Sábado 13.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de diciembre de 2022 | Nacionales

¿Sin Cristina no se puede?

Alberto quiere a CFK precandidata en las PASO

Después de haber hecho todo lo que estaba a su alcance para desplazar a Cristina Fernández de Kirchner de toda injerencia en la gestión, Alberto Fernández cayó en la cuenta de que, con su ausencia en las listas, las posibilidades, no de ganar, sino incluso de ocupar el segundo lugar en las elecciones para aspirar a un balotaje, son nulas.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El panorama electoral que maneja el gobierno es francamente desalentador. Sin Cristina Fernández de Kirchner en las listas, la caída en picada –incluso con relación a la pésima elección de 2021-, sería traumática. E, incluso, hay una alternativa aún peor: que la coalición oficial salte por los aires, y que se presenten varias listas con candidaturas que no serían más que testimoniales, que incluso podrían hacer dudar de alcanzar un tercer puesto.

La fórmula Sergio Massa - “Wado” de Pedro, que parecía ser la mejor para garantizar la continuidad de la alianza oficialista, no parece ser demasiado atractiva para los votantes. Quienes podrían votar al ministro de Economía, en su mayoría, no aceptan a un cristinista de pura cepa como compañero de fórmula. Los cristinistas “puros”, por su parte, tampoco votarían a Massa, si es que no aparece Cristina encabezando la lista de senadores de la provincia de Buenos Aires.

Ante la cruda realidad comenzaron a aparecer algunas otras opciones dentro del peronismo. El hombre que se quedó con la aceitunera Nucete, Juan Manzur, se anotó en la competencia, ya sea para el cargo de presidente o de vice. Otro interesado es Sergio Uñac. En alianza con Massa podrían componer una fórmula peronista no kirchnerista, pero eso motivaría que el cristinismo arme su propia fórmula electoral, o bien que prescinda de hacerlo y se repliegue a la provincia de Buenos Aires.

Esta alternativa que seduce a Cristina ante el convencimiento de que la derrota es inevitable y que es mejor no experimentar una derrota frente a Juntos por el Cambio, siempre y cuando se garantice la victoria electoral en la provincia, con Axel Kicillof como candidato a la reelección.

La otra opción que se maneja es la que plantea que, ante la deserción electoral de Cristina, Juntos por el Cambio estalle debido a su convicción de que la victoria es ya un hecho. De este modo, la UCR podría tomar distancias del Pro –una relación que siempre le ha resultado incómoda- y componer una fórmula electoral compartida entre Massa y Gerardo Morales o Facundo Manes. La opción de Morales alejaría al cristinismo, pero la de Manes podría mantenerlo dentro del armado, aunque limitado a funciones legislativas.

En el acto de autocelebración de Alberto Fernández por sus tres años de gestión, del que estuvieron ausentes tanto Massa como Cristina, el presidente deslizó una frase muy sugerente, al asegurar que se pondrá "al frente" de la discusión política para que "el presidente o la presidenta" que asuma en diciembre de 2023 sea del Frente de Todos. Alberto afirmó que hará todo lo que esté a su alcance, incluso bajarse del intento de reelección que, a esta altura, resulta ficcional, para evitar que ganen quienes "entregaron al país y lo pusieron de rodillas".

"Les garantizo a todos que me voy a poner al frente de todos nosotros sin exclusión para que, en diciembre de 2023, el presidente o presidenta que asuma sea uno de nosotros. No voy a permitir que, otra vez, los que han entregado el país y lo han puesto de rodillas, vuelvan a hacerse cargo de una Argentina que les sirva a pocos", aseguró.

Claro está que, después de haber hecho todo lo posible, por acción u omisión, para resucitar a Mauricio Macri legalizando la deuda contraída y potenciar las posibilidades de retorno de Juntos por el Cambio al gobierno, sus palabras sonaron tan devaluadas como su gestión.

Era lógico. Con Alberto a cargo de la nave, la barca sólo podía naufragar. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!