Domingo 03.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de febrero de 2023 | Nacionales

Se copian

Juntos por el Cambio decidió armar una mesa política para frenar las fracturas en varias provincias

Este lunes se reunió la mesa nacional de Juntos por el Cambio, con la ausencia de Mauricio Macri, quien parece cada vez más alejado de una eventual candidatura presidencial. Pero la asistencia fue amplia, ya que se definen cosas importantes.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Entre los presentes se contaron los precandidatos del Pro, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, y Patricia Bullrich, presidenta de ese partido; Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y presidente de la Unión Cívica Radical (UCR); Maximiliano Ferraro, diputado nacional y presidente de la Coalición Cívica (CC); y Miguel Ángel Pichetto, titular de la auditoría General de la Nación y titular de Encuentro Republicano.

También participaron los gobernadores radicales Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes); y los diputados nacionales y presidentes de bloques Cristian Ritondo (Pro), Mario Negri (UCR) y Juan Manuel López (UCR); los senadores nacionales Humberto Schiavoni (Pro) y Luis Naidenoff (UCR); el diputado nacional Emiliano Yacobitti, en representación del senador nacional Martín Lousteau, quien encabeza Evolución radical; el diputado nacional Ricardo López Murphy, presidente de Republicanos Unidos; el legislador porteño Sergio Abrevaya lo hizo como titular del GEN, partido que encabeza la diputada Margarita Stolbizer; y la diputada nacional María Eugenia Vidal (Pro). La reunión se realizó en Palermo y duró casi cuatro horas.

La ausencia de Macri -quien decidió retornar a Cumelén-, no pasó desapercibida. Para muchos fue la confirmación de que no competirá por su segundo tiempo, al menos en lo inmediato.

A la finalización del encuentro se comunicó la creación de un nuevo espacio para que los líderes de los partidos que la integran intenten morigerar las tensiones electorales en las provincias, ya que varias de ellas experimentaron fracturas dentro de la coalición y otras están a punto de quiebre. Como es habitual, criticaron al gobierno. El efecto espejo entre ambas coaliciones es tan evidente que en JxC ya empezaron a hablar de la "pesada herencia" que recibirían en diciembre.

Si bien las tensiones y agresiones en Juntos -y, sobre todo, en el Pro- a nivel nacional, bonaerense y porteño han sido indisimulables desde hace mucho tiempo, ahora los cortocircuitos se extienden prácticamente a todo el país.

En la reunión de este lunes se decidió tratar de mantener la unidad definiendo cuatro ejes temáticos. Uno de ellos refiere a la tensión que existe en varias provincias “con elecciones desdobladas”. La situación de Mendoza, cuyo gobernador estaba presente, fue la que más tiempo demandó.

En lo referido a las rupturas en Neuquén y Río Negro, se decidió que la nueva mesa política, compuesta por “dos representantes de cada partido”, se encargue de resolverlas, sobre la base de garantizar "el cumplimiento de las reglas electorales establecidas" por la coalición, insistiéndose en la aplicación de "sanciones" para quienes no las respeten.

Otras provincias que preocupan a la mesa nacional son Chubut, Mendoza, Tierra del Fuego y Tucumán, que están al borde de la ruptura. En el caso mendocino, el radicalismo hizo una fuerte protesta al Pro por la presentación como candidato a gobernador del diputado Omar De Marchi, uno de los armadores del larretismo en el interior del país. De Marchi dejó abierta la posibilidad de competir por afuera de la coalición, y tanto Bullrich como Rodríguez Larreta se comprometieron a mediar para resolver la situación antes del 15 de febrero.

Además de las discusiones sobre las situaciones provinciales, la cuestión económica estuvo presente, ya que se le dedicó la primera hora del encuentro. Los expositores fueron los economistas referentes de las principales fundaciones de cada partido, que vienen trabajando desde hace meses en un programa económico conjunto. Los disertantes fueron Hernán Lacunza, Luciano Laspina (Pro), Eduardo Levy Yeyati (UCR), Matías Surt (Coalición Cívica) y Juan Carlos Sánchez Arnaud (Encuentro Republicano Federal).

Las conducción de Juntos por el Cambio manifestó su "preocupación ante la grave situación económica que el gobierno nacional le dejará al próximo gobierno, que no hace más que perjudicar a los argentinos, a los que condenan a este estancamiento permanente", y diagnosticaron que "la situación será mucho peor de la recibida en el 2015". En este punto es que también de este lado de la grieta comenzó a hablarse de “pesada herencia”.

También se trató el tema del Juicio a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y allí se decidió continuar impidiendo el funcionamiento de las instituciones republicanas a través del bloqueo legislativo para impedir la realización de las Sesiones Extraordinarias que dispuso el gobierno nacional. Con esta determinación no sólo se impide el tratamiento de ese tema, sino de los proyectos de las áreas de economía, educación, previsional y sanidad que estaban en agenda.

El último punto de la agenda incluyó el repudio de la entrega arbitraria, por parte del Estado Nacional, de tierras a supuestos mapuches, que no son originarios del territorio argentino", en relación con Mendoza, y adelantaron que "esa decisión va a ser dejada sin efecto por un próximo gobierno de Juntos por el Cambio".

Finalmente debe destacarse que también participaron del encuentro algunos referentes a título personal o de las principales fundaciones que forman parte de JxC. Entre los primeros se contaron los diputados nacionales Federico Angelini (Santa Fe) y Laura Rodríguez Machado (Córdoba); el ex ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca; los radicales Alfredo Cornejo (senador y actual pre-candidato a gobernador de Mendoza), Ernesto Sanz, y el ex intendente de Córdoba, Ramón Mestre; los legisladores bonaerenses Maricel Etchecoin y Andrés De Leo, de la Coalición Cívica; el ex presidente Ramón Puerta y Jorge Franco lo hicieron en representación del Peronismo Republicano; y el diputado Alberto Asseff como presidente del partido Unir. Por las fundaciones que están preparando el plan económico y los programas conjuntos estuvieron Franco Moccia, de Pensar (Pro); Agustín Campero, de la Fundación Alem (UCR); Eduardo Mondino, de la Fundación Encuentro Republicano (ER); y Fernando Sánchez, en representación del Instituto Hannah Arendt (CC).

En vista del volumen y la relevancia de los participantes, la ausencia de Mauricio Macri resultó aún más evidente. Muchos recordaron la entrevista que acaba de concederle el ex asesor Jaime Durán Barba a la CNN, en la que elegantemente lo “jubiló”.  “En el caso de Mauricio, no creo que sea candidato. Y si me pidiera consejo, le diría que no tiene mucho sentido que sea candidato. Ya fue presidente. Es uno de los pocos presidentes argentinos que logró proyectar una imagen muy buena hacia afuera. No le veo peleando una candidatura interna con Patricia y Horacio”, afirmó el ecuatoriano.

Para concluir que Macri: “Puede ser un ordenador”. Aunque inmediatamente lo puso en duda, ya que “más allá de que Juntos por el Cambio, además del Pro, incluye al radicalismo, al grupo de Carrió, que no se si están dispuestos a aceptar el liderazgo de Mauricio”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!