Sábado 13.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
29 de enero de 2023 | Legislativas

Elecciones 2023

Como el camaleón, Máximo modifica su discurso según la ocasión

“Los pibes deben ser capaces de leer el ejemplo de la selección como una señal de que el conjunto puede primar sobre la vanidad y sobre las individualidades”, esbozó un irreconocible Máximo Kirchner. La necesidad tiene cara de hereje.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Este fin de semana reapareció Máximo Kirchner con las luces encendidas. A esta altura es difícil posicionarlo dentro del tablero político nacional, ya que si bien formalmente forma parte del Frente de Todos, en la práctica su énfasis está puesto en la crítica contundente sobre el gobierno de la coalición que él y su agrupación integran.

Fiel a la línea discursiva que viene manteniendo desde hace un año, el jefe de La Cámpora disparó contra el acuerdo con el FMI, descalificó la "sarasa" de Martín Guzmán y recalcó la necesidad de constituir una mesa política del Frente de Todos: ”Tenemos que explicarle a la sociedad qué es lo que sigue, porque esta ruta de vencimientos es impagable”, subrayó.

"Se nos van a venir encima el 2024, el 2025, el 2026 y la exigencia de todos esos vencimientos, mientras deberíamos estar preparando a nuestros pibes para el uso de herramientas tecnológicas en un mundo que va a generar cada vez menos trabajo tradicional”, advirtió el diputado.

Por otro lado, Máximo destacó entre las pocas cosas buenas que merecen elogiarse al programa Conectar igualdad, que permite "familiarizar a los pibes en el uso de la tecnología y en el despliegue de su creatividad”. Pero, “para que eso ocurra, nuestros pibes tienen que estar bien alimentados”.

“¿Pueden estar bien alimentados con estas políticas del Fondo?”, se preguntó el presidente del PJ bonaerense.

Máximo insistió en sus críticas al FMI y al macrismo, para luego plantear una alternativa “anti-grieta” que nadie esperaba escuchar de sus labios: ”Imaginate si Larreta, Massa, De Pedro, Fernández, Cristina, Manes y hasta la izquierda se presentasen ante el FMI y le dijesen: 'Así no podemos'. Imaginate si al FMI no le quedase otra que entender que no hay una quinta columna en el país que busca sacar tajada política del daño que provoca el endeudamiento, que no cuenta con una estructura política que aproveche el castigo que ocasiona a un gobierno democrático la sumisión a sus políticas”, postuló.

Y no conforme con esto, insistió: "Esta situación requiere que la dirigencia se plante no con una actitud patriotera sino de responsabilidad e inteligencia, porque hay 50 millones de personas que demandan soluciones reales, concretas y rápidas".

Desligándose de toda responsabilidad de la situación actual, el líder de la Cámpora también expresó su convicción de que, pese a todo, la experiencia del Frente de Todos no está agotada: "Todavía tenemos oportunidad para debatir e ir adelante, hemos reclamado la apertura de una mesa política. Lo ha hecho Sergio Massa. Pero nunca pasa, nunca ocurre. Estamos a febrero de un año electoral y tenemos que explicarle a la sociedad qué es lo que sigue, porque esta ruta de vencimientos es impagable”. Y recordó que su decisión de renunciar a la presidencia del bloque oficialista en Diputados estuvo motivada por su desacuerdo con el programa del FMI: "Hasta acá llegué”, recordó, refiriendo a su frase de entonces.

El hijo del matrimonio K insistió en que "deberíamos haber seguido negociando, ser más duros. Guzmán dijo todo el tiempo que iba a conseguir la eliminación del sobrecargo de las tasas, pero fue pura sarasa. Y eso que Cristina siempre lo bancó, por eso veo muy mal que la haya criticado”, opinó, incluyendo la habitual rendición de pleitesía a su madre.

También remarcó que no somos un “país de cuarta”, como pretenden hacernos creer, y se mostró esperanzado con el futuro. "No somos un país cualquiera, tenemos industria satelital, industria automotriz, industria nuclear, podemos darle valor agregado al litio que necesitarán los vehículos híbridos”.

Por supuesto, no faltó su crítica al capitalismo contemporáneo y, con absoluta impunidad, el diputado multimillonario agregó: "Se percibe el agotamiento de un sistema que se concentra cada vez más, en materia de ingresos", y condenó que en el mundo "hay un nivel de sobre-explotación del hombre por el hombre" y "prima lo financiero sobre lo productivo".

Tampoco estuvo ausente su crítica a los medios concentrados "en manos del sector privado", insistiendo como siempre en que "la comunicación está restringida, dirigida, domesticada". Por supuesto, nada dijo de la distribución de la pauta concentrada en medios K. ”Eso cambia la conversación pública”, aseveró.

Como conclusión, esta nueva versión de un Máximo clásico al que agregó un perfil anti-grieta, llamó a seguir el ejemplo de la selección nacional de fútbol: ”Yo creo que los pibes que vienen pinchados, mucho bajón, mucha ansiedad, mucha depresión, ausencia de futuro en términos generales son capaces de leer el ejemplo de la selección como una señal de que el conjunto puede primar sobre la vanidad y sobre las individualidades”, afirmó, a pesar desde que el kirchnerismo siempre se caracterizó por hacer diametralmente lo opuesto.

Tal vez si hubiera partido de este supuesto una década y media atrás, cuando se creó La Cámpora, la política argentina –y la Argentina en su conjunto- hubieran transitado por caminos muy diferentes. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!