Domingo 05.02.2023 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de diciembre de 2022 | Provincia

Trascendiendo ideologías

En provincia, Axel Kicillof paga peores salarios que García Moritán

Con epicentro en la dirección de Vialidad, el gobierno bonaerense dio rienda suelta a un vendaval de contratos para monotributistas sin vacaciones, ni aportes, aguinaldo o estabilidad laboral, y con un salario equivalente a la mitad de la Canasta Básica Alimentaria. Denuncias por nepotismo.

Las últimas semanas fueron movidas para el empresario gastronómico y legislador porteño Roberto García Moritán. Tras presentar un polémico proyecto para derribar el edificio del ministerio de Desarrollo Social de la Nación sobre la avenida 9 de Julio, no tuvo mejor idea que revelar, en una entrevista televisiva, cuánto ganan sus empleados.

Propietario de dos restaurantes, La Mar y Tanta, García Moritán aseguró que la inflación golpeó de tal manera al rubro, que “ni siquiera dos salarios alcanzar a cubrir la canasta básica”. Consultado por un número específico, lanzó: “No sé, puede estar en el orden de los 70 mil pesos, más la propina”.

La respuesta de García Moritán generó todo tipo de reacciones: desde el movimiento social La Dignidad, que propuso un piquete frente al local para dictar “clases de riqueza”, lo que motivó que el legislador tenga que exigir la custodia policial de sus clientes, al constante cuestionamiento de los dirigentes del Frente de Todos, quienes no perdieron oportunidad para golpear al referente opositor.

A pesar de ello, los números concretos sacaron a la luz una realidad tan triste como impactante. Más allá de las protestas, los dirigentes del Frente de Todos parecieran atreverse a contratos aun más precarios que los de García Moritán.

En efecto, los numerosos contratos que celebró en los últimos años la provincia de Buenos Aires parecieran un ejemplo concreto de ello. En promedio, se trata de acuerdos al límite de la irregularidad, con salarios de 65 mil pesos y en condición de monotributistas, con el peso de los aportes a cargos del empleado.

Los ejemplos abundan en toda la administración bonaerense, pero parecieran concentrarse en torno a la dirección de Vialidad de la provincia de Buenos Aires, que conduce Hernán Y Zurieta. Allí es donde entró a trabajar Bárbara Amoreo, una joven que recibe uno de los mencionados salarios precarios. Bárbara es familiar de su jefe, el gerente de Administración de Vialidad, Juan Manuel Granillo Fernández, quien sólo en conceptos de viáticos, ya cobra una cantidad similar.

El mismo ejemplo de nepotismo e irregularidad protagoniza Nicolás D’Agrosa Okita, hijo de la ex subadministradora del organismo, que se apuró a mover los hilos para asegurarse su ingreso. Lamentablemente, el salario de Nicolás apenas supera los 63 mil pesos mensuales. Un 10 por ciento menos que los que paga García Moritán y menos de la mitad de la canasta básica.

El gobernador Kicillof justifica sus decisiones amparándose en ley de Emergencia Administrativa y Tecnológica Nro. 14.815, que no incluye derechos básicos como vacaciones, aguinaldo, licencias ni estabilidad laboral. Además, en su artículo 25, especifica que “la celebración del contrato no generará una expectativa o derecho a prórroga, ni creará una relación laboral de dependencia. Una vez operado su vencimiento, el contratado deberá finalizar las tareas a su cargo sin derecho a remuneración adicional alguna”.

La Canasta Básica Total (CBT), de acuerdo al INDEC, alcanzó los 139.738 pesos en octubre. De este modo, y a pesar de las críticas a la oposición, se comprobó que el gobernador Axel Kicillof contrata monotributistas, no les cubre los aportes, no les da vacaciones, ni aguinaldo o estabilidad laboral y, además de ello, les paga menos de la mitad de lo mínimo para salir de la pobreza. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Axel Kicillof, Juan Manuel Granillo Fernández, Hernan Y Zurieta, Roberto García Moritán, Nicolás D’Agrosa Okita, Bárbara Amoreo

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!