Sábado 24.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de mayo de 2023 | Municipales

Internas y pases de factura

Se rompió la “mesa chica” del “Chapa” Gastón en Chascomús

A la crisis por la definición de quienes ocuparán los lugares en la lista de candidatos a concejal en el espacio del Frente de Todos Chascomús, se le suma una nueva tormenta que amenaza con dinamitar los pocos meses de gestión que le quedarían por delante al actual intendente de esta localidad, Javier “Chapa” Gastón.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

En horas pasadas cobró fuerza la información de que un histórico referente del ex vecinalismo UxCh (hoy kirchnerismo) perdió la interna que protagoniza desde hace tiempo con el secretario de Gobierno, Cipriano Pérez del Cerro, pegó el portazo y se refugió en el gobierno de Axel Kicillof por gestiones del diputado de La Cámpora, Ignacio “Cote” Rossi.

Se trata del hasta hace poco secretario de Planificación y Turismo municipal, Leandro Otondo. En casi ocho años de gestión “El Negro”, como lo conocen en Chascomús, supo ganarse la enemistad no sólo del sector turístico y gastronómico de la localidad lagunera por sus modos, su soberbia, su escaso poder de diálogo y su radicalización en tiempos de pandemia, sino también en el seno de su propio espacio político y en la comunidad chascomunense en general.

Denunciado en reiteradas oportunidades por violencia laboral y misoginia por parte de sus subalternos, y en el ojo de la tormenta por pretender liderar el proyecto de convertir a Chascomús en la capital provincial de la marihuana (investigado por este medio), Otondo también está señalado como recurrente beneficiador de su amigo (y ex socio), Lucas Capasso. Tan grosero es este accionar que desde que la municipalidad de Chascomús le concesionó a Capasso el parador Escalinatas para montar su emprendimiento culinario (2018), Otondo fue operando para voltear todas las otras concesiones lacustres para eliminar la competencia. No sólo eso: operó deliberadamente para tapar el escándalo que se generó localmente cuando la empresa de energía eléctrica EDEA detectó que el restaurant Mulé (concesión de Capasso) funcionaba colgado clandestinamente del alumbrado.


Javier Gastón junto a los guardianes del “dogma vecinalista”, Leandro Otondo y Cipriano Pérez del Cerro.

Las desavenencias con Pérez del Cerro, hombre fuerte del gabinete de Gastón, vienen de larga data pero recrudecieron en los últimos meses a la luz de las encuestas que darían perdedor al actual oficialismo, y a diferencias en cómo encarar la campaña. El secretario de Gobierno no deja de facturarle a Otondo la durísima derrota del FdT en las elecciones del 2019, cuando el (ex) secretario de Planificación y Turismo municipal logró imponer a su candidata, Julieta Spina, por sobre opciones más “conservadoras”. Otondo no deja de acusar a Pérez del Cerro su falta de cintura para abrir el espacio a nuevos actores más “progresistas” del kirchnerismo-camporismo duro.

Pero la verdadera pelea es por dinero: se enrostran mutuamente algunas repartijas de fondos y vueltos que, en lugar de engordar las arcas del partido, terminaron en sus respectivos bolsillos.


Leandro Otondo, ex secretario de Planificación y Turismo de Chascomús.

Así las cosas, Otondo recalaría en el ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires, bajo la conducción de Augusto Costa, con quien supo construir un buen vínculo desde el 2019. Detrás de ese desembarco también estaría la muñeca del diputado provincial y referente del camporismo provincial, Ignacio “Cote” Rossi, quien de esta forma gana un nuevo alfil en su pelea contra Pérez del Cerro a cambio de ubicar a la esposa de Otondo, Luisa Carricart, al frente de las oficinas del PAMI Chascomús.

A esta altura de las acusaciones cruzadas y del cisma político, parece un dato menor el escándalo por el uso de vales de combustible municipales para llenar el tanque del vehículo Peugeot 307. ¿Quién le cubrirá ahora a Otondo los viajes hasta La Plata?

Otro hombre del núcleo duro del “Chapa” Gastón que amenaza con romper el espacio político si no le dan el primer lugar en la lista de concejales es Claudio Ortega, actual concejal y secretario privado del intendente durante gran parte de su gestión. Ortega sabe que ese lugar clave en la lista ya lo tendría asignado Lucio Alfonsín, cuñado de Gastón. Y es algo que no puede digerir tan fácilmente. Nada distinto a lo que le sucederá al electorado local cuando se entere de que Evelyn Gazzaniga, cámpora pura, será la segunda candidata a concejal en la boleta del ex vecinalista Javier Gastón en su intento por romper un récord en la institucionalidad de su distrito y quedarse doce años en el poder. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

 

 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!