Martes 06.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de noviembre de 2022 | Judiciales

“Si desaparezco o me matan, ya saben quién fue”

Fernando Espinoza fue denunciado por violar a una empleada

Melody Rakauskas, la ex asesora del intendente K, acudió a la Justicia y lo denunció por abuso sexual. Además, lo responsabilizó por trabajar en negro y por registrarla con otro nombre para evitar que sea reconocida por su pasado de modelo como Miss Argentina. La denunciante se fue del país por miedo.

En abril del año pasado, Melody Rakauskas comenzó a desempeñarse como asesora del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, tras un contacto establecido por su pareja de aquel entonces, el empresario barilochense, Gustavo Oscar Cilia, quien fuera sobreseído de la causa del plan Qunita donde se investigaban presuntas irregularidades en la selección y adquisición de materiales en el programa para embarazadas. Luego de una entrevista personal con el jefe comunal del distrito más populoso de la provincia, la ex Miss Argentina se transformó, de un día para el otro, en empleada municipal.

“Según Gustavo, él era amigo de Espinoza desde hacía veinte años. Yo necesitaba trabajar y estaba feliz por entrar en la política, por eso accedí a la entrevista laboral”, relató la denunciante en diálogo con el periodista Santiago Cúneo en su programa Uno más Uno Tres, perteneciente a la grilla del Canal 22. Lo que nunca imaginó fue el trato dispensado por el mismísimo intendente, quien la entrevistó personalmente: “Me preguntó cuándo quería empezar y cuánto quería cobrar, e inmediatamente me pregunté quién era mi pareja”, contó sobre el presunto entregador.

En definitiva, después de contarle sus “necesidades básicas en relación a mi salario”, empezó a percibir 150 mil pesos mensuales en negro como asesora del dirigente peronista. A los días, Espinoza le propuso reunirse a solas por fuera del ámbito laboral y su ex pareja lo justificó argumentando que “es normal” juntarse en otro lugar que no sea la municipalidad “para entender internas de las políticas”. Lo insólito, o no tanto, fue el escenario del encuentro: “Espinoza se autoinvitó a mi domicilio a cenar”.

No obstante, Rakauskas no accedió instantáneamente al ofrecimiento: “Me preguntó por qué estaba tan callada y yo le dije si esto lo hacía con todas sus secretarias. Entonces él me levantó una ceja y me miró serio. Por dentro pensaba en que no me despida, así que terminé confirmando su visita a mi casa”. Después de dos reuniones en el domicilio de la presunta víctima, en la tercera se desencadenó la situación por la cual está denunciado Fernando Espinoza: “Abuso de mí, me rompió la camisa, me maniató, me tiró sobre mi cama, me dejó moretones. Él me decía que me quede tranquila y yo no sabía si me iba a desmayar, me temblaban las piernas”.

Nerviosa, y con la voz entrecortada, continuó: “No sabía qué hacer con mi vida, tenía terror y miedo a que me hagan algo por no haber accedido a estar con él. Cuando le conté a mi pareja, que estaba en Bariloche, me dijo que íbamos a ir a contarle lo sucedido a Máximo (Kirchner) y a Massa (Sergio)”. Sin embargo, afligida por el intento de violación y sin tener una certeza acerca de su continuidad laboral, optó por seguir en la municipalidad: “Yo tenía mucha presión porque ayudo económicamente a mi mamá y mi abuelo. Entonces banqué tres días más trabajando y mientras tanto me autogrababa mensajes de voz diciendo que si me pasaba algo o desaparecía, ya sabían quién era el culpable”.

“Yo tenía terror a que me mataran; a su vez, él me acosaba psicológicamente al tratarme de loca y bipolar, trataba de tranquilizarme después que abusó de mí. Finalmente terminé renunciando y él se volvió a contactar a los quince días, saludándome como si nada para invitarme a cenar”, afirmó. Indignada y desesperada, se dirigió a la comisaría para realizar la denuncia: “Quería que me lo saquen de encima, que no me molestara más. Igualmente tenía miedo que pasen la información de mi denuncia al entono de Espinoza”. A los días, le entregaron el botón antipánico y el intendente fue notificado con una orden de restricción.

