Sábado 13.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de abril de 2023 | Internacionales

Geopolítica

Argentina fortalece el vínculo con los Estados Unidos y Brasil con China

Mientras que el gobierno argentino, por imperio del endeudamiento de Mauricio Macri con el FMI, debió comprometerse a congelar su relación bilateral con China, como consecuencia de las negociaciones que llevaron adelante en la semana que pasó Alberto Fernández y Sergio Massa.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Esta misma semana que pasó, ambas naciones, que forman parte de los BRICS, sellaron nuevos acuerdos comerciales y de inversión que excluirán al dólar, ya que las monedas de transacción serán el yuan chino y el real brasileño. De este modo, se incrementa el grupo de países que se despegan de la moneda estadounidense como medio de cambio para el comercio y la actividad económica internacional.

El acuerdo se concretó en el marco del Seminario Económico Brasil - China que se realizó en Pekín, del que participaron más de quinientos empresarios de ambas naciones, pertenecientes a treinta sectores estratégicos. 

Uno de los puntos más determinantes de la negociación fue la adhesión del banco brasileño BBM al sistema interbancario de pagos de China (China Interbank Payment System, CIPS). Se trata de una alternativa al sistema de pagos SWIFT, cuya sede está en Bélgica, y que incluye a más de 11 mil bancos en más de doscientos países de todo el mundo. Pero, pese a su independencia formal, el SWIFT excluyó a países como Rusia o Irán tras las sanciones financieras impuestas por los Estados Unidos y varias naciones europeas.  

Otro acuerdo sellado entre Brasil y China es la creación de una Cámara de Compensación que excluye la intermediación del dólar estadunidense, ya que el encargado de compensar las diferencias que pudieran surgir del comercio bilateral serán procesadas por el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), que ya cuenta con una sede en tierras brasileñas.   

Si bien los acuerdos no resultan una sorpresa, ya que China es el mayor socio comercial de Brasil, se trata de medidas con un alto impacto económico y geopolítico que podría seguir ampliándose próximamente a otras economías. No es casualidad que la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, haya sido designada como titular del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), o Banco de los BRICS, cuyo objetivo consiste en impulsar el intercambio comercial utilizando otras monedas que no sean el dólar ni el euro.

En tal sentido, China está apostando muy fuerte a la instalación del yuan como moneda de intercambio internacional, y con ese fin se está avanzando en una alianza política, militar y comercial con Arabia Saudita, Rusia, India y Pakistán, a través de la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO).  

Como prueba del crecimiento de yuan como moneda de transacción internacional, la empresa petrolera estatal de China, CNOOC, y la compañía francesa TotalEnergies, ya están aplicando un acuerdo comercial en moneda china, que excluye al dólar. Y hace pocos días, Rusia y China también anunciaron un nuevo acuerdo bilateral con el yuan como principal moneda de transacción para distintos rubros, que alcanzaría un monto del equivalente a más de 200.000 millones de dólares sólo para 2023.

Paradójicamente, la decisión norteamericana de aplicar sanciones a Rusia por el conflicto bélico en Ucrania -que incluyeron su exclusión del SWIFT- terminó generando las condiciones apropiadas para el impulso de la “desdolarización”, para permitir la continuidad del comercio con los rusos.  Pero ese sólo fue el punto de partida, ya que el uso del yuan fue extendiéndose progresivamente a las transacciones entre otros países que forman parte de los BRICS y algunos de sus socios comerciales.

“A medida que se negocian más productos básicos en yuanes y rupias, mayor es la demanda de esas monedas. Por lo tanto, se vuelve inteligente hacer un trato con China para fijar una tasa de cambio del yuan. En esencia, estas operaciones son posiciones largas en el yuan”, afirmaba días atrás un importante portal económico internacional. Y este impactó se multiplicó con el anuncio del acuerdo sellado entre China y Brasil, y el avance en la negociación con otros países del BRICS.

Estos avances en la injerencia económica de China a escala global preocupan mucho a la dirigencia occidental, y así lo han reflejado las declaraciones recientes de diversas autoridades norteamericanas, que han insistido en la necesidad de fortalecer su presencia y control en el continente americano.

En este contexto se entienden las exigencias de Joe Biden y del departamento de Estado al gobierno argentino. Lo llamativo es que las autoridades de nuestro país no hayan conseguido obtener beneficios significativos en su negociación aprovechando la crítica situación geopolítica actual. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Alberto Fernández, Sergio Massa, Joe Biden

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!