Jueves 13.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de marzo de 2023 | Universitarias

Guardia edilicia

UNLP: Empleados en negro continúan pidiendo ser recibidos por las autoridades

Los empleados de la guardia edilicia de la Universidad Nacional de La Plata continúan sin ser escuchados por las autoridades, mientras deben trabajar sin ART ni aportes previsionales, por un sueldo que apenas alcanza para comer.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Más de trescientos empleados de la guardia edilicia de la UNLP esperan una respuesta propositiva por parte de las autoridades de la institución, ante diversos reclamos extendidos a sus superiores, quienes prefieren guardar silencio y seguir asegurando que “allí se forma a ciudadanos comprometidos y responsables con la comunidad”.

Mientras tanto, los trabajadores de la guardia edilicia no poseen ART ni aportes previsionales, dado que se les paga a través de una modalidad de becas que provienen de la presidencia de la universidad, a cargo de Martín López Armengol, y que deberían ser destinadas a jóvenes de escasos recursos.

Son varios los empleados que han sufrido delicados accidentes y han debido llamar al SAME, para luego gozar de apenas tres días de recuperación, aunque se trate de una fractura que requiriese de más días de reposo. Por estos motivos, incluso, se realizan cotidianamente descuentos, como si se tratara de un sueldo en blanco.

Al mismo tiempo, ante el eventual fallecimiento de alguno de ellos, carecen de cualquier tipo de ayuda para solventar los gastos de sepelio, cargando con todos los costos y sin posibilidad de que su pareja acceda a una pensión por viudez, dado que se encuentran trabajando en negro.

Un empleado que trabaja unas doce horas diarias, los siete días de la semana, accede a una bonificación no remunerativa, es decir, sin aportes sociales ni previsionales, de apenas 82 mil pesos, para permanecer en garitas de seguridad sin botón de ayuda ante cualquier hecho de violencia, calefacción o algún tipo de ventilación en verano, y en algunos casos hasta sin baño.

Al mismo tiempo, desde la UNLP solo se les provee de buzos para el trabajo, pero no del resto de la ropa necesaria que deben costear de su bolsillo sin posibilidad de reclamo alguno. Según denunciaron ante este medio, ante cualquier tipo de manifestación demandando mejoras laborales, las autoridades optan por cambiarlos de lugar de trabajo permanentemente “hasta cansarlos y renunciar”, según sostuvo uno de ellos. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!