Sábado 02.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de noviembre de 2022 | Nacionales

Idas y vueltas

La Corte Suprema desafía al kirchnerismo y avanza sobre el Congreso

Con los votos del presidente de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda, la máxima instancia judicial de la república accedió al reclamo de Luis Juez y le asignó un lugar en el Consejo, desplazando al hasta ahora miembro Martín Doñate, del Frente de Todos.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Se trata sin dudas de un fallo controversial y de clara inspiración política, en el marco del largo conflicto entre la Corte y el gobierno del Frente de Todos. Doñate había sido designado en virtud de una estrategia diseñada por Cristina Fernández de Kirchner, que había dividido el bloque de senadores oficialista para obtener ese nombramiento. 

Pero, ante el reclamo del senador Luis Juez, de Juntos por el Cambio, la Corte calificó a esa estrategia como un “ardid”. Una maniobra “manipulativa” que habría desnaturalizado “el fin constitucional de representación pluralista procurado por el constituyente y el legislador”.

La sentencia no fue suscrita por el cuarto miembro de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien sostuvo su posición de la ilegitimidad del fallo que restituyó la vigencia de la ley 24.937, modificando la normativa y la composición del Consejo de la Magistratura.

“La realización de acciones que, con apariencia de legalidad, procuran la instrumentación de un artificio o artimaña para simular un hecho falso o disimular uno verdadero con ánimo de obtener un rédito o beneficio ilegítimo, recibe un enfático reproche en múltiples normas del ordenamiento jurídico argentino", afirma el fallo emitido por la mayoría de la Corte.

Y precisa a continuación que "tal reproche se acentúa cuando el ardid o la manipulación procura lesionar la exigencia de representación política (en este caso, con relación a las minorías), aspecto de suma trascendencia para la forma de gobierno representativa adoptada por el texto constitucional argentino y, en definitiva, su ideario democrático”.

El presidente del Supremo Tribunal, Horacio Rosatti, quien se votó a sí mismo para encabezar la Corte, restituyó en su momento una normativa derogada y también se designó como titular del Consejo de la Magistratura, con el argumento de que: “Lo contrario, que esta Corte renuncie a esa revisión judicial, implica ubicar a otro poder del estado por encima de la constitución y de las leyes”.

La determinación de la mayoría de la Corte se produce en el momento en el que el Congreso debe decidir quiénes serán los representantes parlamentarios para el Consejo de la Magistratura por las mayorías y las minorías. 

El denominado partido judicial realizó así una jugada decisiva, aunque de dudosa transparencia teórica y ética, siguiendo con su estrategia de desconocer las decisiones legislativas apelando a argumentos pretendidamente legales. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!