Martes 05.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de abril de 2023 | Provincia

Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia

Internas, boicot y tragedias: Una postal de fin de ciclo en el OPNyA

Hace unos días ocurrió un gravísimo incidente en el instituto Almafuerte. Horas antes, ese mismo día, sucedía un acontecimiento insólito: las autoridades del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia (OPNyA) habían organizado un evento en el Aráoz Alfaro (La Plata) aunque parte de la estructura jerárquica del organismo se encargó de boicotearlo.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Aquel día, las máximas autoridades del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia (OPNyA) se dirigieron al instituto Aráoz Alfaro para participar de una jornada organizada en conjunto con el ministerio de Salud dentro del programa Ver para Aprender. El objetivo era realizar controles oftalmológicos a los menores allí alojados y entregarles anteojos provistos por la fundación Banco Provincia a quienes lo precisaran. También realizarían controles bucodentales y darían una charla sobre educación sexual integral.

La numerosa comitiva de funcionarios del OPNyA, estuvo integrada por el director Ejecutivo y la directora de Educación, Germán Urman y Andrea Cáceres. También se hicieron presentes los funcionarios que reportan a la ministra de Gobierno, Cristina Alvarez Rodríguez: el jefe de Gabinete, Julio Valva; la subsecretaria de Responsabilidad Penal Juvenil, Viviana Arcidiácono; la directora de Establecimientos Penales Juveniles, Laura Sporetti; la directora de Articulación Interinstitucional, Perla Figueroa; y la directora de Salud, Marisa López. Todos ellos fueron nombrados en las gacetillas de prensa publicadas en la redes sociales del OPNyA, con el resumen de la actividad y las fotografías donde se los muestra junto al personal del ministerio de Salud.

Dicho sea de paso, este listado de funcionarios también sirve para exponer cómo el gobierno de Axel Kicillof agrandó las estructuras ministeriales, que en el caso del OPNyA significó que existan casi cuatro veces más cargos jerárquicos que en los gobiernos anteriores.

Sin embargo, la cuestión de fondo es que hubo otros funcionarios que no son nombrados en la gacetilla ni aparecen en las fotos del evento, pero que en dicho momento se encontraban en el instituto. Se trata del director del mismo, Oscar Tacchi, y de dos funcionarios del OPNyA de menor rango, los directores de Institutos Penales, Marta Casali y Dante Martínez. Los tres no solo no participaron del evento sino que avalaron la negativa del personal para llevar a los menores alojados al recinto donde se iban a desarrollar los controles médicos y la charla, en otro sector del instituto que abarca un predio con varios edificios.

Así fue que mientras se publicaban unas fotos con varios funcionarios y unos cinco o seis jóvenes participando del evento (en el instituto hay más de cuarenta), unas horas después el director Tacchi publicaba sus propias fotos y mensajes en sus redes sociales, fotos tomadas paralelamente en otro sector del instituto.

Marta Casali y Dante Martínez sus dos conocidos secuaces de Tacchi que no cuentan con la mejor de las imágenes: “No sirven más que para embolsar un jugoso sueldo a comienzos de cada mes, cuestión fácil de comprobar si se analiza el lamentable estado en que se encuentran los institutos de menores penales de la provincia, sometidos a motines, fugas, incendios, intento de suicidio, consumo de drogas, falta de personal, irregularidades con las horas extras y las horas cátedra, falta de cajas chicas y escasas actividades educativas y de reinserción social”.

El hecho constituiría una anécdota más de las internas que hay en el OPNyA, si no hubiera ocurrido la tragedia dada a conocer por este medio. Ese mismo día, los mismos funcionarios se encontraron con un motín producido a unas cuadras, en el centro cerrado Almafuerte de Melchor Romero, donde un grupo de cinco menores armados con facas caseras destrozaron una sala de recreación, rompieron un televisor, mobiliario y vidrios, se hirieron entre ellos y golpearon a varios de los trabajadores del instituto que intentaron detenerlos.

El ánimo de las máximas autoridades están al rojo vivo. Mientras tanto, hábilmente Oscar Tacchi habría presentado la renuncia, apostando a qué nadie se anime a suplantarlo en semejante contexto y a meses del final de la gestión. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!