Sábado 20.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de diciembre de 2022 | Nacionales

Iglesia católica y corrupción

Cuando el Papa Francisco le escribió una carta solidarizándose con la hoy condenada Milagro Sala

La líder social cuya condena por corrupción fue confirmada por la Corte Suprema fue recibida y apoyada por el Papa Francisco en todo momento, quien jamás se refirió a las víctimas de sus espurios negocios.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

La Corte Suprema de la Nación confirmó ayer los cargos por los que la líder del movimiento Tupac Amaru, Milagro Sala, fue condenada a cumplir trece años de prisión, entre los que se encuentran el desvío de fondos entre los años 2013 y 2015 por 60 millones de pesos, en aquel entonces concedidos por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que debían ser utilizados para la construcción de viviendas populares.

La asociación ilícita, carátula por la que fue condenada, incluía una serie de cooperativas a través de las cuales se desviaban estos fondos con otros fines de los que Sala nunca dio cuenta. Lo cierto es que su ostentosa vida contrastó siempre con la de los miembros de su agrupación política, caracterizada por la violencia y el amedrentamiento constante a opositores y disidentes de su movimiento.

Aun así, el Papa Francisco, particular amigo de todos los kirchneristas procesados, no demoró en hacerle llegar su especial saludo en una carta escrita de puño y letra cinco años atrás, en la que se compadece de la realidad que estaba atravesando la líder del movimiento social jujeño, expresando en ella conocer “el momento por el que está pasando no es fácil. Me he informado de algunas cosas y comprendo su dolor y su sufrimiento”.

Asimismo, le garantizó su apoyo a la ya por entonces condenada por corrupción, transmitiéndole su gesto de compañía a través de la “oración y los deseos de que todo se resuelva bien y pronto". 

La indignación de gran parte de los católicos no tardó en calar profundamente en sus filas, quien hoy tienen una visión del Papa argentino muy distinta a la del respetado cardenal porteño que se involucraba en causas justas y denunciaba la corrupción en cualquiera de sus formas. De todo aquello, daría la impresión, poco ha quedado. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!