Lunes 06.02.2023 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de enero de 2023 | Internacionales

Críticas a la política económica argentina

Para el Papa Francisco, “ser homosexual no es un delito, es un pecado”

El Papa Francisco concedió una entrevista a Associated Press y no pasó desapercibido. Por primera vez desde su asunción, formuló duras críticas a la política argentina, haciendo hincapié en los niveles de pobreza y los índices de inflación.

“En el año 55, cuando terminé mi escuela secundaria, el nivel de pobreza era del 5 por ciento, hoy la pobreza está en el 52 por ciento. ¿Qué pasó? Mala administración, malas políticas”, señaló y agregó: “Argentina en este momento, y no hago política, leo los datos, tiene un nivel de inflación impresionante”.

Y para que no quedaran dudas sobre su disconformidad, relató una anécdota satírica que deja muy mal parada a nuestra sociedad: “Hay una historia teológico-cultural, que dice que los ángeles custodios de los países se fueron a quejar a Dios y le dijeron: ‘Fuiste injusto con nosotros porque a cada uno nos diste riqueza, minería, agricultura, ganadería, y a los argentinos les diste todo, todo, tienen todas las riquezas’. Dicen que Dios pensó un poco, y dijo: ‘Para equilibrar les di a los argentinos’.”

Y en seguida le bajó el tono ante la certeza de que sería recibida como una patada al hígado: “Que no se enojen, es un chiste, yo soy argentino, pero algo de verdad hay, no terminamos de llevar adelante nuestras cosas”.

Por otro lado, Francisco desestimó también cualquier posibilidad de viajar a nuestro país: “Por el momento, no. Estuvo programado en 2017, Chile, Argentina y Uruguay. Noviembre. ¿Qué pasó? Bachellet terminaba y yo quería ir estando Michelle. Lo pasamos a diciembre, pero caer en enero a Argentina uno no encuentra ni al perro en la calle, es como el agosto romano. Si recuerda, hicimos Chile y Perú, y después ya no se reprogramó más”, pretendió justificar.

En otro tramo de la entrevista, Francisco habló sobre un tema ríspido dentro de la iglesia que reviste un alto nivel de dramatismo en muchos países: la homosexualidad y las leyes que la criminalizan, a las que caracterizó como “injustas”. El Papa recordó que “Dios ama a todos sus hijos tal y como son” y pidió enfáticamente a los obispos católicos que apoyen las medidas que acogen a las personas LGTBTQ en la Iglesia.

“Ser homosexual no es un delito”, enfatizó, y reconoció que muchos obispos católicos apoyan las leyes que criminalizan esta condición sexual o discriminan a esa comunidad.

Sin embargo, no pudo evitar reconocer que la homosexualidad es un “pecado” para la doctrina católica, aunque atribuyó esa definición a contextos culturales. “También el obispo debe tener un proceso de conversión”, recomendó. Por lo que indicó que debían "mostrar ternura". “Por favor, ternura, como la tiene Dios con cada uno de nosotros”, insistió.

En la actualidad, alrededor de setenta países penalizan la homosexualidad y once de ellos prevén la aplicación de la pena de muerte, según la organización The Human Dignity Trust. Aún cuando no sean aplicadas en todos los casos de manera sistemática, favorecen la estigmatización y la violencia contra las personas LGBTQ.

“Somos todos hijos de Dios y Dios nos quiere como estamos y con la fuerza que luchamos cada uno por nuestra dignidad”, sentenció Francisco antes de postular la necesidad de la anulación de ese trato.

En parte, la posición asumida por el Papa lo diferencia claramente de su predecesor, que en 2008 declinó firmar una declaración de Naciones Unidas que pedía la despenalización de la homosexualidad, limitándose a criticar la “discriminación injusta” contra los homosexuales y a poner fin a las sanciones en su contra.

Ahora Francisco fue por más. A sabiendas del terremoto que desatarán los sectores más conservadores de la iglesia. Pero no le importó. Al fin y al cabo, él también es argentino. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Argentina, Papa Francisco

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!