Sábado 18.05.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de marzo de 2023 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Guns Akimbo: “Fue la premisa más loca que alguna vez leí”

Stefan Ciupek, el director de fotografía de este particular film disponible en HBO Max, cuenta cómo fue trabajar junto a Daniel Radcliffe.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Federico Carestia

El actor británico Daniel Radcliffe ha estado explorando papeles interesantes y únicos últimamente. Desde su papel en comedias absurdas como Swiss Army Man y Weird, hasta su protagónico en la genial Guns Akimbo, Radcliffe ha estado buscando expandir sus horizontes en la industria cinematográfica, más allá del legado que dejó como figura central de la saga de Harry Potter.

En la película Guns Akimbo, Daniel Radcliffe interpreta a Miles, un programador de videojuegos solitario, que se dedica a tirar "hate" en redes sociales. Hasta que un día, se encuentra atrapado en un juego real de vida o muerte después de que es secuestrado por una organización criminal. Ahora, la única forma de salir del juego es sobrevivir hasta el final. El título no tuvo paso por salas en Argentina, pero puede verse en HBO Max.

Uno de los responsables de Guns Akimbo fue Stefan Ciupek, el director de fotografía del film, quien habló recientemente sobre su experiencia trabajando con Daniel Radcliffe. Entre varias cosas, contó que fue el actor de Harry Potter quien, una vez que se sumó al elenco, recomendó a Samara Weaving para el rol de Nix, uno de los personajes centrales de la historia.

RP.- ¿Qué fue lo que lo llamó a querer hacer esta película?

Para empezar, me entusiasmó mucho el guion. Fue la premisa más loca que alguna vez leí. Por eso entendí por qué Daniel Radcliffe estaría encantado de trabajar en una película así. Nunca había hecho una película de acción, así que para mí era territorio desconocido. Como director de fotografía siempre es interesante probar algo completamente nuevo.

RP.- ¿Cómo encaró la parte visual?

Tenía ganas de crear una especie de mundo de novela gráfica, ser libre de crear esos colores de neón. Algo que fuera más corajudo que las otras películas al estilo de novela gráfica que se ven en el cine. Algo que sobresaliera tanto por la coreografía de las cámaras como por los colores, la oscuridad, el humor... Quería encontrar algo nuevo, algo que cambiara el juego. Si ves la película y todo lo que atraviesa Miles, fue lo mismo para todos los que la rodamos.

RP.- El film se siente como un videojuego, ¿de qué forma trabajó este concepto?

Quería que la audiencia sintiera de cerca lo que significa esta dolorosa experiencia. Básicamente, estaba muy cerca de Daniel, lo que hizo que fuera todo más difícil. Quería que fuera una experiencia inmersiva, desde la perspectiva de Daniel Radcliffe. Automáticamente, de alguna forma se genera esta estética de videojuego. Hay un montón de películas que tienen una estética de videojuegos, que pierden el toque cinematográfico. Queríamos tener la calidad fílmica de Blade Runner, la primera también es una referencia, o de John Wick. Quería tomar ese concepto visual y transportarlo al lenguaje cinematográfico.

RP.- ¿Cómo se trabaja con Daniel Radcliffe?

Daniel Radcliffe tenía un estado físico increíble, hizo casi todas sus tomas de riesgo cada vez que pudo. Sus escenas corriendo, las persecuciones, las caídas, tirarse, usó los cables para levantarlo por el aire. Creo que lo disfrutó y entrenó mucho. Estaba en muy buen estado.

Para darte un ejemplo, teníamos un montón de tomas y secuencias con él corriendo y pensamos que podíamos hacerlo con una cámara montada en la parte de atrás de una bicicleta. Pero en el primer ensayo nos dimos cuenta de que no podíamos ir tan rápido, así que usamos otro sistema, que es con un vehículo que se suele usar en las escenas con persecuciones de autos, porque él era tan rápido que no lo podíamos tomar.

RP.- ¿Cuál fue el mayor desafío en Guns Akimbo?

La parte difícil, si tomo en cuenta un día de rodaje, fue cuando filmamos una secuencia de persecución en motocicleta. Cuando Nix (Weaving) está en una moto persiguiendo a Miles. Con el director hicimos los storyboards, la preparamos y la planificamos para muchas tomas. Necesitábamos mucho tiempo. Normalmente, en una película de James Bond tenés tres semanas para una secuencia así.

Por cuestiones de logística, cerramos todo el centro de Auckland en Nueva Zelanda, donde rodamos. Pero solo podíamos hacerlo por un día. Tuvimos que hacer una secuencia que planificamos para 3 o 4 días, con muchos equipos, en un solo día. Pero teníamos los storyboards y tanto que queríamos hacer. No queríamos renunciar a nada. Comenzamos con nuestro gran equipo, haciendo un día imposible.

Creo que nunca se trabajó así en un día, en una película de acción. Pero nos las arreglamos para rodar toda la secuencia, todo el exterior, la persecución y las tomas de riesgo en tan solo 7 u 8 horas. Ese fue el primer día. Antes de empezar. Normalmente, hacés una escena fácil al comienzo y la más difícil después. Creo que fue el mayor desafío en el sentido de hacer algo, pero una vez que logramos hacerlo, nos sentimos invencibles... "Si puedo hacer esto en un día, el resto va a ser muy fácil". (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!