Martes 05.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de abril de 2023 | Nacionales

Una cuestionada empresa participa de la compulsa

Malos recuerdos: Alberto Fernández mandó a reparar el helipuerto de Casa Rosada

Distanciado de su compañera de fórmula y cada vez más alejado de la reelección a raíz de los pobres números que muestran las encuestas, el presidente pareciera emular a Fernando de la Rúa y ya pidió la puesta a punto del helipuerto oficial de la Presidencia.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Cuando faltaban diez minutos para las ocho de la noche en aquel aciago jueves 20 de diciembre de 2001, el helicóptero Sikorsky S76B blanco de la Presidencia de la Nación acogió, por última vez, a Fernando de la Rúa. Había anunciado su renuncia apenas cinco minutos antes.

En las calles la multitud desbordaba a la Policía Federal y avanzaba con olas de saqueos a supermercados y establecimientos comerciales. Eran las últimas horas de vida de un modelo económico que se había aferrado, tal vez demasiado, al tejido social argentino. Desde entonces, aquel helicóptero azul y blanco se transformó en un símbolo de la debacle política. Tanto, que con sólo ver la fotografía aún se puede escuchar a la democracia resquebrajarse.

Más de veinte años después, con la economía en uno de sus peores momentos históricos, lejos del apoyo de la sociedad y divorciado del frente político que lo llevó a la presidencia, Alberto Fernández posó su mirada, casi como emulando a De la Rúa, en el helicóptero presidencial.

En efecto, a través del proceso de compra Nro. 23-0004-LPU23, la Dirección General de Administración (DGA) de la Presidencia de la Nación decidió de forma imprevista tener preparado el helipuerto de la Casa de Gobierno. Se trata de la base desde donde aterriza y despega el helicóptero oficial en Casa Rosada.

De acuerdo al pliego publicado en el sistema oficial, el presidente Alberto Fernández contratará un servicio “de reparación y puesta a punto del helipuerto ubicado en la Casa de Gobierno, afectado a las operaciones de aeronaves de ala rotativa pertenecientes a la secretaría general de la Presidencia de la Nación”.

Entre otros trabajos, se realizará la readecuación del sistema eléctrico y el balizamiento del helipuerto, incluyendo el mantenimiento preventivo y correctivo adecuado que minimice el índice de fallas y que garantice la utilización del helipuerto sin riesgo operacional.

En el momento de la apertura de ofertas se confirmaron las presentaciones de dos empresas, Sepac Aviación SA y Vemerkiper srl. Llamó la atención el visible contraste entre ambas propuestas. Mientras Sepac ofertó 41.8 millones, Vemerkiper SRL aseguró realizar el trabajo por más de 165 millones.

Otra vez, la presencia de Vemerkiper SRL despertó sospechas en propios y extraños. La compañía es propiedad de Leandro Martín Campitelli, quien pareciera tener un estrecho vínculo con el gobierno nacional. En efecto, mientras la mayoría de las empresas deben superar duras trabas relacionadas con su capacidad financiera, Campitelli tuvo problemas con el Banco Ciudad de Buenos Aires por una deuda de mil pesos, y al mismo tiempo se le permitió realizar más de 13 millones de dólares en importaciones para proveer al estado. Desde entonces llamó la atención la curiosa variedad de productos que Vemerkiper SRL ofrece: le vendió motos al Ejército Argentino, productos de librería al ministerio de Desarrollo Social de la Nación y tachos de basura, sillas y hasta celulares al ministerio de las Mujeres. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!