Lunes 27.03.2023 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de enero de 2023 | Nacionales

Una que le sale bien

El blindaje anticristinista de Lula que consiguió imponer Alberto

La visita de Lula da Silva a la Argentina profundizó la discordia entre el albertismo y el cristinismo.

La agenda cuidadosamente diseñada por “Pepe” Albistur no le dejó un segundo libre al presidente brasileño para reunirse con Cristina Fernández de Kirchner, quien había manifestado explícitamente su interés de concretar ese encuentro, pero debió contentarse con recibir en el Senado a otros mandatarios latinoamericanos que participaron de la cumbre de la CELAC.

De este modo, el objetivo de tratar de potenciar la imagen regional de Alberto Fernández y demostrar que el que toma las decisiones es él, y no la vicepresidenta, consiguió concretarse. Y los presidentes y la prensa que cubrió el evento se llevaron como conclusión que su pretensión de ser reelecto parece ir en serio.

Pero Cristina no fue la única que vio frustradas sus expectativas. En la estrategia de aislamiento del cristinismo también cayó en la volteada el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, quien fue excluido de la reunión que compartió Alberto Fernández con Lula y organismos de derechos humanos como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Adolfo Pérez Esquivel, y la agrupación Hijos -fundada por “Wado”- en la Casa Rosada.

Si bien Hijos concurrió al encuentro, se hizo saber a los medios del malestar de De Pedro: "Alberto omitió invitarlo porque lo ve como un competidor (en la carrera presidencial)", al tiempo que objetaron que desconociera su "militancia en el área".

Al ser convocados a la reunión, los organismos de derechos humanos se comunicaron con "Wado" de Pedro para invitarlo a participar, pero "él consideró que como integrante del gabinete no podía asistir si no era invitado por el presidente", indicaron desde Hijos.

En las cercanías del ministro del Interior afirmaron que siente "dolor” ya que “es un tema que tiene que ver con su historia", y lamentaron la decisión presidencial. "Mezclar ese tipo de cuestiones con especulaciones electoral ya es no tener códigos", concluyeron.

Si bien Alberto Fernández no ha demostrado efectividad alguna en su gobierno, hay un punto en el que parece haberse perfeccionado: la habilidad que tanto él como su entorno han adquirido para sacar de las casillas a Cristina y su tribu.

El caso de De Pedro adquirió un componente adicional de revancha, ya que el ministro había pronunciado su acercamiento con el presidente hasta que Cristina dispuso que todos sus funcionarios presentaran su renuncia tras las PASO de 2021. Y allí “Wado” tuvo que demostrar con quién estaba su lealtad.

“La venganza es un plato que se come frío”, asegura el saber popular. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Alberto Fernández, Lula Da Silva, Wado de Pedro, Cristina Kirchner

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!