Miércoles 21.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de marzo de 2023 | Universitarias

Exigen instancias de diálogo

Trescientos trabajadores de la UNLP cobran 42 mil pesos por mes

Los trescientos trabajadores de la guardia edilicia de la UNLP reclaman ser escuchados por las autoridades ante la precaria situación laboral y los magros salarios que cobran por largas jornadas de trabajo.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Aunque la Federación Argentina del Trabajo de las Universidades Nacionales logró un cierre de paritarias por un 30 por ciento en tres tramos, distribuidos entre los meses de marzo, mayo y junio, los empleados de la guardia edilicia de la Universidad Nacional de La Plata quedaron fuera de la misma por su precaria situación.

Según vienen denunciando, sus salarios son en realidad en concepto de becas otorgadas por la casa de altos estudios y, tanto durante la gestión de Fernando Tauber como en la actual rectoría de Martín López Armengol, sus reclamos continúan sin ser escuchados.

En la actualidad, cada empleado debe cumplir seis horas de trabajo de lunes a viernes y doce horas los sábados, domingos y feriados, por lo que llegan a cobrar un magro salario, en forma de beca, de 42 mil pesos. Para poder alcanzar un salario de 84 mil pesos deben cumplir jornadas laborales diarias de doce horas.

Al mismo tiempo, solo poseen catorce días de vacaciones en verano y siete en invierno, sin importar la antigüedad, al tiempo que carecen de todo tipo de cobertura médica, por lo que ante cualquier accidente deben llamar al SAME.

Por otro lado, las garitas de acceso a los edificios de la universidad no poseen ningún tipo de botón de alerta que permita solicitar colaboración ante eventuales hechos de violencia. Por tal motivo, se encuentran en un estado de absoluta indefensión, pudiendo recurrir solo al uso de teléfonos celulares propios.

Además de las pésimas condiciones laborales, los empleados carecen de cualquier tipo de instancia de diálogo con sus superiores, quienes ante cualquier desacuerdo no escatiman en cambiarlos de lugar de trabajo a modo de castigo o, incluso, prescindir de ellos, despidiéndolos sin indemnización dado que se encuentran en negro.

Por su parte, la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional de La Plata apenas logró un acuerdo por un bono de 20 mil pesos solo por el mes de diciembre, mientras en la escala salarial sostienen que el personal de guardia edilicia cobra como uno empleado de categoría 7. Sin embargo, la realidad dista de ser así. De hecho, para mejorar sus condiciones laborales deben inscribirse en el monotributo y pagar de su bolsillo el mantenimiento de la cuenta y los honorarios del contador.

Cada ausencia al lugar de trabajo es descontada como si se tratara de un empleado con los aportes previsionales correspondientes. Así, la destacada casa de estudios que se propone como un faro moral, mantiene a cientos de trabajadores en negro y sin posibilidad de realizar reclamos, ahora ante el decidido silencio de López Armengol. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!