Lunes 15.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de junio de 2023 | Nacionales

Interna al rojo vivo

La frustrada ampliación de Juntos por el Cambio

La reunión de los presidentes de los partidos que integran Juntos por el Cambio para debatir los ingresos a la alianza de Schiaretti, Espert y Stolziber terminó en un resonante fracaso.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

Si bien hubo reiterados cortocircuitos en el Pro desde hace al menos un año, nunca se habían vivido momentos de tensión semejantes, que incluso llegaron a poner en cuestión la continuidad de una coalición que, al día de hoy, está en terapia intensiva.

El encuentro, que debía incluir exclusivamente a los presidentes de los partidos que forman la coalición y que deben tomar decisiones por unanimidad se desnaturalizó por el apriete de los seguidores de Patricia Bullrich. "No queremos a Skiaretti", podía leerse en los carteles mal escritos y sostenidos por adultos mayores que se apersonaron en la entrada del comité nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) donde se realizó el cónclave. No sorprende: prepotear, amenazar y agredir están en el ADN de la candidata bendecida por Mauricio Macri

El operativo de Bullrich –quien tiene una vida entera dedicada a hacerlos desde sus tiempos de guerrillera- consistió además en el envío de tres elementos afines para romper la reunión: Ricardo López Murphy, Alberto Asseff y el senador nacional y precandidato a gobernador cordobés Luis Juez.

Juez se manifestó “traicionado” por la iniciativa impulsada por Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, Martín Lousteau y Elisa Carrió. Junto a López Murphy y Asseff intentaron colarse sin invitación en el cónclave, pero se les impidió por no presidir ninguno de los cuatro partidos fundadores de Juntos por el Cambio. Lo que sí tuvieron fue una amplia cobertura mediática provista por los medios afines a Mauricio Macri.

El iracundo Juez intentó justificar su accionar, afirmando: "No se puede hacer cualquier cosa, por eso me subí al auto y me vine para acá. Yo no necesito pedir permiso para estar en la reunión, pero creo que el candidato a gobernador del espacio debe ser escuchado". Y completó: "Cómo no se va a confundir el electorado si por un lado estamos diciendo que tenemos que vencer a todo el aparato de Schiaretti que gobierna hace 24 años y ahora lo quieren meter adentro de Juntos por el Cambio".

La reunión apenas duró ocho minutos antes de pasar a cuarto intermedio, decidido por los participantes Gerardo Morales (UCR), Miguel Ángel Pichetto (Encuentro Republicano Federal), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y Federico Angelini (Pro).

Angelini, operador de Bullrich y Macri, quería rechazar en nombre del Pro la incorporación de Schiaretti y poner condiciones para el ingreso de José Luis Espert que avalaban la UCR, la CC y el peronismo republicano. El presidente del Pro quería impedir la candidatura presidencial de Espert y mandarlo a la provincia de Buenos Aires a competir contra Diego Santilli.

"¿Venís en representación del Pro o de una facción?", le replicó Gerardo Morales. Angelini no supo qué responder, y allí Miguel Pichetto lo interpeló. "No nos hagas perder el tiempo, volvé cuando tengas una posición unificada del Pro".

Al no poder conciliar posiciones unificadas dentro del Pro entre Larreta y Bullrich, la posición partidaria deberá ser fijada por el consejo nacional del Pro, integrado por los presidentes del partido en las 24 provincias y más de 40 miembros de la mesa ejecutiva. Sus últimas decisiones fueron contrarias a las expectativas de la ex ministra.

Visiblemente ofuscado, Morales salió de la reunión echando fuego contra Patricia Bullrich. "La verdad es que Juntos por el Cambio viene en picada hace tres meses por culpa de la interna del Pro", se sinceró el presidente de la UCR. E interpreló directamente a la precandidata. "Espero que Bullrich baje un cambio, no vamos a hacer lo que tenga que ver con sus intereses personales, tenemos que pensar en la gobernabilidad, esto es lo que nos lleva a plantear la posibilidad de ampliar Juntos por el Cambio".

Mientras tanto, Bullrich se reunía en público con el abogado mediático Fernando Burlando y su precandidato a gobernador bonaerense, Néstor Grindetti. A la salida del encuentro, Burlando informó: "No descarto la posibilidad de ser vicegobernador o vicepresidente".

Inmediatamente el diputado nacional “lilito” Juan Manuel López, salió a responderle con la frase: “No se olviden de Cabezas". Burlando, cabe recordar, fue defensor de Los Horneros, la banda contratada para secuestrar y asesinar en 1997 al fotógrafo José Luis Cabezas. "Con Burlando no hay nada que hablar, somos el cambio o no somos nada", agregó López.

El ex macrista-bullrichista y ahora larretista Waldo Wolff hizo lo propio. "¿Schiaretti, Espert y Stolbizer no, pero Burlando sí? ¿Cuál es la vara?", declaró en sus redes sociales.

De este modo, si Bullrich insiste en incorporar a Burlando, generaría un nuevo motivo de tensión interna insoportable. Dentro de Juntos por el Cambio no son pocos los que especulan con que Bullrich-Macri quieren victimizarse para romper la coalición e irse con Javier Milei.

De este modo, el cónclave de Juntos por el Cambio terminó en un papelón que poco le aporta a las chances electorales de la coalición. Pero además anticipa que un eventual gobierno, en caso de que Bullrich sea derrotada en la interna, dificultaría la gobernanza de la próxima administración.

“Unidad hasta que duela o estallido”, titulábamos ayer. Después de la reunión frustrada, el interrogante sigue vigente. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!