Sábado 20.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de mayo de 2023 | Judiciales

Lomas de Zamora

Anahí Benítez, un caso que refleja la connivencia entre la política y el sistema judicial

El 29 de julio de 2017 a las 17.00, Anahí Benítez (16) salió de su casa en Parque Barón de Lomas de Zamora para caminar hacia el parque Eva Perón y no regresó. Su familia realizó la denuncia y durante esos seis días en los que estuvo desaparecida, amigos y la comunidad de la Escuela Superior Antonio Mentruyt (ENAM) estuvieron buscando a la joven.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Ayer, en el segundo juicio realizado como resultado de las enormes irregularidades en el primero, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora declaró culpable a Marcelo Sergio Villalba (43) y lo condenó a cadena perpetua. Asimismo, absolvió a Marcos Bazán (39) de los delitos de privación ilegal de la libertad, homicidio agravado por alevosía y violencia de género, y abuso sexual, por los que estuvo preso durante más de tres años.

El caso Anahí Benítez tiene una larga cronología de episodios intencionales para desviar, confundir la investigación y condenar a Marcos Bazán. La política y los agentes de la Justicia lomense fueron los principales protagonistas de estas “movidas” que, con el fallo de ayer, quedan al descubierto y desmantelan el entramado corrupto que lo sostenía.

Repasemos. El 4 de agosto de 2017, diez días antes de las elecciones PASO bonaerense, hallaron el cuerpo de Anahí enterrado en la reserva natural Santa Catalina. Las pericias determinaron que la habían violado y asfixiado.

Las fiscales especializadas en Género, Verónica Pérez, de la UFIJ 3 de Esteban Echeverría, y Fabiola Juanatey, de la UFIJ2 de Banfield, que intervinieron desde el inicio en el caso tuvieron en sus manos la información suficiente como para haber encontrado a la adolescente dos días antes de que fuera asesinada (3 de agosto de 2017), mediante el pedido de localización a las empresas de telefonía celular.

Anahí podría estar viva, pero no. El pedido de geolocalización lo realizaron erróneamente, en el lapso temporal en que la joven todavía se encontraba con vida, pero obviando un dígito del número de carcaza del teléfono (IMEI). Nunca podrían dar con ella.

El 6 de agosto de 2017, la fiscalía convoca al adiestrador del perro Bruno, Diego Tula, para realizar un rastrillaje el cual indica la casa de Marcos Bazán, 200 metros de donde fue hallado semienterrado el cuerpo de Anahí.

"Los perros no mienten". Con esta afirmación los jueces Roberto Lugones, Elisa López Moyano y Roberto Conti, sentenciaron a Bazán a prisión perpetua, como coautor de los delitos de "privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género" y como partícipe necesario de "abuso sexual agravado por acceso carnal", tal como había solicitado el fiscal de juicio Hugo Carrión y el representante de Silvia Pérez Vilor -madre de Anahí-, Guillermo Bernarnd Krizan, quien suplanto a Diego Molea en la investigación. 

El otro acusado, Marcelo Villalba, con la prueba de ADN positiva en el cuerpo de la joven y la posesión del celular de la misma, logró suspender su juicio por imputabilidad hasta que se recupere. Al parecer estaba “medio loco”.

En esa primera investigación, el perro tenía banca de la gobernadora María Eugenia Vidal. En junio de 2018, postea una foto en Facebook acariciando al Bruno. "Dicen que Bruno es 'el Messi de los perros', es único en la provincia porque con su olfato sigue rastros para encontrar personas. No hay muchos como él porque el olor de cada humano es único y difícil de identificar", escribió. Sin embargo, ayer quedó claro que el perro había sido “inducido” en su olfato.

Como si fuera poco, cuando la causa llegó a Casación para revisar la sentencia de prisión perpetua, la fiscal -referente de Género- Daniela Bersi (proveniente de Lomas de Zamora) se pronunció a favor de la condena, salteando por alto todas las irregularidades que se venían denunciando.

Fue la sala 1 del Tribunal de Casación integrada por los jueves Daniel Carral y Ricardo Maidana, en un extenso y minucioso fallo, que evidenció expresamente la arbitrariedad de todos los funcionarios que participaron de la investigación y del juicio, jueces Lugones, López Moyano y Conti, como así las presiones políticas de la entonces gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

El análisis de Casación sobre el olfato del ‘Messi de los perros’, y la sumatoria de evidencias sobre la manipulación del entrenador Tula, sumado a la presión sobre los testigos, llevó a que se anule la sentencia y en diciembre de 2021, se ordenó realizar un nuevo juicio ante una nueva integración del Tribunal Criminal.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 quedó integrado por los jueces Santiago Márquez, Daniel Mazzini y Gustavo Ramilo. Pero el nuevo juicio trajo más problemas.

Expertos en rastrillajes de canes pusieron en duda el trabajo de Bruno que llevó a los investigadores hasta la casa de Bazán. La clave es que gran parte de la acusación contra el imputado está basada en el trabajo que realizó ese perro y su adiestrador.

