Sábado 24.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de mayo de 2023 | Provincia

A la deriva

Minoridad, entre la espada y la pared

La foto de la “espada” que retrata este artículo fue encontrada en las inmediaciones del módulo 3 del centro de menores de Virrey del Pino. Los trabajadores están absolutamente indignados y alarmados. Y no es para menos.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Este elemento metálico corto punzante forma parte de las clásicas armas blancas que se utilizan en los motines o enfrentamientos internos. Hartos y a merced de jóvenes cada vez más violentos, exhiben este hallazgo de forma insistente para poner blanco sobre negro en lo concerniente al trabajo con menores en conflicto con la ley.

Literalmente los trabajadores se encuentran entre la espada y la pared.

Por un lado, en éstos últimos años, mediante el uso de los celulares, los jóvenes se han salido totalmente de control, estimulando mutuamente motines y situaciones violentas, caprichosas e injustas que canalizan a través del Comité contra la Tortura. Según los empleados, estos últimos culpan de manera sesgada a los trabajadores de situaciones que no ocurren y, cuando efectivamente se ven involucrados, suelen exageran su rol.

Esta situación llega a punto tal que muchos agentes encuentran relación directa entre las situaciones violentas y las visitas de este tipo de organizaciones con los menores. Aseguran que los mismos jóvenes acusan recibir “cosas no autorizadas” por parte de estas organizaciones, y que son ellos mismos quienes también estimulan reclamos tales como las visitas higiénicas.

Por otra parte, la actual gestión, en acuerdo con los gremios mayoritarios, se ocuparon de quitar del sueldo de los trabajadores el ítem de peligrosidad. Cobrando cada vez menos, trabajando en condiciones cada vez peores y con el cansancio acumulado, los empleados ahora tienen que lidiar con una administración que pareciera dispuesta a empeorar todos los aspectos laborales de su vida cotidiana.

El uso discrecional de los recursos del estado destinado a la cartera en cosas tan absurdas como las credenciales y la duplicación de cargos jerárquicos y sus remuneraciones, completan un coctel que está cruzando el umbral de la tolerancia del conjunto de los agentes.

En este marco, para reclamar mejores condiciones laborales, y la devolución del ítem de peligrosidad en las remuneraciones, un grupo de trabajadores del sector representados por el Sindicato de Salud Pública se hicieron presentes en la sede del OPNyA, donde fueron recibidos por el director Ejecutivo, Germán Urman, quien sólo contestó con evasivas. Más ofuscados, prometieron redoblar la apuesta y extender las bases de la convocatoria para hacer sentir el reclamo con mayor notoriedad ante la presencia comprometida de diferentes medios de comunicación.

UNA MÁS…

Esta misma semana, en el sector educativo que comparten varios institutos del predio, dos grupos de jóvenes del Copa y El Castillito mantuvieron una batalla campal que, gracias a los trabajadores, que interpusieron su cuerpo e integridad física, no terminó en tragedia. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!