Lunes 06.02.2023 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de diciembre de 2022 | Cultura

El Sacerdote ha vuelto

En un día histórico, Judas Priest también dejó su leyenda en Buenos Aires

La banda británica salió a revalidar sus credenciales inmediatamente después del triunfo ante Croacia y actualizó su idilio con el público argentino en el Movistar Arena.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Ni bien la Selección rubricó el pase a la final y las calles se llenaron de alborozo, Rob Halford supo que no era la primera vez que le tocaba vivir un día histórico en Argentina. A horas de salir con Judas Priest al Movistar Arena, apareció como un ramalazo el 27 de octubre de 2010, cuando el cantante vino con su proyecto solista y quedo sorprendido por la cantidad de gente que había en las calles: acababa de morir Néstor Kirchner

Y como aquella vez, en la que Halford hizo un comentario al respecto en el Teatro de Flores, ahora volvió a hablar del momento con el que también le tocaba: vítores a la Selección que fueron subrayados con una foto de Messi en las pantallas. Las más de diez mil personas del aforo de Villa Crespo, naturalmente, enardecieron en plena celebración popular por el pase a la final en Qatar 2022 de la Selección. 

Sin desmedro de todo aquello, los flirteos con la sensibilidad local no hacían falta: la obra artística de Judas Priest tiene la suficiente autoridad como para imponerse sin necesidad de ornamentos ocasionales. Así quedó demostrado al cabo de una lista breve pero inapelable: 16 canciones en una hora y media demoledora de repaso por los puntos más altos de una banda que está rotando el mundo en conmemoración de su medio siglo de carrera. 

Después de atenuar las luces y hacer sonar por los parlantes "War pigs" de Black Sabbath (indicio que de, a su término, Judas saldrá a la cancha), el grupo arranca con la saga "The Hellion" y "Electric Eye", tal como sucede en "Screaming for the vengeance", disco que cumple cuarenta años. Tan solo de ese álbum y del célebre "British steel" (de 1980) provinieron nueve canciones, más de la mitad de la lista. 

Trascendiendo su mero rol de cantante para operar como auténtico maestro de ceremonias, Rob Halford lleva adelanta la empresa poniéndose la 10 en la espalda, más aún tras la partida de Glenn Tipton por problemas de salud en 2018. Desde ese entonces, y sumada a la ida previa de K.K. Downing, Judas Priest toca sin su histórica pareja de guitarras, aquella pared de cuerdas que fundó un sonido dentro del heavy metal e inspiró a miles de pibes y pibas en todo el planeta. 

Pero, a pesar de esto, la simple presencia de Rob Halford es garantía de satisfacción. El cantante tiene 71, los mismos que el bajista Ian Hill, aunque con un gasto mucho más fuerte en escena. Ataviado de cuero a pesar del denso calor porteño, Halford no le mezquinó piel ni garganta a la faena. Así se notó especialmente en "Jawbreaker", en "Painkiller", en "Screaming for vengeance". También en "Turbo lover" y en el ritualero "The Green Manalishi", donde se mece casi como un bailaor.

Por supuesto, a la hora de "Hell bent for leather" se produjo la ceremonia de la Harley-Davidson, moto que llevan a cada gira junto a otra tonelada de fierros. Fue para el inicio de la salida final, tres canciones completadas con "Breaking the law" y "Living after midgnight". Cerca de las once de la noche del martes, el paso de Judas Priest por Argentina ya era historia. Y la multitud inició su retirada por Corrientes. La avenida aún estaba ocupada por los festejos futboleros. En todos, ese día quedó entre los mejores recuerdos para siempre. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Juan Provéndola, Black Sabbath, Judas Priest, Rob Halford

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!