Lunes 06.02.2023 | Whatsapp: (221) 5710138
22 de enero de 2023 | Nacionales

Lanzaron la convocatoria “CFK 2023”

La Cámpora y otras agrupaciones cristinistas al borde de un ataque de nervios

“Sin Cristina no se puede. Con Cristina sólo no alcanza”, había sido el lema con el que las agrupaciones cristinistas habían salido a convencer a sus militantes para votar la candidatura del indigerible Alberto Fernández en 2019.

Mucha agua pasó debajo del puente desde entonces. Tanta que a ese enunciado sólo le quedó el primero de sus términos: el que sostenía que “Sin Cristina no se puede”, y que ahora vuelven a levantar alrededor de veinte agrupaciones cristinistas, pero ya no los mueve el afán por ganar una elección, sino el mero instinto de supervivencia. Sin Cristina no habrán contratos, ni designaciones, ni cajas públicas. Para ellos, sin Cristina no hay futuro.

En los últimos días, organizaciones políticas y sociales del kirchnerismo lanzaron la campaña de pintadas y afiches con la consigna “CFK 2023" en todo el país. Se trata de las agrupaciones que integran el espacio "La Patria es el Otro" y apuestan a la movilización de su militancia para "romper la proscripción de Cristina", que atribuyen a "la mafia judicial". De la iniciativa también forman parte la Corriente Lealtad, Martín Fierro, Descamisados, la Corriente 13 de abril, el Frente Social Peronista –entre las más destacadas-, que pretenden sumar a "las dos CTA, con el Frente Sindical (para el Modelo Nacional, moyanismo) y con la Corriente Federal de los Trabajadores".

Para disimular una eventual participación limitada de la militancia, la organización de la campaña “CFK 2023" pretende hacer su demostración de músculo político en la habitual movilización del 24 de marzo, a la que sumarán a las consignas habituales la de "Democracia o mafia", extraída de las denuncias de Cristina contra el poder judicial.

El primer referente de La Cámpora que propuso movilizarse para "romper la proscripción" fue el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, y que ahora salió a insistir con esa propuesta en declaraciones periodísticas. Para “El Cuervo” el Frente de Todos no puede "hablar de ningún diseño electoral con Cristina proscripta" y reclamó que la militancia del peronismo que salga del "estado de letargo" que experimenta para conseguirlo. Claro está que no asumió que ese “estado de letargo” fue promovido por el propio cristinistmo al convalidar –tácitamente o mediante críticas que no pasaron del discurso- las decisiones del actual gobierno.

Larroque insistió con que "hay que pasar de un momento gris en términos políticos y dar una demostración de fuerza. Si hay gente que quiere votar a Cristina, Cristina tiene que poder ser candidata. Después, bueno, estará en su decisión”.

Finalmente el ministro bonaerense enfatizó la necesidad de sumarse a la movilización del 24 de marzo, fecha para la cual "Cristina hizo una convocatoria muy importante".

En términos similares se expresó el referente de la Federación de Trabajadores de la Economía Social (FeTraEs), Eduardo Montes, quien precisó que "la tarea central de la militancia y del conjunto del pueblo que se referencia en Cristina es salir a romper esa proscripción. No hay que arrodillarse. La democracia está en riesgo porque hay factores de poder de carácter mafioso a los que vemos operar todos los días, antes de una manera más subterránea hoy prácticamente a cielo abierto”. Y aseguró que la demanda surge "del territorio, la fábrica y las cooperativas", donde "el sentir de nuestro pueblo es la candidatura de Cristina".

Otro de los organizadores convocantes el subsecretario de Articulación y Comunicación del ministerio de Desarrollo Social, Lauro Grande, quien demandó que la militancia debe crear las condiciones "para que Cristina pueda ser candidata, después si ella quiere ser o no será una decisión que claramente definirá ella". Y comparó la situación de “proscripción” de Cristina con la que sufrió el general Perón entre 1955 y 1973. Aunque sería conveniente que Grande consultara los libros de historia antes de salir a declarar.

Tanto la convocatoria como el tenor de las intervenciones expresa el grado de desesperación que experimenta el cristinismo respecto de su futuro con Cristina fuera de una participación activa en la política y, sobre todo, del armado de listas y de su propia autoexclusión ante todo tipo de candidatura para 2023.

En algo se asimilan. Cristina se autoexcluyó pensando en su futuro, y ellos le exigen que participe pensando en el propio. El problema es que ambos futuros parecen no ser coincidentes. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Andrés Larroque, CFK

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!