Viernes 12.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de febrero de 2023 | Nacionales

Arranca el cronograma electoral

Elecciones en La Pampa: ¿El PJ apoyará a la UCR para derrotar al Pro?

El próximo domingo se inicia el extenso proceso electoral del 2023. La primera interna tendrá lugar en La Pampa, entre el candidato de Horacio Rodríguez Larreta y el Martín Lousteau.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Tal como sucedió en 2019, cuando el aparato del PJ se volcó en favor del precandidato radical para propinarle una derrota ejemplificadora al entonces referente del Pro, Carlos Mac Allister, el peronismo pondrá todas sus fichas para que el radical Martín Berhongaray se imponga en la primaria sobre Martín Maquieyra, del Pro. Con esta extraña PASO se inicia el fixture electoral a nivel nacional.

Esto será posible porque sólo Juntos por el Cambio tendrá interna el domingo próximo. En La Pampa no hay PASO, y como el oficialismo cerró una boleta única encabezada por el gobernador Sergio Ziliotto -quien va por su reelección con el aval poco entusiasta del jefe del PJ, Carlos Verna-, su aparato se pondrá al servicio de la UCR.

Desde el Pro denuncian que “el invento de la primaria en febrero es una herramienta poco seria que implementó Verna para digitar la interna de Juntos por el Cambio. Donde se vio que aquel espacio político que armó las listas a dedo no participe de la primaria, es poco serio. Ocurrió hace cuatro años cuando el senador radical Daniel Kroneberger derrotó por paliza al exfutbolista Mac Allister. El jefe del oficialismo pampeano eligió al rival que consideraba como menos competitivo”, sostienen.

En realidad, el Pro levanta quejas contra todos, y no sólo a nivel provincial. Varios referentes nacionales del partido lanzan sus dardos contra la dirigencia de la UCR por no haber logrado un acuerdo que evitara ir a una competencia donde el peronismo pone su estructura y suele ser muy baja la participación.

“La gente está en otra cosa y corremos el riesgo de perder frente a dos aparatos, el provincial y el de la UCR con sus 16 intendentes. Tenemos el mejor candidato y puede quedarse sin chances de competir contra el gobernador en mayo”, aseguran, con la falta de modestia habitual de la meritocracia amarilla.

Aún cuando Mauricio Macri visitó recientemente La Pampa para respaldar a Maquieyra y tienen previsto hacerlo también Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal, el candidato está alineado con Rodríguez Larreta. La competencia electoral del próximo domingo será el primer round entre el Pro y la UCR. Con un dato curioso: el candidato de la UCR pertenece a Evolución y cuenta con el aval de Martín Lousteau, socio político en la CABA del alcalde porteño.

Según fuentes confiables del oficialismo provincial, Verna está obsesionado con el perfil competitivo de Maquieyra y el efecto que puede tener el caso Lucio en el electorado independiente. “Quiere a toda costa que el candidato de la oposición sea Berhongaray, a quien percibe como un rival más accesible”. Y agregan que “el mayor temor al candidato del Pro es su inserción electoral en General Pico, la segunda ciudad en importancia de la provincia de donde además es oriundo Verna”.

El ex senador radical Juan Carlos Marino, quien fuera objeto de una causa por presunto abuso sobre una empleada del Congreso que truncó su carrera política, quedó herido con sus correligionarios y ahora no duda en pasarles factura. “Uno a veces sospecha que hay dirigentes de mi partido que tienen acuerdo con el peronismo”, afirma.

Desde el Pro sostienen lo mismo: “Desde hace décadas que el radicalismo convive con el peronismo, obteniendo ventajas que compensan su poco interés por gobernar esa provincia”.

Claro está que esta no es la argumentación de la UCR, que prefiere enfatizar que el domingo van a “demostrar la capacidad de movilización del partido que está viviendo un periodo de renovación”. La agrupación Evolución, que lideran Lousteau y su socio histórico, el diputado Emiliano Yacobitti, no sólo pone sus fichas en las chandes de Berhongaray, sino que también aspira a que Lousteau se imponga en la CABA, y a que Maxi Pullaro y Rodrigo De Loredo hagan lo propio en las elecciones de gobernador en Santa Fe y Córdoba.

El candidato pampeano Martín Berhongaray es hijo de un histórico dirigente radical, y exhibe entre sus pergaminos que con sólo cuatro años acompañaba a su padre en la campaña de Raúl Alfonsín, en 1983. Hoy lo respaldan los 16 intendentes pampeanos de la UCR, mientras que los 4 jefes comunales del Pro no se han pronunciado a favor de Maquieyra. “Somos fuertes en Santa Rosa que representa el 40 por ciento del padrón provincial y en tres de las ciudades más grandes”, se entusiasman en su entorno.

En las cercanías de Lousteau informan que “Martín ya recorrió toda la provincia mostrando su identidad pampeana frente a la bajada del aparato del Pro”, y anticipan que concurrirá nuevamente para cerrar la campaña junto a Gerardo Morales en el Centro de Empleados de Comercio de Santa Rosa.

Los radicales apuntan a nacionalizar la interna del domingo, presentándola como una disputa entre una candidatura federal frente a otra que sólo expresa el porteñismo del Pro. En caso de imponerse, aseguran que irán por más y le disputarán palmo a palmo la candidatura presidencial. Tal vez esto sea una exageración, pero sin duda los pondría en mucha mejor situación para negociar cargos y lugares en las listas nacionales. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!