Jueves 08.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de noviembre de 2022 | Cultura

The Ramblers

Chile 1962: El primer himno de la historia de los mundiales, al ritmo del rock and roll

"El rock del Mundial", compuesto por Jorge Rojas y grabado por The Ramblers, fue también una de las experiencias pioneras del género en la región: fue contemporáneo al fundacional "Rock del Tom Tom" de Johnny Tedesco.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Los himnos, por definición, se supone que deben ser representativos y compartidos. Sin embargo recordamos muy pocos de aquellos compuestos para los mundiales de fútbol. Son canciones que se pensaron comerciales y universales pero quedaron arrumbadas en la mesa de saldos del olvido. 

Los Juegos Olímpicos instalaron la costumbre a partir de Los Ángeles 1932, cuando el neoyorkino Walter Bradley-Keeler se encargó de la música. Fue el primer himno producido con el aval del Comité Internacional, aunque ya en 1896 (con Atenas inaugurando la era de olimpíadas modernas e ininterrumpidas) había intentado algo similar Spiro Samaras, uno de los mejores compositores griegos de la historia.

Pese a que entonces el fútbol-institución ya organizaba sus Mundiales (el primero fue en Uruguay, dos años antes de los Juegos Olímpicos Los Ángeles), la FIFA tardó tres décadas en incorporar ese hábito de influencia olímpica. Lo hizo por primera vez en Chile '62.

"El rock del Mundial" fue compuesto por el chileno Jorge Rojas y grabado por The Ramblers, el grupo que lideraba. Significó, además, una de las primeras experiencias del género en toda la región, teniendo en cuenta que Johnny Tedesco había grabado "Rock del Tom Tom" (el primero de argentina) apenas dos años antes, en 1961. 

"Celebrando nuestros triunfos bailaremos rock&roll", decía en una parte. Y en otra, por las dudas, agregaba: "Y aunque sea en la derrota... bailaremos rock&roll". Otro RojasEladio, le dio a Chile su mejor performance en la historia de los Mundiales: semifinales y tercer puesto tras un gol solitario en la agonía del partido ante Yugoslavia. 

Según la leyenda, el saxofonista se quedó dormido y sus líneas fueron reemplazadas con guitarras, subrayando ese sonido final que finalmente resulta un boogie-woogie épico: el disco simple con dos versiones de la canción sigue siendo, 56 años después, el más vendido de la historia de Chile. Jorge Rojas, el creador de esa canción entre la psicodelia y un sonido proto-punk incluso anterior al de Los Saicos peruanos, falleció el 6 de marzo de 2018, seis días antes de que se diera a conocer el himno mundialista de Rusia '18. Sufrió un accidente de tránsito volviendo a Santiago después de un show en el interior de Chile. Tenía 80 años y seguía tocando. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Johnny Tedesco, Walter Bradley-Keeler, Spiro Samaras, Jorge Rojas

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!