Lunes 22.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de mayo de 2023 | Nacionales

Un espacio detonado

Nuevas filtraciones sobre irregularidades en el espacio de Gómez Centurión

Luego de presentar 31 afiliaciones de personas fallecidas en el intento de formar el partido en la provincia de Buenos Aires, el ex candidato a presidente de la Nación, Juan José Gómez Centurión, vio impugnado el nombre NOS en otro duro golpe a su liderazgo.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Desde su entorno aseguran que la mala decisión y la pérdida de tiempo fue pura responsabilidad de los caprichos de Juan José Gómez Centurión, quien se obsesionó con la denominación NOS cuando intentó burlarse de la Justicia proponiendo el nombre "Nueva Opción Soberana", para mantener las siglas.

Ahora como Partido de La Reconquista, la personería en formación se enfrenta a un difícil escenario, dado que le fue rechazada la presentación de unas 2.200 fichas, las cuales aún no fueron salvadas, habiendo transcurrido el plazo de los 150 días que otorga la Justicia. A raíz de ello, el partido de Centurión está al borde de caducar.

Independientemente de la causa penal que se cursa por dichas irregularidades, donde el certificador del partido Leonardo Cabrera (chofer y custodia de Centurión) fue llamado a indagatoria, durante las últimas horas se conocieron nuevos cuestionamientos contra el espacio, ya que habrían existido retención de fichas y hostigamientos a militantes en el NOS de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma.

Según aseguraron puertas adentro a REALPOLITIK, el oficial retirado del Ejército Argentino y partícipe de la sublevación carapintada en 1987, Juan José Gómez Centurión, se mueve dentro de su espacio como si se tratara de un regimiento, viendo a sus militantes como subalternos que solo deben respetar y cumplir órdenes.

En ese marco se conoció la decisión que habrían tomado desde la cúpula partidaria de retener las fichas de afiliaciones de la Ciudad de Buenos Aires, para evitar así la conformación legal del partido y dejar sin sello a los militantes que creían en él y en su propuesta. Accionando desde un grupo reducido de jóvenes que lo obedecen ciegamente, Centurión habría orquestado la denuncia de las cuentas en redes digitales de NOS CABA y boicoteado los eventos que allí se realizan, tratando de invalidar a la junta promotora votada por sus afiliados. De este modo, también intentó inhabilitar a los jóvenes que orgánicamente trabajan en el espacio, como es el caso del referente de Jóvenes NOS porteño, Matías Torrado, quien permanentemente padece sus accionares. Además, opera inclusive contra su presidente en CABA, el veterano de Malvinas, Marcelo Llambías.

De esta forma, y según surge de la filtración de un chat de un grupo de WhatsApp, Gonzalo Rubén, uno de los alfiles de Centurión, reconoce la existencia de la mencionada orden dada por su líder y su descontento ante los planteos de transparencia realizados por otros miembros del espacio.

De esta forma, Centurión habría actuado en contra de su propio espacio, incluso generando juntas promotoras para armar el partido en CABA, sin reconocer a las autoridades avaladas por la Justicia Electoral porteña. No obstante, en la Ciudad aún siguen trabajando en la formación del partido, mientras que en otras provincias del interior del país se retiran del espacio a través de comunicados en redes.

Con el paso del tiempo y su cuestionable accionar, Centurión fue ganando tantos enemigos que alejó la posibilidad de un respaldo al sello partidario. Por caso, en las últimas elecciones en territorio bonaerense, habría traicionado a militantes, referentes y candidatos, cuando a último momento, en el marco de la alianza con el partido de Juan Del Oso, bajaron a los candidatos del NOS mientras que Centurión quedó sorpresivamente como postulante y su hijo apareció integrando las listas, a pesar de que nunca trabajó para ello. De hecho, el hijo homónimo de Centurión se manifiesta públicamente como parte del Pro. En dicha elección, casualmente, la vedette Cinthia Fernández quedó por encima de Centurión en cantidad de votos, por lo que ni el padre ni el hijo consiguieron entrar.

Muchos de su estructura se retiraron y los que se quedaron tratando de creer, se encontraron con la aprobación del partido provisorio por parte de la Justicia a finales del 2022, hecho que debería ser razón de alegría si no fuera porque el líder decidió excluir a sus referentes del derecho a voto, autoproclamándose como presidente del partido definitivo.

Centurión excluyó, humilló y echó a parte de la estructura de la provincia por no obedecer sus órdenes antidemocráticas, manipulando la presentación de las fichas para que quienes realmente trabajaron y tenían derecho a voto en el congreso partidario no pudieran ejercerlo. Esto fue posible gracias a un grupo paralelo de jóvenes que sigue las órdenes de Segundo Carafi, un muchacho que siempre fue devoto del Pro y reconocido oportunista político, curiosamente avalado por el líder incondicionalmente.

Mientras tanto, el 90 por ciento de la estructura hoy trabaja en la constitución de un nuevo espacio político,  con un sello partidario en formación que defienda los valores que, según sostienen, Centurión solo usa para beneficio personal. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!