Sábado 13.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de marzo de 2023 | Provincia

Una obra social en crisis

Homerolandia: El titular del IOMA les respondió a autoconvocados con insólitas provocaciones

Mientras cientos de afiliados se quedan sin prestaciones, lo que alcanza a personas discapacitadas con tratamientos en el Fleni, el titular de IOMA, Homero Giles, se pelea por mail con autoconvocados que reclaman por mejoras en la atención y la cobertura de los tratamientos interrumpidos.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

La realidad puede superar a la ficción. Es lo que sucede, al menos, con Homero Giles, para quien IOMA se asemeja más a una embajada cubana, régimen en el que se formó y que le causa fascinación, que a la obra social más grande del país, con millones de afiliados obligatorios y voluntarios que deben padecer las penurias de afrontar tratamientos de su propio bolsillo por los permanentes cortes de cobertura.

En una nota destinada a autoconvocados que el titular de IOMA envío a través de su casilla de mail personal, hecha pública a través del GDEBA, sistema que utilizan ministerios y reparticiones de la provincia de Buenos Aires, dejó entrever la realidad paralela en la que dice gobernar el organismo, con cómodas instalaciones, paritarias acordes a la inflación y hasta mejoras en la condiciones laborales de los empleados.

Sin embargo, la realidad dista mucho de ser así. De hecho, un caso que fue emblemático durante su gestión tuvo como protagonista a una empleada del área de Farmacia, con más de veinte años en IOMA, destacada por sus compañeros por su idoneidad y buena predisposición, quien luego de sufrir situaciones de acoso y violencia de una ex pareja, decidió recurrir al equipo interdisciplinario en busca de ayuda. No osbtante, al llegar allí, la recibió el director de Personal, quien posee varias denuncias por estos temas.

Lejos de protegerla y acompañarla, la enviaron al sector de planta baja, al área de Atención al Público, dejándola más expuesta aún. La situación terminó en un pedido de pase a una sede de una ciudad balnearia, a la que decidió mudarse para poder vivir tranquila. Mientras tanto, Giles se jacta de la creación del equipo interdisciplinario que, según empleados del lugar, no cumple con sus funciones.

Al mismo tiempo, los cortes de la cobertura del IOMA en ciudades como La Plata y Tandil, donde son reiterados los conflictos con los círculos médicos, y el abandono de cientos de familias con personas discapacitadas con tratamientos en el Fleni por falta de pago de la mutual, son moneda corriente y golpean directamente a los afiliados, a quienes se les descuenta -en su mayoría en forma obligatoria- un porcentaje de su sueldo mensualmente.

Por otro lado, los reclamos sindicales no ceden. Idelmar Seillant, titular del Sindicato Único de Profesionales, Trabajadores y Técnico del IOMA (SUPTTIOMA), entre otros, no dejan de reclamar por mejoras en las condiciones laborales y el reconocimiento certero de la pérdida de poder adquisitivo frente a una galopante inflación.

Empleados de IOMA reclaman por mejoras generales en sus condiciones de trabajo, pero temen hablar por miedo a las represalias: “Giles gobierna al modo cubano, con relato único y mano de hierro, por eso por lo bajo bautizaron a su gestión como Homerolandia”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!