Lunes 06.02.2023 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de diciembre de 2022 | Municipales

Ciudad marihuanera

El plan de Chascomús para convertirse en la Amsterdam bonaerense

A comienzos del mes de noviembre, funcionarios del gabinete municipal viajaron a la Ciudad de Buenos Aires para visitar el predio ferial de La Rural en Palermo. Pero no se trataba de una muestra agrícola-ganadera.

El interés del municipio de Chascomús estaba puesto en participar de la Expo Cannabis 2022, para avanzar en el ambicioso desarrollo de una matriz cannábica local que fusionará turismo recreativo, eventos artísticos, paseos temáticos, gastronomía y producción de plantas y semillas.

El alineamiento político con el gobernador Axel Kicillof no le estaría saliendo nada barato al intendente de Chascomús, Javier “Chapa” Gastón. Por cada favor existe una contraprestación el doble de onerosa, que para el ex vecinalista no se dimensiona en términos económicos sino electorales. Pedir la instalación de un parador popular en la laguna para la próxima temporada de verano habría tenido sus consecuencias. Pero cuando existe coincidencia en lo ideológico y en lo hedonista, el costo de llevar adelante ciertos proyectos a pedido del gobierno provincial se asume como parte de los daños colaterales.

Porque si bien la idea de convertir a la ciudad de la laguna en un polo cannábico habría nacido en el encuentro y la negociación que el intendente Gastón mantuvo con el ministro provincial Augusto Costa en la Feria Internacional de Turismo (FIT) en octubre de este año, sabido es que existe una impronta marihuanera en el seno del gabinete municipal que mira con beneplácito cualquier movimiento en ese rumbo, de espaldas al tradicionalismo conservador de la sociedad que gobiernan desde fines del 2015 y a la cual pretenden “educar”.

En definitiva, la iniciativa que da título a esta nota buscaría congraciarse con un minúsculo sector “progre” de la ciudad, al mismo tiempo que fortalecería la estratégica alianza entre Gastón y el diputado provincial kirchnerista Ignacio “Cote” Rossi de cara al 2023. Los cargos jerárquicos de los funcionarios responsables de llevarla adelante, pertenecientes al “círculo rojo” del intendente, bastan para dimensionar la trascendencia, envergadura e importancia del visionario proyecto.

Porque ese sábado 5 de noviembre, el secretario de Planificación y Turismo, Leandro Otondo; el secretario de Producción y Recursos Humanos, José María Yezza Ross; y el mismísimo asistente privado de Gastón (ex secretario de Seguridad), Lucas Funes, ingresaron por avenida Sarmiento a la Expo Cannabis en La Rural, recorrieron los stands, degustaron productos y tomaron contacto con referentes del sector, asociaciones de cultivadores y grupos inversionistas interesados en la expansión en Argentina de este redituable pero peligroso modelo de negocios.

Lo medicinal, lo industrial y la generación de emprendimientos productivos sería el disfraz con el que el proyecto “Chascomús, capital provincial del cannabis” se presentaría próximamente en sociedad. Estos son los conceptos lavados que mejor le caen a la gente, que menos rechazo generan. Además, en tiempos en los que existe un déficit importantísimo en materia de vivienda en la ciudad, otro ruido en la opinión pública por sortear es el uso de terrenos municipales para la siembra de marihuana a gran escala. En este sentido, ya existirían conversaciones para radicar una suerte de granja verde en la zona de Gándara.

Ya con la idea instalada en el imaginario colectivo local, la siguiente fase se focalizaría en el turismo temático y en todos los servicios asociados. Gastronomía de autor, cervecería artesanal mixta, paseo de artesanos, kermeses cannábicas con espectáculos musicales, aromaterapias y spas medicinales, degustación de terpenos, hoteles boutique “THC friendly”, peatonales temáticas y paseos en lancha con “canilla libre”, son algunas de las innovadoras propuestas en carpeta.

Para terminar de confirmar la hipótesis de la reconversión de Chascomús en una posible Amsterdam provincial, existen otros antecedentes interesantes. El primer globo de ensayo para medir impacto en la opinión pública fue la inauguración de una tienda de cultivo cannábico (más conocido como grow-shop), que fue habilitada en plena pandemia, entre gallos y medianoches, de forma irregular bajo la figura de “tienda de regalería y tabaquería”. Incluso las malas lenguas de Chascomús, que siempre abundan en todo pueblo, sostienen que el mismísimo secretario de Turismo sería socio del emprendimiento psicoactivo, lo que explicaría el beneficio de la autorización “exprés” para su habilitación por parte del secretario de Gobierno, Cipriano Pérez del Cerro.

El comercio funciona sobre la avenida principal de la ciudad, a la vuelta de un establecimiento educativo público de nivel primario, secundario y terciario. En su vidriera se pueden ver coloridas gorras y remeras con la hoja de marihuana, libros didácticos, invernaderos, morteros, picadoras de cogollos y demás parafernalia cannábica. En su interior se brinda asesoramiento sobre auto-cultivo, especies, semillas y consumo recreativo. Tan contracorriente es el lugar que muchos desprevenidos vecinos aún ingresan al comercio pensando que se trata de un vivero.

Desde la Ayudantía Fiscal en Estupefacientes con sede en Chascomús entienden que el lugar infracciona la ley de Drogas 23737 en sus artículos 10 y 12. Pero pese a las denuncias que existen, la realidad es que hoy nadie se anima a convertirse en mártir de una epopeya contracultural, y menos cuando varios funcionarios y algunos de los “hijos del poder” local son asiduos degustadores de la planta sagrada. Dejar hacer, dejar pasar…

A comienzos del 2022, la presurosa autorización municipal para el mega show de L-Gante en el Club Deportivo, institución históricamente vinculada con el kirchnerismo, fue otro de los emblemas del desembarco de la cultura 420 en Chascomús. El cruce en redes sociales entre Elián Ángel Valenzuela y el intendente Gastón por la negativa del mandatario local a validar el show (¿recibió un llamado desde La Plata para cambiar de opinión?), y la masiva caravana de provocación que el cantante encabezó por las calles de la ciudad, no fue más que una puesta en escena para la prensa local y nacional, propaganda gratuita de un negocio inconmensurable. Sólo basta con recordar que, durante la última Expo Cannabis, L-Gante lanzó dos líneas de semillas de marihuana (“Mafilia” y “Cumbia 420”), que en breve se podrían adquirir en el grow-shop de Chascomús. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Javier Gastón, Axel Kicillof, Augusto Costa, Cipriano Pérez del Cerro, L-Gante, Lucas Funes, Elián Ángel Valenzuela, Leandro Otondo, José María Yezza Ross

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!