Domingo 16.06.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de junio de 2023 | Cultura

Con seis discos solista

Tres guitarras y nueve guitarristas según el Tano Marciello

Un recuerdo del violero sobre colegas históricos del rock argentino y los instrumentos que más utilizó en su carrera según esta entrevista inédita de 2005.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Juan Provéndola

Claudio Marcello publicó seis discos como solista. El último de ellos es "Crudamente" y data de 2019, la prepandemia. Eran ya los años en los que Almafuerte estaba inactivo. Sin embargo, el Tano publicó sus primeros trabajos personales en simultáneo a la banda que lideraba junto a Ricardo Iorio.

El primero fue en 2001, "Puesto en marcha", gran debut que lo llevó a animarse a hacer shows solistas con buena recepción. Y, luego, a trabajar en su sucesor. Fue "De pie", año 2004, un disco con la característica marca Marciello, aunque procesando un asunto personal fundamental: "Durante mucho tiempo tuve una época complicada, pero a partir de ahí la pude superar. No sabía como vivir de esa nueva manera y lo conseguí con una contención familiar terrible. La vida no es un revólver, loco. Hay que buscar la manera de trabajar".

"Por eso fue que en la tapa del disco "De pie" aparezco con todas mis guitarras, que son mis herramientas de trabajo. Y se llamó 'De pie' porque fue una manera de decir que estoy vivo y tengo la salud para hacerlo", confesaba el Tano. En el disco anterior, "Puesto en marcha", Iorio le había puesto voz a "Libre de temor" una letra propia dedicada al trance detox de su amigo: "Estoy buscando un no se qué, tal vez poder hallarte, sentirme libre de temor seguro ha de ayudarme".

En aquella entrevista hasta hoy inédita, el Tano Marciello hablaba sobre su presente, pero también sobre su carrera, para entonces recorrida y admirable. En ese contexto, describe las guitarras que aparecen en la tapa del disco "De pie". Como una símil strato que fabricó con un luthier de su barrio. "El cuerpo y el mango me los regaló Ricardo Mollo, mientras que yo le hice la taba de ébano". También una Gibson SG roja "que es de 1976, reedición del modelo 66; es decir: igual a las que usan de Tony Iommi de Black Sabbath y Angus Young de AC/DC". Y, claro, su legendaria CN250 negra: "La conseguí en 1978, cuando entró la primera partida de Ibanez al país. La veían y me decían: '¿Iba qué? ¿Ibu Evanol?". 

Además, ya en confianza, se animaba a ofrecer algunas consideraciones sobre otros violeros argentinos consultados. De Pappo dijo: "Una escuela. Un referente. Siempre me gusta. Tengo en el corazón más el de Pappo's Blues, de Riff no escuché tanto". También destacó a Ricardo Mollo: "Un carismático. Me inspira muchas cosas y me ayudó un montón en mi sonido. Cuando grabamos juntos, me prestaba guitarras y me exigía. Me halaga sentir que él también tiene una admiración en mi también".

Dentro del sonido más cercano al heavy, opinó que Walter Giardino "tiene estilo diferente al mío, él está más volcado al metal clásico; pero es muy virtuoso y tiene su lugar. Muy bueno". Del Tano Romano, reconoció que es "un gran guitarrista con cualidades claras: buenas bases y solos con sentimiento. Simple pero muy efectivo". En tanto, sintetizó a Osvaldo Civile como "una marca dentro del metal argentino. ¡En V8 hizo riffs mortales!", sintetizó a Osvaldo Civile. Y sorprendió con Daniel Telis: "¡Buenísimo! Muy abocado al sonido. Alguna vez tuve una comunicación para hacer una especie de G3 con él y alguien más, pero no pude porque yo estaba grabando un disco".

"Un tipo muy experimental. Y toco varias canciones de él, como 'Cantata de puentes amarillos', que me encanta, porque de chico escuchaba mucho Pescado Rabioso", recordó sobre Luis Alberto Spinetta. A Skay Beilinson, en cambio, lo describió de este modo: "Rock and roll. Buen dominio de de las cámaras en el sonido de la viola, y también del tremolo de la palanca, algo que empecé a usar más cerca en el tiempo". Y valoró al Chizzo Nápoli con un deseo final: "Un guitarrero de pentatónica, crudo. Me encanta también su timbre de voz. Y como violero me parece muy eficaz: cuando viene el solo pisa el wah-wah y arranca. Me gustaría hacerle un solo a La Renga".  (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!