Jueves 08.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de noviembre de 2022 | Cultura

Ritual de inciación

A 40 años de V8 en el B.A. Rock, hito fundacional de la cultura heavy en Argentina

El recuerdo pormenorizado de Pedro Leontjew, uno de los primeros managers de la banda, quien con su cámara filmadora le dio registro a un hecho ya legendario del metal criollo.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Sin siquiera haber grabado su primer disco, V8 comenzó a entrar en la historia el sábado 6 de noviembre de 1982, cuando su aparición en el B.A. Rock de aquel año quedó posterizada por la violencia de su apuesta musical, el destrato de la organización, el abucheo de gran parte del público y —especialmente— la media hora de video que entonces grabó Pedro Leontjew.  

"Filmé con mi cámara Quasar y mochila en VHS", recuerda 40 años después quien fue uno de los primeros managers de V8. "La filmación fue sólo con la idea de vernos luego y mejorar, de tenerlo como recuerdo... pero jámas ninguno de los que estuvimos dentro de este momento pensó en lo que sería después de décadas". El grupo de Ricardo IorioAlberto ZamarbideOsvaldo Civile y Gustavo Rowek estaba dando sus primeros pasos de atención en un género entonces impracticado en Argentina.

Cuatro décadas después, Leontjew recuerda detalles no sólo de aquel día, sino también de toda la previa en la que se fue macerando aquel evento. Cuando hablamos de evento no nos referimos al festival, sino concretamente a la participación de V8, pensada también como una performance. Como un hecho artístico en sí, inicios de una pequeña ruptura dentro de la cultura rock argentina. Una irrupción ética y estética en un ámbito completamente ajeno: Piero de blanco tirando claveles y Ricardo Iorio gritando "y los hippies, que se mueran". 

PAPPO Y LA MANO DE UN HERMANO 

"El festival fue organizado con la idea de hacerlo cuatro findes de noviembre en el campo abierto de Obras, y por eso era necesario que tocasen todas las bandas que en ese momento existían. La condición era que tuvieran por lo menos un álbum editado, pero después que vieron que no llegaban a llenar la grilla. Entonces buscaron directamente grupos con algo de representatividad. Y tuvimos la suerte de estar en el lugar indicado y en el momento justo". 

"Fue gracias al hermano de Beto Zamarbide, que era plomo de los Dulces 16. El Día de la Primavera de ese 1982 los Dulces tocaron en Parque Sarmiento junto a Riff, y él los ayudó a Iorio y Beto a conocer a Pappo personalmente. Eso derivó en una invitación a la sala de ensayo que armé en mi casa de Florida, y en la semana vino (con uno de bigotitos que era del sello Umbral y fue mi principio del fin con la banda, porque era un bicho sin que Pappo supiera que me estaba serruchando el piso). Después de verlos tocar, tomamos Nesquik con galletitas que hacía mi vieja, porque en casa ni a palos podía haber alcohol, aunque Pappo venía de estar internado por una úlcera, así que le hizo una leche caliente. 

Ahí nos comenta que estaban buscando más bandas para el B.A. Rock. Fui a ver a la encargada, que imagino era la socia de Rippol (el director de Pelo, organizadora del evento), y firmamos no solo por 40 minutos en vivo en el festival, sino también por una nota en la revista y una salida en el programa "Rock R.A." de Canal 13". 

BRIGADAS METÁLICAS 

"Les sugerí que estaría bueno hacer una canción que integrara a los fanas de V8, las llamadas "Brigadas metálicas". En uno de los tantos encuentros en Capital con Iorio para comprar o buscar cosas para la banda, volvimos a casa en el colectivo 130, un viaje de más de una hora. Estábamos sentados en el fondo y Ricardo ve un cartón corrugado en el piso. Lo agarra, me pide una birome y comienza a escribir casi toda la letra de lo que sería, justamente, la canción "Brigadas metálicas". Llegamos a mi casa, donde ensayaban, agarró la guitarra de Osvaldo Civile, la Gibson Les Paul Custom, y comenzó a sacarla. Estaba anotada para ser tocada en el BARock, pero no llegaron con los ensayos".

