a los militantes afuera del predio.

Fue entonces, entre empujones e insultos, que se desató una verdadera batalla campal. La policía, agentes de seguridad y empleados de La Cámpora comenzaron a golpear a los militantes peronistas, que reaccionaron volteando las vallas y avanzando sobre el predio. Gritos, insultos y pedidos de calma ante la presencia de menores fueron sólo algunas de las frases que alcanzan a identificarse en medio del caos.

La posición de la agrupación kirchnerista durante el acto del Partido Justicialista en Mar del Plata no dejó de sorprender, teniendo en cuenta su historia reciente. Durante los primeros años, los propios referentes de La Cámpora intentaron cerrar definitivamente el PJ y fue el propio ex presidente Néstor Kirchner quien prohibió las fotografías de Perón y Evita durante sus primeros actos de campaña. Ahora, al parecer, buscan quedarse con el control exclusivo del mismo partido que juraron dar por muerto. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

PJ, Cristina Fernández de Kirchner, La Cámpora, Máximo Kirchner, Alberto Fernández, Mar del Plata, Fernando Espinoza, Diego García

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!