En cuanto a sus motivaciones, la denunciante esgrimió: “Mi interés no es darle lástima a la gente, sino que sepan que tienen un monstruo en el poder, una persona así no puede estar dirigiendo a millones de argentinos y no sé cuánto más pueden taparlo. Cuando una mujer dice no es no, y ahora lo único que quiero es que se haga justicia”. En tanto, depositó su confianza en el poder judicial: “Si la Justicia no hace nada es una locura con todas las pruebas que hay, mi última cuota de esperanza se las dejo a ellos. También, como me dijeron que mi caso iban a tratar de taparlo, y por miedo a que me pase algo, lo estoy sacando a la luz en los medios. Lo hago mediático por si me matan, por si me desaparecen”.

En este sentido, Rakauskas describió lo difícil que fue conseguir acompañamiento en su iniciativa: “Mi ex pareja me trató de llevar a que desista de la denuncia, que no me iba a poder proteger porque Espinoza era más pesado que él; entonces le aclaré que se fuera si no me acompañaba, que no lo necesitaba”. Y añadió: “Me quedé sola porque tampoco me quería representar ningún abogado. También le conté lo que me pasó al secretario de Máximo y fue como decirle que fui al supermercado, hice las compras y volví. ‘¿Es eso nomás?’ Me preguntó”.

LA SITUACIÓN JUDICIAL

La causa por intento de violación contra el intendente Espinoza reflotó el pasado septiembre, luego de haber sido cajoneada por más de un año. El fiscal General ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Ciudad de Buenos Aires, Ricardo Saenz, es quien solicitó que se amplíe la prueba tras las nuevas declaraciones de la joven. Al expediente se anexó un registro fílmico proporcionado por las cámaras de seguridad del edificio donde vivía la denunciante, donde se observa cómo el intendente matancero se retira del lugar, tal como mostraron en el programa de Cúneo.

LA ACTUALIDAD DE LAS PARTES INVOLUCRADAS

Mientras Rakauskas se encuentra fuera del país “por miedo” y tras haber recibido un llamado telefónico del entorno del presunto culpable para que desista de la denuncia, con una compensación económica de por medio, Espinoza reconoció que la causa en su contra “existe”, según ratificaron personas allegadas al dirigente peronista.

LA DESCARGA DE CÚNEO

El periodista del Canal 22 asoció la denuncia en contra del jefe comunal a la vicepresidenta de la Nación, a quien cuestionó duramente: “Me pregunto cómo un movimiento feminista como el de Cristina Kirchner, que se arrancan la ropa y dejan las tetas al aire por el feminismo, después ponen en la lista a Espinoza”.

En esta línea, apuntó contra Actrices Argentinas: “Desde el progresismo cristinista este caso no sería tolerable, salvo que digan que la víctima tenga que probar lo que dice antes que la tomen en serio. En el caso de Darthés (Juan) todo el colectivo de actrices kirchneristas y desaforadas mentales aprobó la denuncia de la víctima, ¿pero con Espinoza van a hacer lo mismo que Darthés o le van a dar el derecho a la duda?”, se preguntó sarcásticamente. “Ahora la copia de la denuncia viaja al despacho de tu Senado, te la mando yo para que no digas que no la tenés. Y a partir de este instante, ¿Espinoza va a seguir saliendo atrás en tus actos?”, se dirigió a CFK.

También cargó contra su hijo Máximo Kirchner, a quien tildó de “mínimo”: “A vos no sé dónde mandarte la denuncia porque a la Cámara de Diputados no vas, al Instituto Patria tampoco, así que te lo mando a alguna de las cuevas que tenés en la 9 de Julio”.

Otra de las criticadas fue Victoria Donda, la presidenta del INADI: “¿Y Victoria Tonta de qué lado se va a poner? Ya hablamos con ella y confirmó que la causa es cierta”.

Asimismo, insistió con “la hipocresía” de la vicepresidenta: “La pregunta que le hago a Cristina es: ¿Así querés ganar una elección, pedazo de forra? ¿Con este barro vas a armar una victoria en el 2023? Vos me dijiste tu opinión sobre Espinoza hace tres años atrás, ya tenías información previa sobre él”.

Por último, mostraron imágenes que corresponden al partido de Chascomús con pancartas electorales que rezan: “Fuerza Cristina, La Matanza está con vos”; “Fernando Espinoza conducción”. Y los panelistas del programa plantearon que “lo correcto” debería ser que el intendente se tome licencia hasta aclarar su situación, aunque parece difícil que suceda cuando aspira a ser gobernador de la provincia en el 2023. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Ricardo Sáenz, Cristina Fernández de Kirchner, Máximo Kirchner, Santiago Cúneo, Victoria Donda, Fernando Espinoza, La Matanza, Melody Rakauskas, Gustavo Oscar Cilia

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!