Jueves 29.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
22 de febrero de 2023 | Nacionales

Cerca del fin del ciclo

La lapicera de Alberto, cada vez más corta

Guillermo Moreno es, entre otras varias cosas, un agudo analista de la interna del oficialismo. Su último diagnóstico resulta particularmente interesante, ya que se refirió a Alberto Fernández desde una perspectiva más amplia de la habitual.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Durante más de tres años, el ex secretario de Comercio se cansó de repetir que Alberto “no es apto” para el cargo que le toca desempeñar, y que Cristina es la principal responsable por haberlo instalado en ese lugar. Pero, tras la reunión de la Mesa Electoral, agregó un nuevo matiz a ese análisis.

Para Moreno, si bien Alberto sigue “no siendo apto para la presidencia”, se mueve como pez en el agua en el rosqueo y las negociaciones subterráneas, ya que no sería más de lo que siempre hizo con maestría, a punto tal de llevarlo a la presidencia sin tener un solo voto propio.

De este modo, mientras que “la lapicera de Alberto es cada vez más corta” en cuanto a su incidencia en las políticas de estado, sería, a la vez, “cada vez más larga” en cuanto a su incidencia en la definición de candidaturas del Frente de Todos, al ser no sólo el presidente del PJ nacional, quien debe avalarlas con su firma, sino tener además a uno de los dos apoderados del partido, Juan Manuel Olmos.

Según Moreno, en el caso de que Olmos y el otro apoderado, “Wado” de Pedro, presentaran escritos contrapuestos, la Justicia debería requerir la opinión del presidente partidario para validar alguno de los escritos. De este modo, no habría manera alguna de que el presidente sea desplazado en la definición de las listas nacionales partidarias.

En la reunión de la Mesa de Enlace del jueves pasado, Alberto resistió estoicamente las presiones del cristinismo, y la solicitud de definición sobre su candidatura que también le había pedido Sergio Massa, para dar mayor previsibilidad a los mercados sobre los próximos meses. El presidente, sin temblarle el pulso, indicó que comunicaría su decisión final en el mes de mayo, aunque su intención es participar en una PASO para instalar esa candidatura.

Tal como lo acepta la mayoría del peronismo, si el presidente decide finalmente jugar sería un grave error político someterlo a la instancia de las PASO, ya que si llegara a ser derrotado plantearía una grave crisis de gobernabilidad que pondría incluso en cuestión que el gobierno actual pudiera concluir su mandato. Y ni qué decir de las operaciones de mercado y su impacto sobre variables tales como inflación, expectativas e inversiones.

Así las cosas, y sin consenso interno propio, las cartas del cristinismo no alcanzarían ni para mentir en el envido y la imagen de “fin del ciclo cristinista” cobra cada vez mayor intensidad.

Por esta razón, el propio Moreno plantea que estarían dadas las condiciones para que Cristina rompa con el Frente de Todos y reactive su sello Unidad Ciudadana. Claro está que sería una movida desesperada, que implicaría renunciar incluso a la posibilidad de reelección de Axel. Lo único que, en última instancia, realmente le interesa a Cristina además de su complicada situación judicial. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!