Domingo 21.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de junio de 2023 | Provincia

De telenovela

Romances, acomodos y negocios en la gestión de Axel Kicillof

La cercana relación que une a la secretaria General de la gobernación bonaerense, Agustina Vila, con el ministro de Economía, Pablo López, provocó un tendal de quejas y acomodos que ponen en vilo a las aspiraciones del gobernador.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

En los pasillos de la política bonaerense, trascendidos en torno a amistades, romances y affaires estén a la orden del día. Sin embargo, una solapada relación que se suscitó entre bambalinas en la gobernación bonaerense alcanzaron límites insospechados, incluyendo acomodos, choferes privados, empresas vinculadas a la corrupción y escándalos que dejan en evidencia a una gestión a la deriva.

La amistad más comentada de la administración pública bonaerense es la que une al ministro de Economía, Pablo López, con la ex directora General de Cultura y Educación y actual secretaria General, Agustina Vila. De hecho, tal vez es este vínculo el que cimentó un fluido intercambio de activos entre Economía y gobernación durante los últimos años de la gestión de Axel Kicillof. En efecto, numerosos recursos de López terminan, sospechosamente, en el despacho de Vila.

Al asumir su segundo mandato provincial, Vila trajo consigo a dos choferes de su máxima confianza, Jorge y Mariano, que la acompañaban desde sus años como directora general de Cultura y Educación. A días de llegar, los choferes de la flamante secretaria General sacaron los trapitos al sol sobre un negociado con la compra de nafta que les valió la enemistad de todos sus colegas. Semanas después, tanto Jorge como Mariano fueron premiados con jugosos nombramientos. Curiosamente, los cargos formalmente pertenecen al ministerio de Economía de un López cada día más entusiasmado con la amistad que lo une a Vila.

“Lo central de todo esto es que a los choferes nadie los vio nunca por el ministerio de Economía”, deslizaron trabajadores de Casa de Gobierno.

Algo similar ocurrió con Luz Vila, hermana de la secretaria General de Axel Kicillof, quien desempeña tareas en Casa de Gobierno, ubicada en La Plata, a pesar de vivir en un coqueto country en la zona de Escobar. La forma de resolver el embrollo fue designarle un nuevo chofer, llamado Mario Cabrera, para que la lleve y la traiga todos los días. Lejos, muy lejos, de los servicios públicos que utilizan para las fotos de campaña.

Lo que nadie se esperaba es que Cabrera tenga un sumario administrativo por tapar la patente de su vehículo en la autopista Buenos Aires – La Plata, con el objetivo de evitar las multas por exceso de velocidad. Una vez más, el interés personal del ministro de Economía, Pablo López, pudo más. A pesar de que Luz Vila es, en los papeles, funcionaria nacional, por lo que no puede utilizar un chofer asignado a la estructura provincial, le designaron un vehículo con chofer perteneciente a Economía bonaerense.

EMPRESAS K

El escándalo más resonante, sin embargo, surgió alrededor de la empresa Kyan Salud SRL, una de las principales proveedoras de la gestión Kicillof en la provincia de Buenos Aires. A la hora de decidir quién ocuparía el relevante cargo de directora de Servicios Técnico-Administrativos de la provincia, Vila se volcó sorpresivamente por María Guadalupe Fernández Cabrera, quien cuenta entre sus antecedentes con un emprendimiento de limpieza facial.

Fernández Cabrera no es otra que la pareja de Lucas Damián de Zárate, titular de Kyan Salud SRL, Urquilot SA y Aruti SRL, ambas empresas proveedoras de la gestión de Kicillof. La relación entre De Zárate y la gestión bonaerense no podría ser más aceitada.


María Guadalupe Fernández Cabrera y Lucas Damián de Zárate viven en el mismo domicilio.

María Guadalupe Fernández Cabrera y Lucas Damián de Zárate son pareja y, de hecho, viven en el mismo domicilio.

Los propios trabajadores de Kyan Salud han declarado que “la empresa tuvo un crecimiento llamativamente rápido, a pesar de no tener la estructura necesaria”, lo que motivo que De Zárate los haga “trabajar muchas horas seguidas, sin tiempo de descanso”.

Lo cierto es que Kyan Salud se hizo conocido en el mundo de los proveedores del estado allá por el 2017, cuando los empresarios comenzaron a quejarse de De Zárate, denunciando su presunto e inusual modus operandi: “Cada vez que había alguna licitación interesante, Lucas nos llamaba, asegurando que se iba a presentar con un precio extremadamente bajo. Ante la amenaza de quedarse con el trabajo de otros, nos pedía dinero para evitar que presente su oferta”, aseguró uno de sus principales competidores.

Años después, la aceitada relación entre De Zárate y la gestión bonaerense le permitió ubicar allí a su pareja, Guadalupe Fernández Cabrera, cuyo interés pasa por la estética facial, en un cargo estratégico para el funcionamiento provincial.

La novela protagonizada por la secretaria General, Agustina Vila, y el ministro de Economía bonaerense, Pablo López, parecieran demostrar que, a pesar de la crisis, el desempleo y la inflación, la gestión de Kicillof se decide en otros ámbitos. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!