Lunes 22.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de abril de 2023 | Nacionales

¿Perdió el rumbo o es una nueva jugada?

Los nuevos Frankenstein de Cristina

En el mes de mayo de 2019, Cristina Fernández sorprendió con una publicación en su cuenta de Twitter, acompañada de un video, en la que anunciaba su decisión de designar como candidato a presidente del Frente de Todos a Alberto Fernández.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Con los resultados de las PASO y de las elecciones generales a la vista, nadie se animó a poner en duda la genialidad de su movida. Hoy, a casi cuatro años de entonces, ese juicio difícilmente podría sostenerse.

Pero la vorágine política exige resultados, o al menos, hacer todo lo que se pueda para conseguirlos. La “genialidad” de Cristina Kirchner se marchitó para las legislativas de 2021, y a partir de entonces insistió en despegarse aún más del gobierno de Alberto Fernández, para tratar de dejar en claro que el fracaso del presidente que ella había construido no era el suyo propio. No consiguió convencer a nadie: sólo le creyeron quienes forman parte de su tribu.

En este estado de cosas, integrando una coalición que más bien podría denominarse Frente de Todos peleados, los fieles miran a su jefa esperando una movida genial. Voluntarismo puro, naturalmente, que no resiste al simple contraste con los números de la pobreza, la indigencia, la inflación, la caída de salarios y el ajuste sistemático. Pero los creyentes pueden perder todo y mantener la fe intacta, hasta que tal vez un día termine cayéndoles la ficha, y convierten su creencia en rencor y en odio.

Sin embargo, aún no hemos llegado a este punto. Sólo a “operativos clamores” que parecen más efectivos al momento de descalificar a Alberto Fernández que para convencer a Cristina. Mientras tanto, ella teje y calcula, a sabiendas de que esta elección podría llegar a ser su último desafío.

Este fin de semana desde dos emisores muy diferentes como el “Perro” Verbitsky y el multimedia Clarín se levantó el mismo rumor. Habida cuenta del malestar de la sociedad con los políticos profesionales, Cristina estaría pensando en un candidato que, identificado con ella, tuviera a la vez excelente recepción dentro del Círculo Rojo. No sería un político sino un empresario con experiencia política. ¿El nombre? Ninguno lo explicitó, pero tácitamente las miradas se dirigieron hacia Pablo Gerardo González, actual presidente de YPF, y que en el pasado supo desempeñarse como senador nacional y diputado nacional por la provincia de Santa Cruz y entre 2015 y 2019 fue vicegobernador de esa provincia, acompañando a Alicia Kirchner. Unos pocos sostuvieron otra hipótesis: el favorito de Cristina sería Miguel Galuccio. Por el lado de los combustibles vendría la cosa.

En cualquiera de esos casos, una decisión de ese tipo implicaría un reconocimiento tácito de un modelo de hacer política que caracterizó al cristinismo durante muchos años. Tener que recurrir a Alberto, luego a Sergio Massa, y ahora a dos empresarios con fluidos vínculos con el empresariado más concentrado demuestra, a las claras, que la desaforada idologización de La Cámpora y compañía fracaso hace rato.

Para no jugarse a una única carta y mantener la sorpresa que le favoreció en 2019, Cristina sigue mandando a “Wado” de Pedro y a “Coqui” Capitanich a seguir presentándose como posibles candidatos de su espacio. Más que nada, está obsesionada en obligar a Alberto Fernández a bajar su candidatura para tomarse revancha.

Lo que no parece tener en cuenta es que una eventual victoria de González o de Galuccio no le garantizaría gozar de mayor influencia de la que tuvo con Alberto Fernández, sino más bien todo lo contrario.

Con el abismo como panorama, la vicepresidenta ensaya jugadas desesperadas para tratar de salvar la ropa. Pero, como en el cuento, la reina está desnuda. Pero nadie a su alrededor se lo dice. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!