Jueves 08.12.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
18 de noviembre de 2022 | Cultura

La banda española

Después de dos años, Ska-P volvió a la Argentina

Desde muy temprano las adyacencias de Figueroa Alcorta y avenida del Libertador se poblaron de fanáticos con las remeras de Ska-P. Mientras tanto, dentro del predio tocaba Daraa, el primer telonero que abriría el escenario para el regreso de los españoles a la Argentina. Una hora después haría lo propio Mafalda y, más adelante, Lendakaris Muertos.

HORACIO DELGUY

por:
Matías Bonadeo

Ya pasadas las 21.30, el horario pautado para el comienzo del show, la gente dentro del Estadio EBA se empezó a impacientar. El gigantesco trompetista Txikitin salió para anunciar: “Cinco minutos más, estamos esperando que entre la gente”. La ruta sobre la avenida Bullrich en busca de vino y cerveza seguía concurrida. Miles de fans deambulaban por las calles alrededor del estadio y la banda no aparecía.

Una hora después y con la intro musical “Full gass”, bien española, la banda subió a escena: “El Gato López” fue uno de los primeros hits en sonar, y así sería sin interrupciones durante unas dos horas.

Como es sabido, Ska-P siempre se caracterizó por denunciar las problemáticas de la sociedad. Por eso no extraño que, posteriormente, con el trompetista coronado sobre la tarima, sonara “Jaque el rey”, una canción que vierte fuertes críticas contra el poder, el neoliberalismo, el fascismo y la discriminación racial.

Los de Vallecas no llevan el reclamo solo en sus letras. No hay recital en que no den lugar a dirigentes sociales o a las luchas obreras en el país donde estén. En esta ocasión el espacio fue para los trabajadores de la cooperativa Madygraf, que subieron en plenos bises para pedir condiciones dignas y reivindicar la expropiación de la fábrica.

Así sonaron “Colores”, una oda a la diversidad de género, “Naval Xixón”, que reivindica una icónica gestión obrera española, y “Mis Colegas”, una denuncia al negocio ilegal del consumo de las drogas. Las letras de estas canciones directas y comprometidas marcan el lugar de la banda en el escenario social y políticos mundial.

Mención aparte merece el simpático Txikitin, quien se vistió, bailó y jugó con sus compañeros, logrando un emotivo feedback. En ese marco, lució distintos disfraces interactuando con los presentes, poniéndose en la piel de un Borbón, un torero o incluso de Ronald McDonald.

Para el final y no sin antes desplegar los últimos temas, el grupo se dio el gusto de tocar el recientemente lanzado “Chupacabras” y una trifásica de clásicos que los llevaron a la consagración, como “A la Mierda”, “Ni fu ni fa” y el himno de la clase obrera, conocido como “El vals del obrero”, con el que que siempre cierran sus presentaciones.

Fueron casi dos horas de Ska-P en Argentina. Un concierto alucinante que nunca puso una pausa al pogo, el ska y el canto a la rebelión y a lucha de clases. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Mafalda, Ska-P, Lendakaris Muertos, Daraa, Roberto Gañán Ojea, Pulpul

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!