Miércoles 12.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de febrero de 2023 | Nacionales

¿Fuego interno?

Con la connivencia de Pichetto, la AGN destrozó la política económica de Mauricio Macri

Un informe presentado por la auditoría General de la Nación destrozó a Mauricio Macri por la toma de deuda con el FMI y el estado en que dejó a la Argentina. El documento tuvo una repercusión aún mayor ya que uno de los auditores es nada menos que Miguel Ángel Pichetto, su candidato a vicepresidente en 2019.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El informe consigna que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tuvo "incumplimientos de los procedimientos" de negociación y ejecución, por lo que la gestión de Mauricio Macri incurrió en un "incumplimiento de los procedimientos normados" no pueden ser cuestionados, ni aún por el aliado más fiel.

También destaca la comisión de una serie de irregularidades en las que incurrió la gestión de Cambiemos, como la ausencia del dictamen del Banco Central, la falta de intervención del presidente y el Congreso, y la inexistencia de documentación respaldatoria. Y agrega que, al aumentar el riesgo de renovación y el riesgo cambiario, la deuda se volvió “insostenible”.

En su momento, Miguel Ángel Pichetto brindó su aval al gobierno de Macri para que tomara la deuda. Sin embargo, hoy el organismo que integra lo descalifica sin atenuantes. El informe técnico, está redactado en duros términos y enfatiza que el préstamo stand by del FMI “no cumple con el criterio establecido de proceso de negociación y ejecución (normativa vigente)".

Asimismo puntualiza algunas  “salvedades", como la existencia de "avales con atrasos confirmados; avales que exceden el monto autorizado; inconsistencia en Intereses de la deuda impagos; inconsistencia en la exposición de la deuda en los estados contables; utilización de mecanismos alternativos de emisión de deuda (DNU); incumplimiento de los procedimientos normados para la contratación de la deuda con el FMI; y la emisión de deuda sin contar con cupo determinado por Ley al momento de la emisión".

"El 20 por ciento de la emisión de deuda directa en ese año fue autorizada por decreto de necesidad y urgencia", una herramienta a la que apeló Macri pero está reñida con la normativa vigente, que exige que toda emisión de deuda externa debe ser aprobada por el Congreso.

El informe explicita que se incurrió en una "falta de procedimientos formales para la colocación de deuda en los mercados internacionales de capitales y la falta de normativa para el seguimiento de avales, fianzas y garantías", según denuncia la comisión de Supervisión de Deuda Pública de la AGN. Y  señala que, en enero de 2018, previo al cierre de mercados voluntarios de deuda a la Argentina, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, decidió emitir y colocar títulos públicos en Nueva York por un total de 9.000 millones de dólares. "Una cifra inusitada de emisión”, subraya.

La AGN destaca que entonces no cumplió con la normativa vigente para su solicitud, ya que "no se detectó normativa que acredite la modificación presupuestaria por 499.758 millones de pesos (correspondientes a dos desembolsos del endeudamiento con el FMI)".

La AGN tuvo como objeto la evaluación del estado de la deuda pública incluida en los estados contables de la rendición anual de cuentas de la Nación al 31 de diciembre del año 2018. A fines de ese año –consigna el documento- la emisión neta de deuda fue de 55.940 millones de dólares y la deuda pública alcanzó los 332.192 millones en la misma moneda. De este modo, la deuda pública pasó a representar el 85,2 por ciento del PBI, cuando el año anterior fue del 56,5 del PBI, a consecuencia de la  fuerte devaluación de ese año, que incrementó el peso de la deuda sobre el PBI en casi treinta puntos en un año.

"Luego de la mega colocación de deuda en el exterior y la importante emisión de letras de corto plazo en el mercado local, generó un stress financiero importante para Argentina y fue la razón por la cual los mercados voluntarios de deuda se declaran cerrados para la República Argentina sumado a la pequeña suba de tasa de interés internacional”, explica.

“Es en ese contexto que se acude al Fondo Monetario Internacional y se acuerda un préstamo stand by por 56.700 millones de dólares”. Una operación que fue catalogada como "extraordinaria" en atención al volumen solicitado y también a que la Argentina nunca había accedido a endeudamiento similar con el FMI. Las mayores tomas de deuda, hasta entonces, habían tenido lugar en  los años 2000 y 2001 -durante la presidencia de Fernando de la Rúa-, y ascendieron a 8.000 millones de dólares.

La sesión del Colegio de Auditores tuvo lugar en el Salón Eva Perón de la AGN, y participaron su titular Jesús Rodríguez, y los auditores Generales Francisco Javier Fernández, María Graciela de la Rosa, Juan Ignacio Forlón, Gabriel Mihura Estrada, Miguel Ángel Pichetto y Alejandro M. Nieva.

Sin embargo, se nota la mano de Pichetto en la redacción final, ya que las conclusiones no son todo lo terminantes que se esperaría de la argumentación y fundamentación que las preceden. Ya no se trata únicamente de las denuncias del actual oficialismo. Sin embargo, la Justicia sigue mirando para otro lado. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Mauricio Macri, Michel Pichetto, AGN

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!