Un especialista en rastreo con perros, Jeff Schettler, aportado por la defensa de Bazán, dijo que “el perro fue inducido, no puedo decir si fue intencionalmente o no”. Y aseguró: “Hubo fraude canino”.

Asimismo, Diego Luengo, director de Canes bonaerense, consideró que existieron “irregularidades” en torno a la prueba odorífica canina. Luego de que se proyectaran algunos videos, entre ellos, el que muestra el momento en que se toman muestras de olor del cuarto de Anahí, como pelos y un corpiño, interpretó que el “levante de artículos de olor está bien”, aunque observó algunos detalles que le llamaron la atención como, por ejemplo, que “no hubo una confirmación” cuando la gente que participó de ese procedimiento preguntó si esos elementos pertenecían a la víctima.

También analizó los videos donde se muestra la entrada del predio de Santa Catalina, el campo donde encontraron a la joven sin vida y el momento en que el perro Bruno salió derecho hacia la casa de Bazán.

“Se le enseñó la misma conducta para los dos casos y hubo dos resultados diferentes”, señaló el rastreador de canes y aclaró que esa actitud se debe al trabajo de formación del perro.  “El guía es quien define cual es el tipo de alerta que usa el perro”, explicó.

Juan Carlos Lombardi, especialista en perros de búsqueda y rescate, observó unos videos exhibidos durante la audiencia y opinó sobre el trabajo de Tula. “¿Qué observó en el primer video?”, indagó la fiscal Mariana Monti, en referencia a las imágenes de la toma de muestras de olor de las pertenencias de Anahí en su dormitorio.

“No son personas pertinentes para levantar los olores en un lugar tan pequeño. En el sitio había muchas personas, se contaminan los olores”, detalló Lombardi y dijo que “ese trabajo lo tendría que haber realizado personal especializado de la Policía Científica… Deben tener traje de indumentaria científica, no estar de civil. Cuando se levanta la muestra, si la persona no está protegida, contamina todo”, indicó.

Lombardi también fue consultado sobre unas imágenes del comportamiento del perro en la honguera de la casa de Bazán y la fosa en donde se encontró el cuerpo de la adolescente. En ese marco, aseguró: “Nunca vi un perro que trabajara con varios olores. No se puede dar a un perro varios olores en menos de 24 horas. Si hay que buscar más olores se usa mínimo tres perros”, resaltó el especialista y contó que Tula fue alumno de su escuela con Bruno. “Estuvo unos cinco meses. No vimos las cualidades en el animal y la persona decidió irse”, explicó.

“¿Observó una inducción del entrenador en el video?”, preguntó el defensor particular de Bazán, Manuel Garrido. “Sí”, fue la respuesta del testigo y luego añadió que “perros infalibles no hay”. También el letrado le consultó “si un guía se puede equivocar” y Lombardi contestó que “si es profesional no se puede equivocar, debe tener certificación que avale lo que está haciendo”.

En ese contexto, Garrido, el abogado de Bazán, le consultó sobre la “efectividad” de los perros y el especialista señaló que sólo está garantizado el “20 por ciento del éxito en la búsqueda”.

Como si esto fuera escaso, se incorporaron audios de amigos y familiares. En uno de ellos el hermano de Anahí, David Ruco, cuenta que una allegada lo contacta con un “espía” que le asegura que él personalmente se va a ocupar del caso. “Ella me dijo que un investigador groso que trabaja para el gobierno se quería meter en el caso. Me contactó con él. El tipo me pidió el teléfono de mi hermana para ver qué se sabe. ‘Yo sé que están trabajando y que tu hermana no andaba en ningún quilombo’”. Así Ruco le explicaba el contacto con un agente de la AFI.

“Ayer fuimos a la fiscalía y el tipo ya estaba ahí. Todos lo escuchaban. Tomó el comando de todo. Y también me dijo: ‘No le digas a nadie que me meto en esto porque cuando se enteran que estoy acá, todos tiemblan’”. Y agregó: “El chabón parecía el jefe de la fiscalía. Estaba sentado en medio de todos. Las minas (aparentemente en referencia a las fiscales Juantey y Pérez) lo escuchaban a él. Tomó todas las declaraciones él, de la mañana hasta la noche”.

En otro audio, también Ruco habla con un amigo y repite la versión del contacto con el espía y el ingreso a la causa. “Es la cabeza principal del servicio de inteligencia del gobierno. Tomó el control de todo. Está todo el tiempo el chabón en la fiscalía. No los deja ir a dormir a los de la fiscalía”, le graficaba el accionar del agente de la AFI a su amigo.

El caso Anahí Benítez estuvo plagado de irregularidades que involucran a la Justicia y el poder político. Ayer, los jueces dieron lugar al pedido de la fiscal Monti y se condenó a prisión perpetua a Villalba (en cuya vivienda encontraron el teléfono de Anahí), y absolvieron a Bazán. En adelante queda la investigación para desmantelar el entramado en el armado de la causa por parte de fiscales, jueces y otros agentes judiciales que participaron en el primer juicio. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!