LA GUITARRA ROTA 

"Por otro lado, como sabía que el festival era un recital hippie y la propuesta nuestra era justamente la contraria a ellos, les dije que teníamos que romper una guitarra para llamar la atención. "Ya lo hicieron los Who, Pedro", me dijo Ricardo. "¡Pero acá, en Argentina, todavía no!". Beto y Ricardo armaron una Flying V con unos micrófonos muy buenos que trajo Civile. Quedo súper y ya tenían preparada en qué canción romperla, pero con la condición que nuestro plomos luego la levantarán, porque había que recuperar esos micrófonos. Por eso Osvaldo no la tira al público... ¡Y por suerte me quedo el diapasón! Recuerdo que en la semana posterior a la presentación salimos en todas las revistas, incluso en la Weekend, que era de caza y pesca, jaja. Pero también salimos en la película del festival, donde muchas otras conocidas bandas ni figuraron".

"ESTO ES UNA MIERDA"

"Nos hicieron ir un día antes para probar sonido, así que le pedí la Falcon Rural a mi papá para tenerla toda la jornada. Estuvimos toda la tarde y nos tuvieron ahí sin hacer nada. Al otro día los fui a buscar de vuelta... y salimos para al recital. Ahí conseguimos un cabezal Marshall, algo súper espacial para una banda, que prestó Ricardo Soulé para la guitarra de Osvaldo".

"En cierto momento yo probé la cámara para filmar e hice esa parodia de preguntarle a Ricardo cómo la estaban pasando. Desgraciadamente esos equipos eran básicos (cámara con mochila de 14 kilos y batería de 40 minutos), y cuando rebobiné para preparar la filmación del show se comió parte del final, y por eso se corta. Cuando les pregunto (porque ellos estaban en una parte para los músicos supuestamente) sí habían comido, me muestran que les dieron solo un pebete de jamón y queso en una bolsita, como los que vendían en la secundaria, y una Coca. Y me recalenté, porque había un VIP para los músicos a un costado del escenario. De ahí esa foto en la que estoy bajando las escaleras con IorioCivile y Rowek, cuando nos rebotaron porque era sólo para los músico "importantes", mientras que los de las "banditas" tenían que ir al calor del sol". 

ESTA IMPOTENTE FURIA DE MI MOTOR 

"El sonido fue horrible (es lo que se escucha en mi video). Los "cráneos" pusieron la amplificación toda abajo del escenario, y no con torres en los costados, como se hacía (y hace) en todo el planeta. Con una par de personas delante ya hacía que atrás se escuchara como hoy un auto que pasa con reggaeton sonando en un subwoofer. También la invasión del director y de los que filmaban la película del festival delante de los músicos. Hasta ellos fueron fueron blanco de los naranjazos. Pero no fueron los únicos: a Taxxi, la banda de Ripoll, los mataron, igual que a La Torre; a Memphis le abollaron el saxo y ni hablar de Los Encargados, que se llevaron la peor parte. El pedal de Rowek se rompió y lo arreglamos como se pudo".

"Se me escucha cuando hablo en ruso con mi hermano por cómo les bajaban el sonido después la famosa frase de Ricardo... Cuando terminó, busqué a los chicos y nos fuimos inmediatamente para casa con la Rural. En la esquina compramos dos pizzas y unas cocas, y pusimos el video. Habían pasado cuarenta minutos de haber tocado. Lo terminamos de ver. Y lo repetimos. Increíble. Aún hoy podemos sentir que lo que significó ese momentos para muchos, incluso nosotros, en todos los aspectos". (www.REALPOLITIK.com.ar) 


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Cultura, Ricardo Iorio, Pappo, Gustavo Rowek, Osvaldo Civile, Juan Provéndola, V8, Heavy Metal

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!